No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad Política

Comisión de Libertad de Expresión: fuerte discusión entre oficialismo y oposición

Se dio en el marco del debate que por el supuesto intento de censura que habría sufrido el diputado de Republicanos Ricardo López Murphy en la facultad de Derecho de la UBA. Además, se invitó a Rial y Vila pero no participaron.

Comisión de Libertad de Expresión: fuerte discusión entre oficialismo y oposición

Comisión de Libertad de Expresión: fuerte discusión entre oficialismo y oposición

La Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, presidida por Waldo Wolf (Pro) analizó este jueves el supuesto "intento de censura" que habría sufrido el diputado de Republicanos Unidos Ricardo López Murphy en la facultad de Derecho UBA al intentar dar una charla "formativa". Además, se había citado a Jorge Rial y Daniel Vila por las presuntas "amenazas" que el periodista y conductor televisivo denunció haber recibido por parte del empresario de medios, pero ninguno de los dos se hizo presente.

Una discusión que arrancó moderada, pero fue subiendo de tono con el correr de los minutos, se dio este jueves entre oficialistas y opositores tras la exposición de Ricardo López Murphy, quien se hizo presente como invitado, a pedido de su par Alberto Assef (Pro). El diputado porteño arrancó contando el episodio que vivió en la facultad, donde había un grupo de jóvenes que estaba muy "organizado", con quienes tuvo un intercambio de opiniones, y quienes según él comenzaron a agredirlo "como está claro en los vídeos" y a decir que se "escondía", a lo cual aseguró: "yo no me escondo, doy la cara todo el tiempo". 

Para el legislador del bloque de Juntos por el Cambio, esos estudiantes estaban “tergiversando la historia; agrediendo valores esenciales de la vida universitaria” y “asociándose a épocas muy oscuras de la humanidad como era la Inquisición, los regímenes totalitarios, donde hay un pensamiento único”. Y contó que para evitar la violencia "cuando vi que los ánimos se habían caldeado", decidió hacer la exposición en otra aula.

Luego del apoyo que le manifestaron Asseff y Fernando Iglesias (Pro), desde el oficialismo se pronunció el cordobés Pablo Carro (FdT), quien lamentó “el mal momento que habrá pasado”, pero señaló: “La charla se pudo dar en otro aula, por lo tanto no podemos considerar censura. Censura es cuando un poder impide que haya una expresión, y esa expresión se dio institucionalmente”.

“Yo tengo 25 años de docencia universitaria, de hecho he sido uno de los que encabezó en Córdoba las movilizaciones para lograr su renuncia como ministro contra el recorte presupuestario que llevó en ese momento. Y la verdad que estoy orgulloso”, apuntó.

El oficialista consideró que “hay que defender la libertad de expresión en el sentido amplio; cuando los estudiantes se manifiestan también tienen derecho a hacerlo. Chicas acostadas en el piso como describió no me parece ni matonaje, ni patota, ni odio”.

“Me solidarizo porque a nadie le gusta pasar por un mal momento de ese tipo”, dijo, pero insistió que “parte de la libertad de expresión es que todos los sectores puedan expresarse” y, en definitiva, “no se impidió que se realizara la actividad”.

Por su parte, la legisladora porteña Mara Brawer (FdT) inició su intervención solidarizándose con su par macrista. Sin embargo, pidió analizar el contexto en el que se dio el hecho: “No estamos en un momento político donde no estamos exentos de tensiones”. En esa línea, recordó que en la sesión de este martes la diputada Myriam Bregman (PTS-FIT), y ella también, aunque no lo había revelado, vivieron “una situación totalmente violenta en la puerta del Congreso” con un grupo de manifestantes que “ya los estamos viendo en varios lugares”.

Sobre el clima político, la oficialista reclamó que “cada vez que estamos en las sesiones Iglesias no nos deja hablar y está todo el tiempo insultando, interrumpiendo nuestras alocuciones”. A López Murphy “se lo dejó hablar, tenía toda la Universidad, la protesta fue: en este aula no. Estamos poniendo una conducta, que no reivindico, en un nivel de gravedad que para mí personalmente no lo tuvo”, señaló.

Tras ser mencionado, Iglesias salió al cruce: “Yo no sé que es más grave, si lo que sucedió en la Facultad o lo que sucede acá con diputados de la Nación justificando”, inició y recalcó: “Me alegro que haya un cambio en la presidencia de la Cámara porque cada vez que yo digo algo mientras habla un diputado del oficialismo, el anterior presidente empezaba a gritar: “Cállese diputado Iglesias, respete”. Mientras hablo yo ladra la jauría. Ustedes se insultan a sí mismos cuando adoptan la actitud de ladrido”, lanzó.

Luego de las intervenciones, Wolff cerró agradecido por el intercambio: “me parece fantástico porque esto es el Congreso, está es la discusión, celebro que se puedan exponer las diferencias”. Y anticipó que el debate no está cerrado porque la semana próxima convocará a tratar el proyecto de repudio sobre el caso que anticipó Asseff.

Caso Rial-Vila

Tras la denuncia del periodista de C5N Jorge Rial por supuestas amenazas del empresario de Grupo América Daniel Vila, la comisión invitó a ambos, pero el conductor de "Argenzuela" se ausentó y arremetió contra la comisión por invitar a ambos. El dueño de América tampoco se presentó.

El conductor tuitteó: “Me invitaron a la Comisión de Libertad de Expresión. No voy por varias razones, la principal que invitaron para la misma reunión a Daniel Vila. Intentaron juntar a víctima con el victimario dándole la misma importancia y espacio”, mensaje que fue leído por Wolff.

Tras leer los tuits, Wolff dijo que “como esta es la Comisión de Expresión leemos esta expresión hacia nosotros del señor Jorge Rial, que por supuesto tiene derecho a hacerlo, lamento el dispendio de tanto tiempo porque él fue quien solicitó esto”. Y aseguró que “las puertas están abiertas cuando quiera. A pesar de la agresión de él nosotros tenemos funciones institucionales y no personales”.

Comentarios