No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

¿Por qué el 23 de junio es el Día Internacional de las Viudas?

Esta efeméride se conmemora desde hace 10 años, con el fin de abordar los problemas que conlleva enviudar y para promulgar la igualdad de derechos. 

¿Por qué el 23 de junio es el Día Internacional de las Viudas?

¿Por qué el 23 de junio es el Día Internacional de las Viudas?

Cada 23 de junio la Asamblea General de las Naciones Unidas conmemora el Día Internacional de las Viudas. Desde hace 10 años se creó esta efeméride para visibilizar una problemática que afecta a millones de mujeres en el mundo. 

De hecho, en países en vías de desarrollo y con elevados niveles de pobreza, la viudez está rodeada de estigmas, falsas creencias, discriminación y abusos contra las mujeres, afectando directamente sus derechos humanos y la satisfacción de sus necesidades básicas para seguir sosteniendo a sus familias.

De acuerdo a las estadísticas se estima que en el mundo hay más de 285 millones de viudas, de las cuales más de 115 millones viven en la pobreza extrema. No se trata solo de las viudas, sino también de sus hijos menores de edad que en la mayoría de los casos no cuentan con apoyo socio-económico y familiar.

En Asamblea General de las Naciones Unidas del año 2010 se reconoció este día para concientizar a la humanidad acerca de estas realidades, destacando la labor de organizaciones no gubernamentales y fundaciones sin fines de lucro que trabajan en pro de los derechos de las mujeres viudas.

El organismo de las Naciones Unidas ofrece información acerca de los derechos que tienen las mujeres, luego de que el cónyuge fallece. 

Esto incluye proporcionarles información sobre el acceso a una parte justa de su herencia, tierras y recursos productivos; pensiones y protección social que no se basen únicamente en el estado civil; trabajo decente e igualdad de remuneración; y oportunidades de educación y formación. Capacitar a las viudas para que se mantengan a sí mismas y a sus familias también significa abordar los estigmas sociales que crean la exclusión y las prácticas discriminatorias o perjudiciales.

Comentarios