No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

El coronavirus está mutando. ¿Qué pasa con las vacunas?

¿Qué tan preocupados deberíamos estar? ¿Qué significa esta mutación para el desarrollo de vacunas?

El coronavirus está mutando. ¿Qué pasa con las vacunas?

El coronavirus está mutando. ¿Qué pasa con las vacunas?

Mientras una segunda ola de coronavirus avanza en Europa y justo cuando las vacunas comienzan a ofrecer esperanzas de una salida de la pandemia, una nueva cepa del SARS-Cov-2 circulando a través de Londres y las áreas aledañas genera incertidumbre y obliga, por un lado, a Reino Unido a endurecer las medidas de confinamiento; y, por otro, al resto del mundo a limitar los vuelos desde y hacia el país insular.

Pero, ¿qué tan preocupados deberíamos estar? ¿Qué significa esta mutación para el desarrollo de vacunas y para la misma enfermedad?

Un mutación en un virus suena bastante aterrador, pero mutar y cambiar es lo que hacen los virus todo el tiempo; y en la mayoría de los casos, estas mutaciones tienen efectos mínimos o nulos. Hablar de una mutación, o un cambio en el material genético del virus, no necesariamente significa que ocurre algo malo o que vaya a causar síntomas más graves.

¿Qué es lo que pasa con la variante de Reino Unido en particular que data de septiembre de 2020? Según los funcionarios ingleses podría ser hasta un 70% más transmisible que la original, pero todavía no se sabe y requiere estudios de laboratorio confirmar que efectivamente es más contagioso.

En cuanto a las vacunas, recordemos que lo que estas hacen es activar el sistema inmunológico para que genere anticuerpos que atacan la parte externa del virus. Esa parte externa es la proteína S, o Spike, que el coronavirus usa para entrar en nuestras células.

Tiene algunas partes más importantes que otras, pero una mutación no implica grandes cambios en esa proteína. Es decir, más allá de un cambio puntual, el resto de la proteína se mantiene igual, por lo que no hará que las nuevas vacunas sean ineficaces. Además, el cuerpo aprende a atacar múltiples partes del pico

Entonces, si bien hay que estar atentos a cómo avanza la situación, se necesitan más de unas pocas mutaciones para que se alteren las proteínas de un virus lo suficiente como para eludir la protección inmunitaria.

Comentarios