Cine y Series

La crítica destruye a Miley Cyrus en Black Mirror

La nueva temporada de Black Mirror no fue bien recibida por la crítica, en particular el episodio "autobiográfico" de Miley Cyrus.

Ashley "Oh no!"(Netflix)

Ashley "Oh no!" | Netflix

Por: Leon Valle

La nueva temporada de Black Mirror ha sido calificada como una de las peores de la serie por la crítica internacional y el episodio protagonizado por Miley Cyrus —“Rachel, Jack y Ashley Too”— es según muchos el peor de la historia del show.

Antes del estreno de los nuevos episodios en Netflix la artista habló de su conexión particular con la historia de Ashley O, la cantante pop que sufre en carne propia el trato de una industria que considera a los talentos meros cuerpos para explotar y reemplazar cuando ya han cumplido su cometido.

Hay una parte de Ashley O que no es un personaje,” le había dicho Cyrus al portal The Guardian. “Podés verlo ahora mismo en los medios. Hay muchas similitudes con lo que se ve en la industria de la música pop.”

Por desgracia la crítica no conectó con la historia. Daniel D’Addario del portal Variety, definió al episodio como “la pieza de televisión más insensata no solo de la historia de Black Mirror, sino del último año de la televisión de alto presupuesto.” 


“Todo es tan caricaturesco que es imposible tomar cualquiera de los aspectos en serio,” dijo Ben Travers de IndieWire, secundado por Kathryn VanArendonk del portal Vulture, que criticó que la historia “termina sin el impacto o la mirada crítica que caracteriza a los mejores pasajes de Black Mirror.”

La quinta temporada regresó al formato de tres episodios de las primeras entregas de la serie y compensó la falta de contenido con un elenco de estrellas —incluida Miley— que no pudo hacer mucho con los flojos guiones de esta entrega. En su análisis para Malditos Nerds, Jessica Blady criticó la falta de profundidad en el planteamiento de “Rachel, Jack and Ashley Too” y la intención de establecer dos problemáticas paralelas en la historia.

“Se queda con una ‘crítica’ un tanto superficial y hueca,” escribió. “Una lástima, ya que sus tópicos son interesantes, y si hubiera hecho foco en uno sólo tendríamos una historia más coherente y redonda para disfrutar, tal vez, sin tanto drama familiar que estorbe.”

El concepto del episodio y en particular el de Ashley Too, el robot interactivo con la personalidad de Ashley O, provino de la proliferación de dispositivos inteligentes como Alexa en las casas y la nueva tendencia de presentar artistas ya fallecidos en el escenario como hologramas, confesó Brooker al portal Entertainment Weekly.

Parece que la quinta temporada de Black Mirror pasará a la historia como una de las más olvidables de la serie que, más allá de contadas excepciones, ha bajado notoriamente su nivel desde que desembarcó en Netflix. La creación de Charlie Brooker se ha convertido en uno de esos productos que cuando brilla encandila, pero cuando toca puntos bajos se vuelve una más del montón.

Podés encontrar el análisis de los tres episodios de la nueva temporada en Malditos Nerds.

En esta nota:
  • black mirror

Comentarios