Ir al contenido
Logo
Actualidad

Luis Scola: "Era utópico pensar de que íbamos a poder jugar en la NBA"

El deportista es el nuevo invitado de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.  

Luis Scola: "Era utópico pensar de que íbamos a poder jugar en la NBA"

El histórico ala-pívot de la Selección argentina de básquet se sienta en nuestros estudios para tener un mano a mano inolvidable con Julio Leiva. Su nombre es toda una institución en el deporte argentino. Fue una pieza fundamental de la Generación Dorada y brilló en NBA con actuaciones dignas de revivir una y otra vez. Es el jugador con más partidos en el equipo nacional y también tiene el récord de encuentros disputados en el Mundial de Básquet. Hoy, en Caja Negra: Luis Scola.

"Jugar al deporte es incómodo. Te duele el cuerpo, estás cansado, te duelen los músculos, estás enojado, tenés miedo, tenés presión, estás preocupado, te van a sacar el puesto, vas a tener que jugar bien, tenés que ganar este partido... Estás viviendo en una incomodidad constante y, al final del día, la gente que logra sentirse cómoda en esa incomodidad es la gente que logra esos niveles de rendimiento y que consigue esas cosas extraordinarias que otros no pueden conseguir", sostuvo uno de los máximos ídolos del deporte argentino.

La Generación Dorada marcó un antes y un después en la historia del básquet de nuestro país y del mundo: "Era utópico pensar que íbamos a jugar en la NBA. Tuvimos la suerte de nacer en una época contemporánea con un grupo de jugadores que éramos distintos  y que pensábamos distinto, y nos retroalimentábamos entre nosotros. Si agarrás la historia del básquet argentino y tenés que elegir a los 15 mejores jugadores, todos o el 90% serían de esa camada".

Sobre la Generación Dorada, profundizó: "Hubo dos momentos importantes. Uno fue cuando fuimos a jugar un Mundial Sub 19 o Sub 20, en Australia. En ese equipo ya estaba Manu, estaba Oberto, había un grupo importante. Yo era cinco años más chico. Casi no jugaba en ese equipo. Y fuimos a jugar el mundial. Ya se veía que era un equipo diferente. De hecho, en la preparación, fuimos a jugar contra la Selección mayor y los reventamos. No sé si le ganamos o perdimos, pero les pegábamos. Les jugamos sin ningún respeto, incluso desagradable. 

El ídolo del básquet habló de lo que significó para él ser abanderado de la delegación argentina en los Juegos Olímpicos de Río 2016: "Es el logro más importante que uno puede tener, porque es el único logro individual que realmente me impactó mucho. Me chocó mucho porque no es solo deporte, es mucho más. Es un evento histórico cultural y vos estás adelante de todos los deportistas de tu país. Para mí es lo máximo que uno puede conseguir".

Si vamos a la caja negra de su vida, ¿cuál es el momento que lo convierte en la persona que es hoy?: "La persona que me convirtió en lo que soy como persona es Pamela, mi mujer. Fuimos a la escuela juntos y empezamos a salir de muy chicos y todavía estamos juntos. Mis hijos también me llevaron a eso... en vez de ser una persona, pasó a ser una familia. Y mis viejos también me hicieron ser lo que soy hoy".

Hacia el final de la entrevista se abre la caja negra. Comienza un desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?