No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

El Gobierno advirtió a organizaciones: "Vamos a ser implacables ante cada denuncia"

"Queremos que estos programas lleguen a cada argentino y argentina que lo necesite", dijo el ministro de Desarrollo Social, en medio de la tensión entre las organizaciones y el Ejecutivo.

El Gobierno advirtió a organizaciones: "Vamos a ser implacables ante cada denuncia"

El Gobierno advirtió a organizaciones: "Vamos a ser implacables ante cada denuncia"

En medio de la tensión con las organizaciones sociales, el Gobierno nacional advirtió que será "implacable" con las denuncias que realicen beneficiarios de planes sociales.

"Vamos a ser implacables frente a cada denuncia que realice cualquier beneficiario, porque queremos que estos programas lleguen a cada argentino y argentina que lo necesite. Y lo vamos a hacer con más presencia del Estado", aseguró esta mañana el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, en conferencia de prensa.

La semana pasada, el funcionario dijo que existen unas 7 mil denuncias "concretas de irregularidades, de gente que se veía presionada por tener que movilizar o que les pedían plata".

Zabaleta remarcó la decisión del Gobierno nacional de “fortalecer la economía social, para seguir acompañando a los millones de argentinos y argentinas que están produciendo su propio trabajo” y recordó que los beneficiarios tienen la libertad de elegir la Unidad de Gestión en la que deseen trabajar.

La relación entre el Gobierno y las organizaciones sociales viene tensa desde hace algunos meses, a partir de la decisión de Desarrollo Social de no dar más altas de planes sociales. Se volvieron habituales desde entonces las manifestaciones en el centro porteño, que incluyeron un acampe de 48 horas sobre la Avenida 9 de Julio.

La tensión escaló luego de las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Kirchner durante un acto de la CTA, donde reclamó que el Estado recupere "el control y la auditoría de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas".

Comentarios