Ir al contenido
Logo
Deportes

Indonesia: 125 muertos y más de 300 heridos por disturbios en un partido de fútbol

Hinchas del Arema FC ingresaron a la cancha para manifestar en contra de los malos resultados, la Policía respondió con medidas de prevención y se generó un caos que terminó con la vida de 17 niños, entre tantos.

Indonesia: 125 muertos y más de 300 heridos por disturbios en un partido de fútbol

Tras un partido entre Arema FC y el Persebaya Surabaya, de la liga de Indonesia, al menos 125 personas murieron, entre ellas 17 niños, y otras 300 resultaron heridas a raíz de los disturbios registrados en el estadio de Kanjuruhan, en la región javanesa de Malang, donde fuerzas de seguridad respondieron a una invasión de campo utilizando ases lacrimógenos que ocasionaron una enorme estampida humana.

En este sentido, el gobernador adjunto de la provincia, Emil Dardak, fue quien reveló la actual cifra de muertos en una conferencia de prensa recogida por Kompas TV, y añadió que los heridos ya son 300 aproximadamente. 

Lamentablemente, los niños fallecidos tenían entre 12 y 17 años. En tanto, el inspector general jefe de la Policía de Java Oriental, Nico Afinta, indicó que las protestas estallaron tras la derrota del Arema FC contra su adversario.

Ante esta situación, los hinchas del equipo perdedor saltaron al campo de juego con la intención de demandar explicaciones por el resultado por lo que los guardias de seguridad tomaron medidas preventivas y de distracción para que "el caos no escalara".

Por su parte, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, decidió suspender todos los partidos de la liga nacional hasta que no se aclare lo que ha descrito como una "verdadera tragedia humanitaria". "Esto no se puede repetir en el futuro", sentenció.

"Pido a las fuerzas de seguridad, y muy especialmente a la Jefatura de Policía, que investiguen inmediatamente lo que ha ocurrido", agregó. Mientras que la Federación de Fútbol indonesia (PSSI) había señalado anteriormente que "lamenta las acciones de los fanáticos".

Por último, aseveraron que el incidente "está manchando la cara del fútbol indonesio", y el Arema FC "tiene prohibido ser anfitrión por el resto de la competición esta temporada". En tanto, el fútbol local fue suspendido "por el momento" durante "una semana".