Ir al contenido
Logo
Ciencia

La iniciativa que invertirá 300 millones de dólares para 500 startups biotecnológicas

Conocé las primeras startups invertidas que trabajan en la detección del cáncer, tratamiento para la artrosis, cremas para afecciones de la piel y biocuero. Además, toda la información para presentarse a la convocatoria.

La iniciativa que invertirá 300 millones de dólares para 500 startups biotecnológicas

Con la premisa de acelerar la transformación del talento científico argentino en soluciones globales para la humanidad, SF500 presentó su propuesta de valor y los resultados obtenidos en sus primeros meses de trabajo. El proyecto, que en sus inicios une a Bioceres, la provincia de Santa Fe y la comunidad de innovación, busca apoyar iniciativas de científicos y emprendedores argentinos basados en ciencias de la vida. El objetivo es contribuir al nacimiento y crecimiento de 500 proyectos innovadores en los próximos 10 años

De izquierda a derecha, Fernando Isa Pavía, Francisco Buchara y Juan Soria.

En el Centro Científico Tecnológico de Rosario (CCT) se hicieron presente más de 300 personas entre referentes de la industria emprendedora, autoridades del gobierno provincial y nacional, e integrantes de las primeras startups que ya están trabajando en el desarrollo de sus proyectos: Oncoliq; DHARMA; Biota Life y WONDER ™. ¿De qué se trata cada una?

En primer lugar, Oncoliq, fundada por la investigadora del IBYME del CONICET, Adriana De Siervi y los investigadores del Instituto de Nanosistemas de la Escuela de Bio y Nanotecnología de la UNSAM, Marina Simian y Diego Pallarola; busca llevar al mercado una nueva tecnología para detectar diferentes tipos de cáncer a partir de una muestra de sangre. La idea es reemplazar o complementar procedimientos más invasivos y costosos, como tomografías, resonancias o ecografías.

Mediante técnicas de biología molecular y data science, con machine learning y estadística, a partir de bancos biológicos con muestras tumorales y datos públicos, Oncoliq se encarga de buscar biomarcadores de cáncer y la empresa ya está trabajando en la etapa validatoria para cáncer de próstata y está recolectando muestras de cinco tipo de tumores más. El objetivo final es que con una muestra se pueda hacer un test de varios tipos de cáncer en forma simultánea.

En DHARMA, por otra parte, tras lograr demostrar que en una persona viva se puede hacer crecer cartílagos, ahora buscan avanzar un poco más allá y, al incorporar al organismo mediadores químicos propios o sintético, mitigar los efectos de la artrosis. La artrosis es la enfermedad degenerativa articular más frecuente y se caracteriza por la destrucción del cartílago hialino que recubre las superficies óseas; en consecuencia, son habituales el dolor, la hinchazón y el excesivo crecimiento óseo, así como rigidez al despertarse o tras un periodo de inactividad.

Gastón Topol es el médico a la cabeza de este proyecto y se muestra muy optimista respecto a encontrar una cura definitiva, en lugar de un tratamiento, mediante una estrategia para contrarrestar los efectos de la artrosis.

En tercer lugar, Biota Life tiene como objetivo crear tratamientos para diversos problemas en la piel, con ingredientes capaces de contrarrestar afecciones como el acné, la psoriasis y la rosácea. Lo que vuelve particular a este proyecto es que buscan orecer un tratamiento personalizado, es decir, cada persona recibirá su crema, creada solo para su tipo de piel, tras analizar la microbiota cutánea (es decir, el conjunto de microorganismos vivos o bacterias que se encuentran en la piel) de cada paciente.

Por último, la startup Wonder funciona en el laboratorio del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario que tiene doble dependencia (Conicet y UNR) y su objetivo es crear, a partir del hongo y el orujo (el residuo de la industria vitivínicola), una alternativa al cuero de ganado, muy utilizado en la industria de la moda, la segunda más contaminante del planeta.

La necesidad de unir la ciencia de laboratorio con soluciones globales 

"Emprender en ciencias de la vida es diferente a desarrollar otro tipo de proyectos tecnológicos. En el caso de las ciencias hay dos factores determinantes vinculados al tiempo y al territorio: tiempo, porque son proyectos concebidos a largo plazo, que responden a la lógica de la biología. Territorio porque se precisan equipamientos de alta complejidad, laboratorios, plataformas tecnológicas, entre otros factores, para que esto ocurra", explicó Francisco Buchara, Managing Director del fondo. 

A nivel mundial, está sucediendo una revolución impulsada por descubrimientos en el ámbito de la biología que convergen con tecnologías disruptivas cada vez más accesibles. Dichos avances son los que permiten diseñar soluciones antes impensadas para problemas que demanda la sociedad, donde el talento argentino podría dar respuesta a esos desafíos. 

"Desde SF500 vivimos la evolución y el desarrollo en términos de simbiosis y colaboración, no en términos de competencia y selección. Por eso públicos y privados nos unimos para invertir y formar parte de las soluciones. Vamos por 500 porque la respuesta a estos desafíos globales van a surgir de una sumatoria de cientos de iniciativas. Además, creemos que es la forma más eficaz para impulsar un gran proceso de transformación donde la biotecnología sea un factor clave de desarrollo del país en las próximas décadas", aseguró Buchara. 

Para acompañar este desarrollo, SF500 se apoya en 4 ejes de trabajo: 

SF Build: para construir capacidades que aceleren el proceso de pasaje del laboratorio a una start-up en ciencias de la vida en condiciones de recibir su primera inversión. 

Laboratorios: para poner a disposición de los equipos emprendedores plataformas de investigación y la infraestructura necesaria para desarrollar las aplicaciones de sus ideas científicas. 

Capital emprendedor: para fondear el nacimiento y crecimiento de nuevas compañías, desde la concepción de la idea hasta su expansión. 

Comunidad: para generar una red de actores que potencien las startups y el ecosistema a través de acuerdos, red de mentores, workshops, eventos, vinculación con perfiles de negocios y diversas colaboraciones. 

Primeros proyectos en ejecución 

Al día de hoy, SF500 ya está trabajando en 25 proyectos de los cuales 4 (Oncoliq; DHARMA; Biota Life y WONDER™) ya cuentan con la financiación para iniciar su plan de desarrollo. Además, en el próximo mes, 5 startups se sumarán al portfolio. 

Apostar por el talento y proyectos argentinos 

 

"SF500 viene a sentar un precedente y a demostrar lo importante que es trabajar en conjunto, el sector público con el privado, para potenciar el ecosistema emprendedor. Hoy estamos en la casa de los científicos en Santa Fe, el CCT, pero queremos que este espíritu colaborativo se contagie en cada rincón de la Argentina", aseguró por su parte el Gobernador de la Provincia, Omar Perotti

En total, SF500 invertirá 300 millones de dólares con los que se buscará impulsar 500 proyectos en los próximos 10 años. Por otra parte, los tickets de inversión alcanzan los U$S 250.000 para etapas tempranas y U$S 1.000.000 para instancias previas a una serie A. 

Asimismo y para favorecer la consolidación del ecosistema, SF500 tiene previsto realizar inversiones para el desarrollo de plataformas de investigación y laboratorios. 

Convocatoria de proyectos 

Para aplicar, los proyectos a presentar deberán estar apoyados sobre ciencia sólida, asociados a las ciencias de la vida y alineados tanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como a las verticales del fondo: salud y bienestar, alimentos funcionales, neutralidad de carbono y biomateriales. Pueden acercarse también ideas o iniciativas en etapa temprana (hipótesis validada experimentalmente en el laboratorio o prueba concepto). 

Los proyectos seleccionados para participar del programa SF Build podrán acceder a diversas actividades que incluyen armado de plan de inversiones y modelo de negocio, consultoría regulatoria y legal, mentoría, conexión con ecosistemas y apoyo para realizar roadshows, entre otros.

La convocatoria para el SF Build Spring Batch permanecerá abierta hasta el 1 de julio de 2022. Para más información y presentación de ideas, ingresá a este link

Equipo SF500 

El proyecto está liderado por profesionales con un amplio recorrido en el armado de startups científicas-tecnológicas, en la integración de agendas público-privadas y en la operatividad de nuevos negocios de ciencias de la vida. 

La Dirección está a cargo de Francisco Buchara, Managing Partner, quien ha encabezado el desarrollo de numerosos proyectos públicos-privados de impacto en el ámbito local, provincial y nacional. También es Eisenhower Fellow 2019. 

El equipo de gestión también está integrado por Juan Soria, Fundador & Director de Operaciones; y Fernando Isa Pavía, Fundador & Director de Finanzas. Juan tiene más de 10 años de experiencia en actividades de vinculación y transferencia de tecnología. Se desempeñó como Director de vinculación tecnológica en Conicet, Gerente de investigación y desarrollo en YTEC, y Coordinador del Departamento de Ciencia y Tecnología de la UIA. Por su parte, Fernando cuenta con más de 10 años de trayectoria en finanzas corporativas. Es especialista en valuaciones, fusiones y adquisiciones. Fue socio de la firma Deloitte y dirigió los departamentos de finanzas de diversas empresas.