No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes Efemérides

16 de julio: 71 años del recordado "Maracanazo"

El fútbol ha dejado historias épicas a lo largo de los años y uno de los momentos más recordados  es aquella final del mundo en la que Brasil cayó de local ante Uruguay.

16 de julio: 71 años del recordado "Maracanazo"

16 de julio: 71 años del recordado "Maracanazo"

Un 16 de julio de 1950, en el estadio Maracaná ubicado en Río de Janeiro, se disputaba el último partido de la fase final de esa Copa del Mundo entre el seleccionado brasileño y el conjunto uruguayo. Los dos equipos eran los únicos con chances numéricas de consagrarse campeón, debido a que en ese momento el sistema de competencia era diferente al de hoy en día.

La historia dictaría que aquel día ocurriría uno de los acontecimientos futbolísticos más recordados y que recibiría el nombre de "Maracanazo".

Para poner en contexto, Brasil llegaba a las instancias finales del campeonato con serias chances de coronarse ante 200.000 espectadores, ya que con un empate era campeón. Por otra parte, Uruguay necesitaba una victoria para obtener su segundo mundial.

En la previa del encuentro, los medios brasileños anunciaban el partido como "el día de la consagración". En tanto, desde Uruguay, sólo deseaban una derrota "digna", es decir sin goleada en contra.

El primer tiempo del partido concluyó 0 a 0 y los goles llegaron en la segunda etapa. A los dos minutos del complemento, el atacante Friaca venció la resistencia del arquero uruguayo Roque Máspoli y marcó el 1-0.

A pesar de la ventaja obtenida por los brasileños,  el equipo de Juan López Fontana no se dio por vencido y ,11 minutos más tarde, Juan Alberto Schiaffino marcó el empate para la "Celeste" y cambió por completo el clima festivo que se vivía en las tribunas. Pese a que el empate le alcanzaba a Brasil para coronarse, la sorpresa se había apoderado del Maracaná.

El tiempo pasaba y parecía que el título sería para el local, pero un joven delantero charrúa convertía a los 33 minutos uno de los goles más importantes de la historia del fútbol de Uruguay. Alcides Ghiggia ingresó al área por el sector derecho y puso el 2-1 con un disparo potente que dejó sin chances al arquero Barbosa, quien tras aquella catastrófico derrota fue condenado socialmente por los hinchas del seleccionado.

Finalmente, ocurría uno de los momentos más destacados del fútbol en el siglo XX. La "Celeste" lograba lo impensado y se adjudicaba su segunda Copa del Mundo. Aquel hecho sería descripto como el "Maracanazo", un término que luego de siete décadas sigue presente en el ámbito futbolero.

En esta nota:

Comentarios