No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad Política

Manuela D’Avila: “Lula va a ganar la elección con el voto de las mujeres”

Comunicadora y política brasilera, referente del Partido Comunista de Brasil, aliado al Partido de los Trabajadores, Manuela D’Avila charló en exclusiva con Filo.News tras su paso por Argentina para presentar su libro “¿Y si el blanco fueras vos?”.

Crédito: Betiana Vargas.

Crédito: Betiana Vargas.

Por: Erika Cabrera

Manuela se declara como “una marxista que simpatiza con el peronismo” y “admira” profundamente a Evita. Como ex diputada federal por Rio Grande del Sur, apoya la candidatura de Lula Da Silva y aseguró que según los últimos sondeos Lula va a ganar la elección “gracias al voto de las mujeres” y explicó que esto tiene que ver con “el odio” que ejerció el bolsonarismo contra las mujeres.

Fundadora de la ONG ¿Y si fueras vos?, dedicada al combate de las fake news, viajó a Argentina para presentar su libro “¿Y si el blanco fueras vos?” en la Universidad de Lanús. D'Avila definió las noticias falsas como “un problema que tiene que ver con la política y no con la tecnología”.

¿Cómo es el trabajo que lleva adelante la ONG?

La Fake News es un tema muy complejo. Es un problema que tiene que ver con la política y no con la tecnología. La tecnología existe y hay gente que la utiliza políticamente. Hoy la desinformación y el odio son una de las principales estrategias de la extrema derecha en el continente y en el mundo. Por muchas razones, como periodista y como diputada siempre he trabajado en los temas de tecnología y porque soy la principal víctima del país, siempre he estudiado mucho. Nosotros no le vamos a ganar a las fake news, tenemos que generar una ciudadanía digital, esto quiere decir una capacidad de la gente de saber lo que es verdadero y falso, no creer en todo lo que aparece. Pero sobre todo saber el impacto que tiene lo que hace: saber lo que significa compartir algo, saber los daños que generan en las personas y en las sociedades y lo que representa para la democracia. El instituto trabaja con la concientización política y la importancia de entender la forma en que la extrema derecha se organiza en el país.

¿Hay algún tipo de regulación prevista para las fake news?

Hace mucho que trabajamos con eso, Brasil tiene la legislación más avanzada en el mundo de derechos de internet, se llama Marco Civil de Internet que fue una legislación construida muy democráticamente hace 12 años, dado que era una ley que proponía un acuerdo técnicas similares al Acuerdo de Budapest que tenía como eje central la vigilancia virtual. Pero no es un tema simple, porque se hablan de muchos factores que se conjugan: personas que producen y comparten fake news, pero a su vez, son personas que comparten y son víctimas. Es decir, la persona que cree y comparte está difundiendo una noticia falsa, pero a la vez es víctima, entonces es algo complejo. Además, estamos hablando de libertad de expresión y vigilancia, entonces yo sé lo que es falso, pero quien es el juez para decir esto es falso, son las plataformas o los jueces, porque no entiendo que la plataforma tenga compromiso con lo que es verdad o no. No es un tema simple de regular porque hay muchas complejidades y múltiples dimensiones. Nuestros países no tienen acceso a las plataformas, no son las legislaciones acerca de las fake news, sino que no sabemos cuales son las reglas del mundo en el que vivimos, porque las reglas están hechas y no son públicas.

Crédito: Betiana Vargas.

¿Cómo fue hacer política en medio de tanta violencia?

La verdad que es imposible imaginar el bolsonarismo sin el odio a la mujer, es algo que tiene que ver con el pensamiento de ellos acerca de los papeles que las mujeres tienen en el mundo. Entonces algunas de nosotras fuimos los blancos prioritarios de ellos. Su estrategia fue eliminar la fuerza de las mujeres. Pero no lo lograron, porque nosotras las mujeres vamos a ganar la elección, Lula va a ganar la elección gracias al voto de las mujeres, porque todas nosotras somos el primer soldado. Tiene que ver con lo que hacemos nosotras de nuestras vidas, las mujeres son el primer soldado de la familia, por eso tenemos que ir y es una guerra que no podemos elegir no luchar.

Dado que no te presentaste a ningún cargo electivo, si gana Lula y te pide ser parte del gobierno, ¿pensarías en ocupar un cargo?

Yo no sé ni donde voy a estar mañana. No tenemos que pensar en el gobierno, en los cargos… hay una frase que me encanta de Eva Perón que dice: ‘Yo no renuncio a mi puesto de lucha, renuncio a los honores’. Para nosotros no es hora de pensar cómo vamos a estar en el gobierno, sino abrir las manos al trabajo y a la lucha que es lo que importa.

¿Cómo sería la integración latinoamericana en adelante con mayor cantidad de países con una visión más izquierdista de la política?

Siempre he defendido eso como algo de nuestro sueño, de la Patria Grande, de una generación. Pero ahora es una necesidad para que tengamos la posibilidad de desarrollar nuestros países. Estamos en un contexto mundial con una crisis tremenda, entonces creo que la integración más que diplomática (que no implica que no tenga que serlo), debe ser entre los pueblos, las organizaciones, las universidades, nuestros documentos, porque tenemos que imaginar que vamos a ser un continente más integrado de lo que somos.

Pese a ser admiradora de Evita, a quien llenó de elogios luego de visitar el museo que rememora la vida y obra de la referenta de los descamisados; Manuela D’Avila aseguró, sin dudas, que su mayor referente es otro argentino, el líder revolucionario del siglo XX: Ernesto “Che” Guevara.

Con una agenda muy apretada durante su visita a Argentina, Manuela D'Avila hizo la presentación de su libro en la Universidad de Lanús, se reunió con el presidente Alberto Fernández y visitó el museo Evita.

En esta nota:

Comentarios