No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

Dragonfly de la NASA: cómo será la misión hacia la luna helada de Saturno

Conocé todos los detalles de está increíble misión que buscará signos de vida en la enigmática luna del segundo planeta más grande del Sisteama Solar.

Dragonfly de la NASA: cómo será la misión hacia la luna helada de Saturno

Dragonfly de la NASA: cómo será la misión hacia la luna helada de Saturno

Por: Florencia Luna

Un estudio publicado recientemente en la revista científica The Planetary Science Journal reveló nuevos detalles acerca de DragonFly, la misión de la NASA que enviará un módulo de aterrizaje de helicópteros a la superficie de Titán, la luna helada de Saturno.

Según había anunciado la agencia espacial allá por el año 2019, la misión Dragonfly se lanzaría en 2026 —aunque ahora está prevista para 2027— y llegaría a medidados de la década del 2030. El helicóptero en cuestión (que consta de ocho rotores y la capacidad de volar como un gran dron) visitaría entonces docenas de lugares prometedores en Titán en busca de procesos químicos prebióticos —aquellos involucrados en el origen de las formas de vida— comunes tanto allí como en la Tierra.

¿Por qué Titán? Al ser un análogo de la Tierra primitiva, con agua líquida y donde existieron materiales orgánicos complejos claves para la vida durante posiblemente decenas de miles de años, resulta ideal para buscar pistas sobre cómo pudo haber surgido la vida en nuestro planeta.

En el Planetary Science Journal agregan, ahora, más detalles de los objetivos de la misión. En él se nombran, entre otras cosas, estudiar la habitabilidad y las posibles biofirmas químicas de la vida "tal como la conocemos" que "indiquen procesos biológicos pasados o existentes", investigar la vida potencial "pero no como la conocemos" dentro de los lagos, mares y/o acuíferos; y, en última instancia, buscar en el cráter Selk, de 80 km de diámetro, agua previamente líquida que se haya mezclado con orgánicos superficiales.

El sitio de aterrizaje, por otra parte, será cerca del ecuador de Titán, a 700 km al norte de Huygens (la sonda que aterrizó allí en 2005), para luego explorar el mar de arena de Shangri-La y el cráter Selk. Asimismo, el vehículo —un octocóptero X8 de media tonelada— pasará la mayor parte del tiempo "haciendo ciencia y trasmitiendo datos" y solo volará durante aproximadamente media hora a un nuevo lugar de aterrizaje una vez cada 2 días de Titán (o un total de 32 días terrestres).

"Mi principal interes científico es comprender Titán como mundo complejo similar a la Tierra y tratar de comprender los procesos que están impulsando su evolución”, dijo Alex Hayes, uno de los coautores del estudio.

Comentarios