No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series

Hace 14 años terminaba la serie "Los Soprano"

El 10 de junio del 2007 se emitió el controversial episodio final de la serie que cambió para siempre la historia de la televisión.

Hace 14 años terminaba la serie "Los Soprano"

Hace 14 años terminaba la serie "Los Soprano"

Avatar del

Por: Franco Arrigo

No cabe duda que “Los Soprano” marcó un antes y un después en la manera de realizar ficción en los Estados Unidos. Las cadenas encargadas hasta ese momento (FOX, CBS Y ABC) se manejaban con una estructura económica que dependía exclusivamente de la aceptación que generaría en la audiencia. Nadie creía que podía tener el rotundo éxito que consiguió, a tal punto que primero fue rechazada por algunas productoras. En el año 1999 HBO, de la mano de David Chase, creador de la serie, apostó por contar las vivencias de un verdadero antihéroe, algo completamente atípico y arriesgado. Con una producción de excelsa calidad cinematográfica (de hecho fue pensado para ser una película), un guión brillante y actuaciones deslumbrantes, la serie narra la historia de Tony Soprano (James Gandolfini), quien debe convivir entre sus problemas familiares y los de su “otra familia”, ya que es el jefe de un grupo mafioso en New Jersey. 

Las presiones en la vida del protagonista lo hacen vacilar entre sus ataques de pánico y sesiones de terapia, que debía mantener en secreto por  representar una “herejía” para los mafiosos, y su primitiva y violenta forma de relacionarse con los suyos. Así era la vida de Tony Soprano, un individuo que parecía vincularse con modos del siglo XIX pero en los comienzos del año 2000. En cualquier otra serie sería un villano, un vil y manipulador criminal. Aquí se torna querible y en ocasiones nos lleva a estar de su lado. Gandolfini, quien falleció hace 7 años por un infarto, realizó una labor tan exacta como inolvidable: él mismo admitió haber sido felicitado por verdaderos mafiosos a los que les pedía consejos para llevar a cabo su actuación. Su icónico personaje se volvió una pieza fundamental de la cultura popular y quedó emparejado con otros legendarios del mundo de la “Cosa Nostra” como Vito Corleone y Al Capone, interpretados por Marlon Brando y Robert de Niro respectivamente. 

El gran mérito de Chase y de sus guionistas fue el de mantener la tensión sin realizar muchos giros en la historia, sino centrada en la evolución de los personajes, sus conflictos y principalmente apoyado en su trama de carácter adulto y en su magistral guión. Con el correr de las temporadas Tony gana poder, respeto e infunde temor en enemigos y pares mientras lucha contra sus miedos, su autoestima y su pasado. Si bien Tony Soprano es el protagonista, todos sus secundarios poseen un enorme carisma y engranan perfectamente en la historia, como su mujer Carmela Soprano (Edie Falco), su consejero Silvio (Steve Van Zandt) o su psiquiatra la Dra. Melfi (Lorraine Bracco), entre muchos otros. 

Otro elemento que vuelve única a la serie es su manera de romper con las expectativas de la audiencia, episodio final incluido. Es una historia repleta de imperfecciones y contradicciones morales contada a la perfección. Contiene referencias claras de otros gigantes del género como “El Padrino” y “Buenos Muchachos” pero sin caer en los clichés de la Mafia. Aquí ese mundo se muestra mucho más burdo y menos glamoroso. La serie cosechó más de 120 premios en sus 7 temporadas al aire, entre ellos 21 Emmys y 5 Globos de Oro y recibió fantásticas y unánimes críticas desde el primer día. 

El episodio final, “Made in America”, fue visto por 12 millones de personas – representaría un rating de 120 puntos si tomáramos los parámetros de medición de IBOPE- aún cuando compitió contra el primer partido de las finales de la NBA entre San Antonio Spurs y Cleveland Cavalliers. Sin embargo la mayoría de los fanáticos se sintieron defraudados por un final abierto y librado a la interpretación del televidente. De hecho, tanto la página web como las líneas telefónicas HBO colapsaron por la cantidad de quejas que recibió aquella noche. Años más tarde y casi contra su voluntad, David Chase revelaría el significado de dicho cierre. Luego de eso muchos entendieron el desenlace, cargado de simbolismo y originalidad, ubicado a la altura de toda la serie. 

La realidad indica que luego de 86 capítulos, Los Soprano se convirtió en una serie de culto, la primera gran serie del siglo XXI, y dio inicio a la Edad Dorada de la televisión, siendo una gran influencia para productos de enorme calidad, devenidos en nuevos clásicos como Breaking Bad, Mad Men y Game of Thrones.

Comentarios