No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes DEPORTE PARALÍMPICOS

Deportes paralímpicos, la cara visible de una realidad ignorada por el estado

La lucha por la vuelta a los entrenamientos de los atletas clasificados a Tokio 2020 generó un fuerte altercado en un flagelo social que no tiene respuestas desde hace varios gobiernos. Discriminación o desconocimiento ¿Quién es responsable?.

Deportes paralímpicos, la cara visible de una realidad ignorada por el estado

Deportes paralímpicos, la cara visible de una realidad ignorada por el estado

Por: Rodrigo Polanco

Luego de varios meses de espera, de escuchar a decenas de deportistas olímpicos clasificados y no clasificados luchar por su derecho a volver a trabajar y representar de la mejor manera a Argentina, el Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, junto al de Salud y Jefatura de Gabinete, dieron el visto bueno y las puertas del CENARD se volvieron a abrir, sin embargo, esto produjo un nuevo enojo en otros atletas, olvidados, en este caso, por su propia organización.

En los decretos firmados y acordados tanto por las partes estatales como por el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), liderado por Gerardo Werthein, dejaron a un lado a los deportista paralímpicos. Directamente esto no fueron incluídos y debieron recurrir a un reclamo que les costó abrir una nueva grieta dentro de un comité dañado por la presencia de dos dirigentes, investigaciones por manejos fraudulentos y acusaciones políticas.

"Beto" Rodríguez (izquierda) y Matías Lammens (centro).

Carlos "Beto" Rodríguez es hasta la fecha el presidente del Comité Paralímpico Argentino y además de FADESIR (Federación Atlética de Sillas de Ruedas y Amputados), que actualmente está puesto bajo la lupa por los meses pasados, donde el presidente inicial tuvo que dejar su cargo, y que asumió una responsabilidad en un momento caliente. En una entrevista para Filo.News nos contó la versión de la historia y expresó que esto trasciende al deporte, siendo un flagelo social ignorado por la mayoría de los argentinos, a los que no culpa de esta situación.

Ocho semanas llevan trabajando los deportistas paralímpicos, tres más de atrasos que los convencionales, y Rodríguez hace hincapié en esas situaciones. "En general ya están casi todos activos. Rosario, que había vuelto (a trabajar), volvió para atrás, pero en general están entrenando todos, igual no quiere decir que estén cómodos. El CENARD ya habilitó a los chicos de nivel nacional... creo que después de renegar un poquito estamos bien", asegura.

La carta del COPAR que inició un revuelo en el Ministerio de Turismo y Deporte

La disputa que inició con el Comité Olímpico fue más larga de lo pensado y tampoco esperó que tenga la repercusión que logró. "Lo que nos enojó fue que Werthein (COA) hizo un Zoom con el ministro Matías Lammens (Turismo y Deporte de la Nación) y a nosotros no nos invitó", remarca y agrega que la solución fue peor. "Después, en otro zoom con la Secretaría (de Deportes de la Nación), estuvimos 15 minutos y éramos 20 para hablar. Gustavo Fernández (tenis) fue el que preguntó por qué no estaba yo en el Zoom anterior y por qué tampoco estábamos en la resolución que firmó Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete). Firmé una nota de repudio y eso llevó a que el ministro se me enojara, pero es mi deber. Yo fui atleta paralímpico, entrenador, cumplí todas las etapas y me parecía injusto”.

Sin palabras ni justificativos válidos, Rodríguez explica las formas en la que los integrantes del gobierno nacional respondieron. "Cuando sale el decreto de los deportes convencionales, yo me entero de la resolución y me cayó mal. Pedimos una reunión donde iban a estar el ministro y la secretaria (Inés Arrondo), pero estuvo el subsecretario Daniel Díaz y Alejandro Pérez, director de discapacidad. Esto fue un jueves y el viernes sale la resolución y estábamos afuera. No se habla ni bien ni mal de nosotros, directamente no se habla. Cuando lo llamé a Lammens, mezcló todo con un conflicto interno, yo le pregunté si le iba a pedir disculpas a los atletas y me dijo que no. Metió algo político para justificar y me pareció un golpe bajo. Fue una falta de respeto para los atletas".

Los Topos, la selección argentina de basquet para sordos.

¿Lo atribuís solo a una decisión política o se sintieron discriminados?

"Yo soy representante de los chicos, a mi no me gusta hablar de discriminación, pero sí de desconocimiento. Si yo te tengo que dar mis sentimientos, mi forma de ver la vida, yo voté a este gobierno y desde la Jefatura de Gabinete dijeron que iban a hacer las reuniones para los distintos ministerios. Hicieron Diversidad y Género, ¿y la discapacidad? Somos entre un 15 o 20% de la población del país. Hay muchísimo para resolver y para que en el futuro no tengamos un ministro que no sepa que exista el deporte paralímpico".

La cuestión, de ante mano, deja ver que no tiene que ver tanto con el deporte sino con  un desarrollo social que no existe ni existió. Fuera del deporte, las condiciones no sólo no están dadas en instituciones tan simples y vitales para el desarrollo ciudadano como las  escuelas. El deporte, como medida de inclusión, es lo que más ayuda, pero el apoyo tiene que llegar desde las raíces.

"Es un desconocimiento. Yo no le echo la culpa a nadie pero tenemos que trabajar por la inclusión", destaca "Beto", que agrega que su plan nunca estuvo en la política pero las injusticias lo llevaron a ese camino. "Yo era entrenador pero vi maltrato cuando dejé de competir. En 2013 me cansé de algunas actitudes y los 15 chicos que yo tenía, los fueron dejando de lado. A partir de ahí armé una lista y terminé como presidente de mi Federación".

La delegación Argentina en Lima 2019 fue la más grande de la historia para el deporte nacional.

"Cuando estaba (Hugo) Porta (ex Secretario de Estado de Deportes - 1996-1999), yo ya pensaba en un plan estratégico paralímpicos porque había pros y contras dentro del movimiento. Coordiné los Juegos Evita e hice un montón de acciones y cuando subí como dirigentes, me di cuenta que la ley del ENARD dice que, por más que sea un ente que no dependa del Estado, está conformado en un 50% del Comité Olímpico. En la ley, en una letra muy chiquita, dice ayuda deporte paralímpicos, y por otro lado dice que el socio mayoritario tiene potestad… osea tenemos que esperar a que se muera Werthein para poder incluirnos. Yo lo planteé, nosotros tenemos un 15% de discapacidad del país y nos corresponde eso, y nos dan 3,5%”.

"En Inglaterra, una de cada dos personas sabe que hay comité paralímpico, en Japón le dedican tiempo en las escuelas para que los chicos sepan que existe el deporte paralímpico y tienen un plan para enseñar a 100.000 chicos. Yo creo que pasa por la capacitación en todos los órdenes y no hay nada de nada".

Pese a que su camino está atravesado por las cuestiones políticas y la lucha de los derechos para la discapacidad, Rodríguez, tercera generación de poliomielitis, no siente que ya sea su tiempo de regresar a ocupar cargos políticas y destaca que el camino empieza a ser allanado por el "movimiento paraolímpico". "Es el que tiene que generar todos los cambios para toda la sociedad. No existe la mala suerte, una persona no tiene discapacidad porque tiene mala suerte, sino porque el hombre las genera".

En el último tiempo, atletas paralímpicos han ganado repercusión a nivel nacional y convertirse en figuras. Todos saben de los "Murciélagos", equipo argentino de fútbol para ciegos, y hoy por hoy, Gustavo Fernández se convirtió en una de las voces más fuertes, no solo para argentina sino para el tenis adaptado, luchando incluso la inclusión de la categoría en el último US Open, donde eran ignorados hasta que el cordobés presentó una carta.

Gustavo Fernández, hoy por hoy, el máximo referente del deporte paralímpico.

Al respecto de la influencia que pueden generar este tipo de figuras, el mandatario del COPAR destaca: "Yo no miro mucho el prestigio, sino los que tienen ideas" y apuntó a una figura importante dentro que no tuvo la relevancia que pudo haber logrado, pese a su discapacidad. "Yo tuve ideas con Gabriela Michetti y pensé con frialdad. Que la mujer sea vicepresidenta, esté en silla de ruedas y la hayan utilizado, no quiere decir que sepa de discapacidad y tenga una demanda. Yo no la puedo culpar porque es parte de esta sociedad".

En resumen, la lucha no es simple, pero también es importante que la gente tome la voz. Gustavo Fernández lo hizo, Carlos Rodríguez, en su momento, también fue importante, pero el fondo de la discusión está en el compromiso y las ganas de luchar, pero está claro que el deporte es la mayor influencia que hoy encuentra la discapacidad para cambiar sus derechos y exigir mayores libertades. "Hay gente que se compromete y gente que no, con muchos hablo y otros que no. Por eso te decía... la sociedad nos ve haciendo deporte y esa es la parte positiva. Eso es lo que cambió", sentenció.

Comentarios