No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Protón

Vacuna contra el neumococo: ¿quienes deben aplicársela?

El neumococo es una bacteria que puede producir enfermedades graves como neumonía y meningitis. Para prevenirla, las personas con mayor riesgo de padecerla deben asegurarse de recibir la vacuna.

Vacuna contra el neumococo: ¿quienes deben aplicársela?

Vacuna contra el neumococo: ¿quienes deben aplicársela?

El Streptococcus pneumoniae es una bacteria que se encuentra habitualmente en la garganta o en las vías respiratorias —lo que hace que podamos transmitirla a otras personas al toser o estornudar— y que puede producir enfermedades tanto leves (otitis y sinusitis) como graves invasivas (neumonía, meningitis, sepsis y artritis).

En el marco de la pandemia de COVID-19, las personas de 65 años y más, junto a quienes están en los grupos de riesgo deben aplicarse las vacunas contra la gripe y el neumococo como medida especial de cuidado. Es necesario, en estos momentos, minimizar las posibilidades de una internación o de un cuadro grave que requiera hospitalización.

Se aconseja aprovechar la oportunidad para dar las dos vacunas juntas en brazos separados. No obstante, las vacunas contra el neumococo pueden aplicarse en cualquier momento del año.

Además, es nuestra responsabilidad y obligación que nos apliquemos las vacunas que nos corresponden durante todas las etapas de la vida, para evitar enfermarnos y contagiar a nuestra familia y otras personas.

Las vacunas ya están disponibles en todo el país y se lleva adelante una estrategia de vacunación escalonada, que comienza en una primera etapa por la aplicación a personas de 65 años en adelante y al personal de salud.

Luego, se continuará con la vacunación para mujeres embarazadas, niños y niñas de 6 a 24 meses y personas de 2 a 64 años con factores de riesgo (cardiopatías, diabetes, enfermedades pulmonares, tabaquismo, alcoholismo, pacientes inmunocomprometidos o que hayan recibido trasplante de células hematopoyéticas). Estas últimas necesitan receta médica.

Comentarios