No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Movilidad ECONOMÍA CIRCULAR

Anteojos fabricados con paragolpes: la gestión de residuos de una automotriz

La estrategia de sustentabilidad de la compañía japonesa es un negocio rentable mientras mitiga la huella de carbono.

Programa de Innovación en Economía Circular de Toyota Argentina

Programa de Innovación en Economía Circular de Toyota Argentina

La economía circular es la herramienta más importante para reducir la cantidad de residuos y recuperar los materiales para que regresen al circuito productivo. Esto implica cambiar la forma de producción, lineal (extracción, producción, consumo y desperdicio), por una colaborativa y participativa de los para garantizar su circularidad, que se recuperen y reciclen. 

Toyota Argentina optó por este sistema (Reducción, Reutilización y Reciclaje de los materiales) y no solo logró reducir la huella ambiental sino que también convirtió la gestión de residuos en un negocio rentable. No tanto como el dinero que le ingresa por la venta de vehículos pero lo suficiente como para motivarlos a seguir reduciendo el desperdicio.

El proceso comienza con la clasificación de los residuos industriales en el punto de origen y su identificación con códigos de barra. Posteriormente, por medio de una caracterización exhaustiva, estos materiales se revalorizan como insumos para la fabricación de autopartes de Hilux y el desarrollo de productos de merchandising

Con este innovador programa lograron recuperar 500 kg de material reciclado para la producción de 367.647 antenas; 491 kg de indumentaria en desuso destinada a la fabricación de 258 paneles insonorizantes y 767 kg de paragolpes para la elaboración de 10.373 nuevos parachoques. A su vez, se enviaron 47 toneladas de residuos para la generación de combustible alternativo (blending) para la industria hormigonera, lo que permitió ahorrar 25.380 m3 de gas natural. Por otro lado, se utilizaron 7.905 kg de plástico reciclado para fabricar 2.000 anteojos, 12 armarios, 100 conservadoras y 80 cajas plegables. 

El compromiso ambiental de Toyota se observa además en la Reserva Natural ubicada en el predio de Zárate. Creada para la conservación de flora y fauna nativas y para concientizar sobre la preservación de la biodiversidad, desde 2021 cuenta también con una laguna. Las 21 hectáreas de la Reserva brindan refugio y alimento a gran cantidad de especies de plantas y animales nativos de la región.

Laguna en la planta de Toyota, en Zárate
Laguna en la planta de Toyota, en Zárate

La tasa de reciclabilidad alcanzada durante 2020 fue de 87,8%. Este resultado no solo incluye al programa de economía circular sino también a otros procesos, como el que lleva adelante la planta de compostaje del predio de Zárate, que actualmente convierte en abono unos 100.000 kilos de residuos orgánicos al año. 

Una de sus metas principales es alcanzar cero emisiones de CO2 en el ciclo de vida completo de todos sus vehículos, desde el abastecimiento de materiales y fabricación hasta su conducción, recarga y disposición final. El compromiso a nivel mundial es que las plantas industriales alcancen cero emisiones en 2035. La adopción de energía eléctrica 100% renovable en la planta de Zárate, que prevé un ahorro de emisiones estimado en 38.168 toneladas de CO2 anuales, no es el único avance en este camino.  El Reporte 2020 menciona además otras mejoras en eficiencia energética: la reducción del consumo de gas en el área de pintura y de electricidad en el área de prensa, o la optimización en los circuitos logísticos para disminuir el nivel de emisiones del transporte de partes y vehículos.

La reducción de emisiones de CO2 se complementa con la introducción en el mercado argentino del nuevo line-up de vehículos híbridos de la compañía. Además del Prius, el primer híbrido comercial de la historia, se ofrecen versiones híbridas de Corolla Sedán y Cross, Rav4, Camry y C-HR. El caso de Corolla significa un hito para la industria porque se trata del primer híbrido fabricado en América Latina. Durante 2020 también se alcanzaron dos metas históricas para la compañía: 1.500.000 de unidades producidas y 1.000.000 exportadas.

Comentarios