No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Psicología

Las personas extrovertidas podrían tener más tendencia a la adicción

Investigadores examinan la psicología y la genética de por qué algunas personas son más propensas que otras a volverse adictas a determinadas sustancias o actividades.

Las personas extrovertidas podrían tener más tendencia a la adicción

Las personas extrovertidas podrían tener más tendencia a la adicción

La mayoría de nosotros conocemos a alguien con determinados rasgos de personalidad que podríamos asociar con comportamientos adictivos. Pero según un artículo que salió hace unos días en Neuroscience News, la idea de "personalidad adictiva" es más propia de la psicología pop que de la ciencia.

La definición de personalidad 

¿Por qué se dice, ahora, que la idea de que exista una personalidad adictiva es errónea? La personalidad se compone de rasgos individuales amplios, medibles y estables que sirven para predecir el comportamiento. Por definición, entonces,  un comportamiento (en este caso, un comportamiento adictivo) no puede considerarse un rasgo de personalidad.

Sin embargo, existen efectivamente algunos rasgos de personalidad que se asocian a la adicción.

De las cinco grandes dimensiones de la personalidad —extroversión, escrupulosidad, neuroticismo, apertura y afabilidad— el neuroticismo (inestabilidad emocional) es la más relacionada con los comportamientos demedidos, como comer en exceso, un uso excesivo de las redes socialesla dependencia de sustancias. O sea: a mayor neuroticismo, mayor comportamiento adictivo.

¿Biológico o aprendido?

Existe evidencia de que tanto los rasgos de personalidad como los comportamientos adictivos tienen un componente genético: hay cinco genes clave que parecen predisponer a alguien a caer en estas conductas (entre ellos, uno relacionado con la extroversión). 

Los cerebros de las personas con variantes de estos genes usan la dopamina —un neurotransmisor relacionado con la motivación— de manera menos eficiente y se cree que esto los lleva a buscar placer de manera constante. Esto no quiere decir que todos los extrovertidos tengan una personalidad adictiva, ni que todas las personas con genes asociados con conductas desmedidas desarrollen alguna adicción: existe una gran variedad de factores ambientales que también influyen.

En conclusión, si bien hay rasgos del carácter que nos hacen más propensos a la dependencia psicológica, ésta tiene múltiples causas y no puede simplemente ser reducida a nuestra personalidad.

Comentarios