No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género

Una testigo denunció por intimidación sexual al abogado del jubilado que mató a un ladrón

La denuncia fue radicada esta mañana ante la Unidad Funcional de Instrucción 8 de Quilmes, especializada en violencia de género

Una testigo denunció por intimidación sexual al abogado del jubilado que mató a un ladrón

Una testigo denunció por intimidación sexual al abogado del jubilado que mató a un ladrón

Una de las testigos que presenció parte de la secuencia en la que el jubilado Jorge Ríos mató a uno de los delincuentes que entró a robar en su casa del partido de Quilmes denunció hoy ante la Justicia que fue intimidada por Marino Cid, uno de los abogados defensores del acusado, quien ejerció "violencia verbal de contenido sexual" cuando fue a la fiscalía a declarar.

La denunciante, cuya identidad se preserva, denunció: "Mientras esperábamos en la sede judicial, Marino Cid se dirige en forma directa al lugar donde yo estaba sentada, y se sienta al lado mío. Me empieza a hablar de temas diversos que no hacían a la causa, me empecé a sentir incomoda y a contestar con monosílabos. En un momento dado, me empieza a preguntar vas a la playa? Qué usas, bikini?'. Mi incomodidad aumentaba y cada vez más sentía el roce de la pierna del abogado. Quería irme, pero era importante mi testimonio".

También, mencionó que el abogado en un momento “le mostró en la pantalla de su celular la proyección de un tramo de un video con sexo explícito y pornografía”. Y le decía: “Mirá, mirá, no seas tonta”.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que la denuncia fue radicada esta mañana ante la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Quilmes, especializada en violencia de género, a cargo de Alejandro Ruggeri, y ratificada por la tarde ante el magistrado.

Los voceros judiciales confirmaron a Télam que el abogado denunciado tomó conocimiento de la causa y se puso a derecho.

"Me paré inmediatamente, sentía sudor y tremendas ganas de llorar", relató la testigo, quien dijo que la situación continuó durante su declaración, cuando el abogado se dirigía a ella hablando en "portuñol" y mencionando "las playas de Brasil", lo que incluso llevó a que la auxiliar letrada que tipeaba le pidiera que no haya interrupciones.

La mujer contó que tras esa situación en el juzgado, el 27 de este mes, recibió un llamado del abogado a su teléfono celular con el fin de informarle algo sobre la causa, y que también en esa oportunidad le preguntó si "estaba acostada" y demás cuestiones que la volvieron a incomodar, al punto de ponerse a "llorar".

Consultada por Télam la abogada de la denunciante dijo que se solicitaron a la fiscalía diversas medidas de prueba, como una pericia al teléfono de Marino Cid y declaraciones de los demás testigos que ese día fueron citados a la fiscalía de Quilmes.

Además aportó una captura de pantalla de la llamada que el abogado le hizo a su clienta el 27 pasado.

"Estamos frente a un caso de violencia verbal de contenido sexual, estamos frente a un abuso psicológico de índole sexual, estamos frente a un caso de atropello, de menosprecio de la mujer", dijo la abogada.

El fiscal Ruggeri calificó a la causa como "Abuso sexual" pero no descarta que pueda sumarle otras calificaciones a medida que se analicen las pruebas que vayan surgiendo de la investigación.

Marino Cid Aparicio es quien junto al abogado Fernando Soto defiende al jubilado Ríos en la causa por el homicidio agravado por el uso del arma del ladrón Franco "Piolo" Moreyra, cometido el 17 de este mes, hecho por el que se encuentra bajo prisión domiciliaria.

Comentarios