Ir al contenido
Logo
Musica

Los Caligaris festejaron sus 25 años en su primer Estadio y fue una fiesta literal

"Veinticirco: Nunca es tarde para ser un niño" es la fiesta en la que Los Caligaris fueron anfitriones de una noche que no escatimó en festejo. Dos horas y cuarenta minutos de emoción, familia y mucha pero mucha alegría como la que los caracteriza. Tocaron en su casa con un show por primera vez en un estadio de fútbol: en el Monumental de Alta Córdoba y estuvimos ahí para mostrártelo.

Los Caligaris festejaron sus 25 años en su primer Estadio y fue una fiesta literal
Foto: Nahuel Juárez.

Viajamos al interior, al corazón y centro del país. Y es que sí, el gen cordobés es inigualable y su energía también. Alegría, hospitalidad, barrio, familia y esa tonadita que es el verdadero quién pudiera de las señoras tonadas argentinas.

Fernet, asado, cuarteto, alfajores, sierras, todo nos lleva automáticamente a Córdoba y Los Caligaris obviamente no pueden faltar. Son los verdaderos protagonistas de la alegría y saben muy bien cómo celebrar. Por eso estos 25 años de escenarios y canciones merecían un festejo para tirar la casa por la ventana y así cumplieron y más.

Con el disfrute colectivo arriba del escenario, 12 almas que embanderan la amistad, esa que nació en la infancia y que los sigue manteniendo unidos bajo el mismo sueño: vivir y compartir su música.

Juan Taleb, Raúl Sencillez (Diego Pampiglione) y Martín Pampiglione son el corazón de un grupo que deja todo en el escenario. Con una previa que supera la categoría de "teloneros", La Delio Valdez encendió los motores a pura cumbia a las 20.

A las 22 fue el turno tan esperado por parte de Los Caligaris y comenzaron el show con "Mis 3 Amores" que abrió la noche colmada de ansias y expectativas por parte de familias enteras, desde los más chiquitos hasta los más grandes, payasos y payasas, gente de Córdoba pero también de ciudades como Santa Fe y Buenos Aires, que llegaron al show más convocante por parte de la banda. Y es que 25 años no se cumplen todos los días.

Con cambios de vestuario, escenografía circense y actings en cada canción, Los Caligaris ofrecieron un show maratónico casi sin pausas. Con la arenga esencial del público fueron tocando todos sus temas más populares, los hitazos no faltaron y el agite tampoco. "Kilómetros", "Mi estanciera y yo", "Con Vos", "Razón", fueron solo algunos de la grande lista de hits que conforman su trayectoria.

25 fueron las canciones en total, pero que cada una tuvo su tiempo y espacio en el escenario, todas fueron protagonistas. En un momento, el intendente de la Ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, subió al escenario para entregarles un reconocimiento por sus 25 años de trayectoria. La emoción por parte de la banda invadió el escenario y se apoderó de los aplausos del público.

Y así sin impasse de emociones, fue transcurriendo la noche con literalmente temones que impedían estar quietos sin bailar, hasta que subió La Delio Valdez a cantar con ellos el clásico de Gilda "No es mi despedida", canción que será parte del nuevo disco que se estrenará antes de fin de año y todos vibraron a puro ritmo y cumbia como bien saben los cordobeses hacer.

Después de varios amagues con el típico "una más y no jodemos más", Los Caligaris coronaron una noche con "Todos locos" a puro pogo.

Veinticirco demostró que Córdoba es la esencia del compartir, de que la música une y trasciende desde generaciones, tristezas o momentos difíciles, para llegar a un mismo fin: disfrutar de la alegría de vivir con la simpleza y sencillez que transmiten Los Caligaris.

Reviví la cobertura completa que además hicimos en simultáneo con Daddy Yankee desde Buenos Aires. Podés verla en las destacadas de nuestras historias de Instagram u acá te dejamos los fotones de Nahuel Juárez, que la rompieron.

Foto: Nahuel Juárez.
Foto: Nahuel Juárez.
Foto: Nahuel Juárez.
Foto: Nahuel Juárez.
Foto: Nahuel Juárez.
Foto: Nahuel Juárez.