No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Juicio por "intento de homicidio" a la arquitecta que le cortó el pene a su amante con una tijera

El hombre contó cómo fue el momento en el que Brenda Barattini le cortó los genitales con una tijera de podar.

El juicio seguirá el 11 de septiembre│Foto: Twitter

El juicio seguirá el 11 de septiembre│Foto: Twitter

Esta semana en Córdoba empezó el juicio contra Brenda Barattini, la arquitecta que en noviembre de 2017 le cortó los genitales a su amante con una tijera de podar. El juicio entró en cuarto intermedio hasta el 11 de septiembre.

El martes, la fiscal Laura Batistelli, cambió la carátula de "lesiones gravísimas calificadas por el vínculo y alevosía" a "tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía". La familia de Barattini calificó a la fiscal de "sexista" y de hacer quedar mal a su hija. Los abogados hicieron desalojar la sala porque consideran que "la fiscal Laura Batistelli tiene un marcado morbo", declaró Daniela Herrera, madre de Brenda.

La acusada está detenida en la cárcel de Bouwer desde 2017. El primer día el juicio no declaró y sus abogados dijeron que ella sólo va a declarar ante los jurados populares, porque "revivir todo lo sucedido representa un gran desgaste psicológico". Quien si declaró fue su amante. El hombre, que tuvo que someterse a una operación para reconstruir su pene, aseguró que Barattini lo quiso matar: "No me dejaba salir". 

Dio detalles sobre cómo fue el momento: "Empezamos a tener relaciones y me dijo que me iba a dar una sorpresita, que tenía algo para darme. Me dijo que si me dejaba poner algo en los ojos. Me puso un antifaz, como de terciopelo. Después me dijo que adivinara con qué me tocaba. También quiso atarme pero yo no quise. Empezó a hacerme sexo oral. De repente sentí algo. Me quiso matar en ese segundo”.

"No sabía que me había cortado. Ella salió de encima mío, yo intenté levantarme, me subo los pantalones e instintivamente agarro el celular, para llamar a una ambulancia. Quiero salir y ella comienza a insultarme", continuó el relato: "Me agarró de la remera, de los pelos, y no me dejaba salir. Yo estaba con una mano haciéndome presión. Metí una llave que encontré por ahí y pude abrir".

Sobre cómo encontró ayuda una vez que salió, recordó: "Quedé tirado en el palier, estaba lleno de sangre. Ella estaba detrás mío, queriendo sacarme el teléfono. 'Dame eso, dame eso', decía. Ahí salió una vecina, a la que nunca pude darle las gracias. Fue un ángel, el primer ser humano que me ayudó".

Sobre la relación entre ambos, la abogada de la víctima confirmó que eran amantes y que cada uno tenía su pareja, pero tenían encuentros ocasionales.

Comentarios