No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes JUSTICIA

Sergio Rapisarda declaró por la fiesta clandestina de la barra de Vélez

El presidente del club de Liniers y jefe de Seguridad del club, Eduardo Capuchetti, presentaron un escrito ante la justicia por la causa que se abrió tras el evento que rompió el protocolo.

Sergio Rapisarda declaró a través de un escrito por la fiesta clandestina en Vélez(Foto: Twitter @Vélez)

Sergio Rapisarda declaró a través de un escrito por la fiesta clandestina en Vélez | Foto: Twitter @Vélez

A pesar de que el club vive un buen momento deportivo, institucionalmente Vélez no atraviesa un presente deseado y la responsabilidad parte de los protagonistas. Además de las denuncias de abuso sexual sufrida por dos integrantes del plantel, ahora se sumó una causa donde el presidente está en la mira.

A poco más de una semana de que se diera a conocer la fiesta clandestina de la barrabrava del conjunto de Liniers en las instalaciones del club, Sergio Rapisarda, y el jefe de Seguridad, Eduardo Capuchetti, se tuvieron que presentar ante la Justicia, como posibles responsables del caso.

 

El dirigente y el empleado se presentaron ante la fiscalía especializada en Eventos Masivos de la Ciudad de Buenos Aires y declararon a través de unescrito presentado. Su presencia allí tiene que ver con que el 31 de marzo se dio una fiesta sin control alguno uno de los quinchos del Polideportivo.

Entre algunas de las sanciones que le caen a Vélez es que no existió un relevamiento sobre la cantidad de asistentes, se transgredió ampliamente la franja horaria permitida para el festejo y se distribuyó una gran cantidad de bebidas alcohólicas, además de que se vieron imágenes sin distanciamiento ni barbijos.

Esta serie de infracciones corresponde a los artículos 202; 203 y 205 del Código Penal. "La Comisión Directiva del Club Atlético Vélez Sarsfield lamenta profundamente el episodio de público conocimiento ocurrido en el Polideportivo y ofrece sus más sinceras disculpas a los socios y a los vecinos", expresaron tras la situación.

"Conocido el hecho, se ordenó una investigación interna por el incumplimiento del protocolo sanitario y la revisión de los protocolos de seguridad y permanencia en las instalaciones, para realizar los cambios que sean necesarios", remarcaron desde la institución porteña.

Además de Rapisarda y Capuchetti, la causa sigue los pasos detrás de Adriano Daniel Mautone, socio de Vélez, de algunos referentes de la barra brava, denominada "La Pandilla de Liniers" y del cantante Elián Ángel Valenzuela (L-Gante), quien fue parte del evento donde habría asistido cerca de 100 personas.

Comentarios