No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Me llama usted, entonces voy…

Análisis | Cobie Smulders deslumbra en el policial Stumptown

Cobie Smulders cambia de ambiente comiquero para ponerse en la piel de Dex Parios, una veterana del ejército que va a poner sus habilidades al servicio de la investigación privada. 

Rompiendo estereotipos(ABC)

Rompiendo estereotipos | ABC

Por: Jessica Blady

Cobie Smulders vuelve al terreno comiquero -aunque alejadísima de sus compañeros de Marvel- con “Stumptown”, el nuevo drama policial de ABC basado en la novela gráfica homónima de Greg Rucka y Matthew Southworth, que toma su nombre del apodo que se le da a la ciudad de Portland (Oregón), escenario de esta historia. La serie creada por Jason Richman no se toma ningún respiro y arranca con el primer arco de la historieta, presentándonos a Dex Parios (Smulders) en la peor situación posible. ¿Cómo llegamos hasta ahí? Por suerte, “Forget It Dex, It's Stumptown” salta atrás en el tiempo para mostrarnos las peripecias de la protagonista tres días antes de estos sucesos.

Parios es una veterana del ejército de los Estados Unidos que, doce años después de la guerra, todavía no se recuperó de las heridas emocionales que le dejó su paso por Afganistán. Ahora se dedica a la ‘investigación privada’, aunque pasa demasiado tiempo despilfarrando el dinero que no tiene en las mesas de un casino local. Las deudas de juego la obligan a tomar un nuevo trabajo: encontrar a la nieta de la dueña del casino tribal, Sue Lynn Blackbird (Tantoo Cardinal) -quien podría haber sido su suegra si no se hubiese opuesto a la unión de Dex con su hijo-, desaparecida desde hace varios días.

Parios termina aceptando por cariño a la adolescente, y porque necesita la paga para mantener a su hermano Ansel (Cole Sibus), pero pronto se ve involucrada en medio de un posible secuestro conectado con un conocido mafioso local, situación que la obliga a revivir sus peores traumas. De esta manera, “Stumptown” se nos presenta como un policial que responde al formato de ‘caso de la semana’. La creación de Richman tiene mucho potencial, pero podría caer fácilmente en los convencionalismos y en las fórmulas más explotadas del género, más allá de que el personaje de Dex termina siendo lo más atrayente y novedoso de la trama.

Smulders es el verdadero centro del show, alrededor del cual pululan los clásicos personajes: el amigo incondicional que le banca los trapos (Jake Johnson), el policía con el que hace equipo ocasional y posible interés amoroso (Michael Ealy), la detective que no la ve con buenos ojos (Camryn Manheim), o el informante que conoce a todos y todo en la ciudad (Adrian Martinez). Por ese lado, “Stumptown” no muestra originalidad narrativa o visual -tiene el presupuesto de una cadena de aire, lamentablemente-, pero no se priva de las escenas de acción y las acrobacias bien ejecutadas.

Los problemas siempre la encuentran 

Entre la astucia de Dex (muy al estilo de Sherlock) y su mal carácter, la serie también aprovecha para dejar entrever las ramificaciones del estrés post-traumático, y algunas cuestiones históricas con los residentes originarios. Detalles de ‘color’ que pueden tomar relevancia en futuros episodios o pasar desapercibidos para dejarle el lugar a tramas más convencionales cuando Parios se empiece a dedicar de lleno a esta nueva profesión detectivesca que implica poner en práctica todos esos conocimientos adquiridos en el ejército, mismas experiencias que le quitan el sueño por las noches.          

Una propuesta que no suma gran cosa a un recargado espectro seriéfilo, más allá de una gran protagonista femenina, pero puede llegar a destacarse si los responsables del show toman algunos riesgos desde la estética y temática.   

En esta nota:
  • Stumptown

Comentarios