No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Efecto pandemia en el espectáculo

Efecto pandemia en el espectáculo

Espectáculos

Efecto pandemia en el espectáculo: "El coronavirus vino a mostrarnos crudamente lo que está pasando con nuestra industria"

En tiempos en los que el arte y los consumos culturales resultan un recurso esencial para transitar la cuarentena a la vez conforman uno de los sectores más perjudicados. Desde Filo.News, el empresario Carlos Rottemberg, el actor Gastón Cocchiarale, la actriz Laura Azcurra, y el Colectivo de técnicas y técnicos audiovisuales analizan cómo atraviesa el cine, el teatro y los formatos televisivos este particular y delicado contexto actual.

Por: Antonella Morello

20 de mayo. Pasaron exactamente dos meses desde que el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Medida que si bien hasta la fecha se flexibilizó gradualmente en sectores y actividades, otras proyectan su regreso a largo plazo. 

Desde aquel jueves 20 de marzo, día en que el mandatario optó por el confinamiento como método de prevención más eficaz para reducir la curva de contagios frente al COVID-19, declarado "pandemia" por la Organización Mundial de la Salud se produjo lo que el empresario teatral Carlos Rottemberg definiría como "debut y despedida" de los espectáculos y producciones argentinas. Se detuvo el mundo y con ello, los múltiples circuitos culturales.

"En lo que atañe a las actividades como la nuestra, que tienen que ver con el circuito comercial del espectáculo teatral y musical, el año terminó y terminó en marzo", sostiene a Filo.News en la que ya desde el mes de marzo proyectaba el panorama actual, palabras que continúan vigentes.

"Haciendo un análisis de situación, esto se divide en tres fases. Estamos en la uno, la clausura general, con la cuarentena y las normas dictadas totalmente lógicas. Posteriormente la dos, que va a venir cuando empiecen a abrirse diversas actividades y profesiones; no tengo duda que la nuestra va a cola porque para abrir las salas tienen que paulatinamente ir habilitándose aperturas de las más diversas. Después viene la fase tres, una vez que en la fase dos se puedan abrir los teatros y por experiencia de la Gripe A (2009), nos va llevar tiempo enderezar el barco (en aquella ocasión les demoró tres meses); porque al habilitarse sólo va a poder concurrir un 20% del público que asistía antes. Casi me animo a decir que volveremos cercana a la fecha en que hacemos la promoción de localidades de octubre (iniciativa reconocida como 'Vení al teatro')", sostiene.

Rottemberg enfatiza en que este 2020 "la temporada está perdida". "Me parece oportuno que sepamos eso porque es una manera de calcular cómo va a llegar cada uno desde su empresa, intentando por supuesto defender a la masa de trabajadores que conforman los grupos de cada edificio teatral. Entendiendo también que en nuestro circuito no debemos tener otra ventaja que no sea la que puede dar el lineamiento del gobierno nacional y sí, bregar con el apoyo al máximo que tiene que ver con el teatro independiente y toda actividad cultural en la que no prima el ángulo comercial", añade.

El productor abre el panorama contemplando la ardua realidad de colegas y trabajadores de las industrias culturales, que en el contexto actual de la pandemia conforman uno de los sectores más golpeados. En tiempos de crisis económica y confinamiento, se recortan las actividades y el coronavirus no fue la excepción. Impactando con mayor fuerza a aquellos que se desempeñan en el circuito independiente y quienes si no trabajan, no cobran (tales como técnicos y técnicas, iluminadores, directores, entre los múltiples roles).

Colectivo de Trabajadores cinematográficos

"Otra gran preocupación pasa por nuestros amigos actores y actrices, técnicos, directores, autores porque al no pertenecer a los staff de las salas creo que ahí va a estar el problema mayor porque no solamente se cayeron los contratos en vigencia sino que todos los del año. Y no nos olvidemos que para estrenar un espectáculo hacen falta dos meses de ensayo, lo que termina completando el año para seguir imaginándome este final 2020 inesperado: esto que en teatro llamamos 'debut y despedida'. Porque cuando iba a comenzar la temporada junto con el inicio de clases, lo que ocurrió fue una bajada de telón donde por primera vez en el mundo hoy tenemos las salas cerradas en forma universal", lamenta Rottemberg.

Diversas agrupaciones y colectivos adhirieron al confinamiento social, dado que a menor masa de individuos en un mismo lugar, menores son las probabilidades de contagios. De ese modo, dictada la medida del gobierno que instaba a quienes pudieran -por su realidad económica y por no integrar la población de trabajadores prescindibles para paliar la pandemia- la Asociación Argentina de Actores lanzó un  comunicado en el que llama a "posponer las actividades artísticas de las ramas de cine, teatro, publicidad, televisión y doblaje".

Comunicado de la Asociación Argentina de Actores publicado en marzo

"En este momento actores, actrices y todes les trabajadores de la industria audiovisual y cultural estamos sin trabajo, sin actividad, como muchísimos de otras industrias, no quedamos exentos", asegura a este medio, por su parte la actriz y referente de la Colectiva Actrices Argentinas, Laura Azcurra.

"En lo personal defino la pandemia con un término muy televisivo que es el 'minuto a minuto'. Realmente no sabemos cómo se va a desarrollar el mundo después de todo esto con lo cual nos interpela a cada segundo conectándonos con cómo seguimos adelante, qué cosas puedo y no resolver. Es un momento que no es apto para ansiosos, ni controladores. Es muy interesante cómo vamos encarando el presente a cada instante. Por otra parte me siento también una privilegiada, comprendiendo que tengo un techo, agua potable y alimentos para nutrirnos. Sólo somos el 30% de la población mundial quienes tenemos este enorme privilegio. Desde ese lugar y con salud, por supuesto, me siento una agradecida", reflexiona la actriz quien previo a la pandemia se encontraba realizando diversos proyectos, entre ellos la obra teatral "Hello Dolly" -que estaba a punto de comenzar su gira por el interior del país-, así como también interpretaba a un personaje en la tira "Separadas" -recientemente cancelada por Pol-ka-, y su emprendimiento personal, "Salir del ruedo", una obra de teatro físico que también estaba cerrando funciones para hacer en diversos circuitos independientes.   

Gastón Cocchiarale, actor ("Argentina: tierra de amor y venganza", "El Clan") y director ("Esto es tan sólo la mitad de todo aquello que me contaste"), reflexiona sobre el impacto de la pandemia en las industrias culturales y del entretenimiento citando al empresario teatral. "Carlos Rottemberg utilizó una frase que me parece ideal de aplicar: 'Nosotros fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir'. Eso habla del golpe que va a sufrir la actividad. Este virus impide el acercamiento social, por lo que habrá que ver cómo volver a hacer funcionar la maquinaria de hacer ficciones, de películas, cumpliendo con esas normas sanitarias. Es una hecatombe tremenda pero no quiero victimizarme porque así como nos pasa a nosotros sucede en casi todos los rubros, como los salones de fiestas, los recitales, estadios y clubes de fútbol, aquellos reunen una aglomeración de gente; y justamente lo que se está pidiendo es que eso no ocurra. Estamos frente a un panorama bastante preocupante", señala.

"Es tan solo la mitad de aquello que me contaste", obra dirigida por Gastón Cocchiarale suspendida por la pandemia | Foto: Gentileza Gastón Cocchiarale

Por otra parte quienes viven una situación aún más dramática son aquellos trabajadores de la industria, muchas veces aquellos que están detrás de cámaras y de los telones: como es el caso de técnicas y técnicos audiovisuales, que si no trabajan, no cobran. 

Las industrias culturales se encuentran detenidas casi en su totalidad. Rodajes de ficción y publicidad deberán esperar. Sin embargo, lo que aún se mantienen son los puestos de planta de canales televisivos que continúan con emisiones bajo sus propios protocolos. Y ahí entra el debate por aquellos programas que insisten con la vuelta a la pantalla chica, tales como Showmatch. Cabe recordar que Adrián Suar -uno de los principales fundadores de Pol-ka y gerente de programación de El Trece - y Marcelo Tinelli -productor y conductor, además de vicepresidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro- asistieron a una reunión esta semana en Casa Rosada junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García para negociar la habilitación de la actividad en el marco de la pandemia. Lo que podría cambiar el paradigma actual en vistas a una presunta flexibilización.

"La actividad en nuestra rama consta de trabajo netamente presencial y la característica de nuestra contratación es discontinua. Al implementarse una cuarentena obligatoria y total, nuestros ingresos se frenaron de una manera abrupta. Si trabajás, cobrás. Si no trabajás, no cobrás pero las obligaciones mensuales siguen llegando", manifiesta a este medio el Colectivo de Trabajadorxs Cinematográficxs, conformado por técnicas y técnicos audiovisuales, agrupación  horizontal y no política "en busca de ayuda para paliar este momento especial y con ganas de trabajar pronto".

De acuerdo a la información brindada por el Colectivo, un censo realizado de manera voluntaria por parte de los trabajadores de la rama de producción, reportó que un 75% tiene hijos a cargo, un 57% alquila, un 96% no accedió al IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y el 98% no recibió ningún otro tipo de ayuda o beneficio de programas sociales. Respecto a los técnicos censados en rama arte, más de la mitad del total tiene hijos o familiares a cargo y el 65% de técnicos abona un alquiler por su vivienda, el 98% no accede a ningún programa social y del  60% que se anotaron a IFE  sólo al 4% se lo asignaron (en su mayoría se trata de trabajadores que no estuvieron activos este año). Más de la mitad de los técnicos son también monotributistas,  la otra mitad queda también afuera de la aplicación del crédito tasa 0. Sólo el 18% de los técnicos censados tienen OSPIC (obra social de la industria) lo que quiere decir que sin aportes el  82% restante quedaría sin cobertura médica. 

Otros datos arrojados por el Colectivo señalan que "el 70% de estas familias tiene como único ingreso el que reciben por su labor en cine y en publicidad. El 35% de estos grupos familiares está conformado por parejas que ambos trabajan en medio audiovisual. La mitad de las personas hace, por lo menos, dos meses que vive en hogares donde no se percibe ningún tipo de ingreso". 

"Desde el inicio de la cuarentena en el país fueron cancelados al menos 46 rodajes, "alrededor de 50 millones de pesos en concepto de salario se perdieron sólo durante el primer mes de la medida", informan desde el Colectivo de técnicos y técnicas audiovisuales. 

Con estos números se puede comprender el estado de emergencia por el que atravesamos al no tener ningún tipo de ingreso, estar exentos de ayuda estatal y a la vez tener que cumplir con obligaciones monetarias", visibilizan.

De acuerdo al informe de la Multisectorial Audiovisual Nacional "entiende que en términos económicos la Producción Audiovisual (cine, tv y plataformas digitales) tiene un impacto sobre el PBI, muy superior a la histórica industria del calzado, de reconocida calidad y prestigio internacional, o la industria de maquinarias agrícolas", constan los técnicos y técnicas audiovisuales. 

Colectivo de Trabajadores Cinematográficos

Desde el inicio de la cuarentena en el país fueron cancelados al menos 46 rodajes, "alrededor de 50 millones de pesos en concepto de salario se perdieron sólo durante el primer mes de la medida". 

Así como decenas de técnicos llevan dos meses sin recibir ingresos económicos -con algunas excepciones de trabajadores que recibieron ayuda estatal-, la cifra de damnificados por la pandemia se amplía con los diversos roles como catering, movilidad, seguridad, actores y extras.

Flexibilizar o no, ¿debate en agenda?

"Creo que la actividad debería flexibilizarse siempre y cuando los números sanitarios acompañen. Si esas cifras son, como dijo el ministro Ginés 'no tan malas' podría comenzar a habilitarse. Habría que ver el cómo, qué protocolos utilizaría, sentarse a charlar la manera, la forma, pero me parece que sí, del mismo modo que ya se están comenzando a flexibilizar los comercios y diferentes industrias. Nosotros no dejamos de ser trabajadores y me parece que nuestro rubro debería reactivarse mínimamente como para que podamos volver a trabajar de nuevo, tanto nosotros como todos los que hacen posibles la ficción. Estamos hablando de catering, logística, vestuaristas, escenógrafos, iluminadores, técnicos, cámaras, es mucha la gente que integra las industrias por lo que me parece que sí. Quizás habrá que esperar para el teatro, que si todo va bien pueda volver en agosto, septiembre pero las ficciones creo que no debería haber problemas siempre y cuando tengamos un protocolo y una forma que garantice que lo hagamos de manera responsable", opina Gastón Cocchiarale, quien durante la pandemia debió suspender la obra que dirigía ("Es tan solo la mitad de aquello que me contaste", en el Método Kairós) y se encontraba próximo a estrenar "Jauría", obra que protagonizaba, en el Teatro Picadero.

De parte del Colectivo de Técnicos y Técnicas Audiovisuales, consideran que aún "faltan homologar diferentes protocolos". "Es bien sabido que a la Industria Audiovisual la componen diferentes Sindicatos y también Pymes y mini-Pymes. El distanciamiento social es posible pero en ciertos casos es inevitable. Nunca nos enfrentamos a una situación similar y debemos actuar responsablemente. Sin embargo, creemos que en un futuro cercano cuando el protocolo de seguridad e higiene esté homologado y probado podríamos empezar a trabajar", añaden.

Gastón Cocchiarale, actor, director y docente | Foto: Gentileza de Gastón Cocchiarale

Cocchiarale sostiene que las medidas llevadas a cabo por el gobierno fueron "ejemplares desde el minuto cero". "Estuvieron acertadas en tiempo y forma. Ahora estamos en una situación con números 'no tan malos' pero la gente ya no aguanta más, necesita volver a trabajar por lo cual estuvo bueno el haber flexibilizado un poco la actividad. Por otro lado, veo también que las ayudas del gobierno que están buenísimas no están llegando de la forma que dicen", añade.

"Creemos que la cuarentena es una medida acertada y que todas las medidas adoptadas por el gobierno para preservar la salud de los argentinos y las argentinas son muy positivas. Pero estamos atravesando un momento en el cual, mas del 90% de los técnicos no recibimos ayuda del Estado y no estamos pudiendo trabajar, por lo que creemos que es indispensable que nuestra actividad, nuestra industria, se reactive de manera segura pero rápida", asegura por su parte el Colectivo de técnicos y técnicas audiovisuales. " Los actores tienen precauciones como cualquier persona, es lógico que quieran tomar recaudos para retomar la actividad. Estamos tratando de consensuar los protocolos de trabajo en una tarea que abarque a las involucradas e involucrados y genere un compromiso de todas y todos por el bien común, que es la Salud Pública. Esperamos que la Asociación Argentina de Actores se siente a dialogar sobre el mismo en el corto plazo", agregan. 

Paradojas de cuarentena: "querer que te cuenten un cuento antes de dormir"

Durante el aislamiento si bien cines, teatros y muchos proyectos audiovisuales continúan suspendidos y cerrados se genera una situación notable: desde sus casas decenas de personas recurren al arte y a los contenidos culturales para entretenerse.

"Esto deja expuesta una situación: qué llamativo ¿no? la gente está consumiendo arte, todo el tiempo y sin libros, música, series, películas, obras de teatro online el confinamiento hubiese sido un infierno. Eso demuestra que conformamos una actividad esencial, aunque muchas veces cuando apremia la necesidad económica es lo primero que se recorta. En una situación tan dramática, tan incierta como la que estamos viviendo, todos acudieron a la ficción, a que les cuenten un cuento antes de irse a dormir. Y me parece que eso tenemos que observarlo y remarcarlo porque habla de la necesidad del público. Ojalá que cuando la pandemia pase se acuerden de cómo los artistas y trabajadores de las industrias del entretenimiento (tanto nacionales como internacionales) salvamos la cuarentena en cierto punto. Cuando esto termine vengan a apoyarnos, así como lo hicieron ahora. Vayan a ver al amigo que expone sus pinturas, al que toca la guitarra en una muestra. Alberto Fernández cuando asumió dijo algo que me gustó mucho: 'La cultura es el alimento del alma'. Yo sé que es difícil porque muchas veces son otras las prioridades y gastos, pero no se olviden de alimentar el alma", expresa Cocchiarale.  

Laura Azcurra en la obra "Hello Dolly" | Foto: Instagram

"Es un orgullo y un placer saber que hay un público que valora escuchar las películas habladas con nuestro acento y se siente representada, identificada con el origen argentino. Que puedan disfrutar del esfuerzo de jornadas de trabajo, en general intensas y extensas. Con horarios que parecen imposibles en otras actividades. No es muy conocido el esfuerzo que conlleva una producción. Lamentamos obviamente el cierre de salas, alojamiento natural de los largometrajes y esperamos se puedan reabrir lo antes posible. También la actividad cultural toda está sufriendo y habrá que encontrarle la vuelta, literalmente", menciona el Colectivo de Trabajadorxs Cinematográficos.

Las grandes ganadoras: las plataformas streaming

Aquí se genera otra cuestión. Diversas plataformas streaming son las que salen beneficiadas en el marco de la pandemia. En este sentido, las nuevas dinámicas de consumo trazaron un debate "sobre la necesidad de legislación impositiva que comprenda el nuevo paradigma de consumo para que estos nuevos productos aporten también al ingreso del INCAA que permite su funcionamiento y el fomento de nuevos productos mediante fondos estatales así como el eventual uso de emergencia ante crisis laborales del sector", explican desde el Colectivo de técnicos y técnicas audiovisuales. 

"La fiesta silenciosa" | Foto: Gentileza Gastón Cocchiarale

"En las modalidades de streaming el consumo no vuelve hacia la misma industria. Hoy en día, dicho mercado es un negocio entre privados, los Productores o dueños de las películas venden los derechos a las plataformas y los consumidores abonan un ingreso a las plataformas, ahí termina la rueda. Este ingreso que percibiría el INCAA, podría, en esta época, funcionar como un Fondo de Desempleo, o ayudar por ejemplo a mantener la obra social de la Industria Cinematográfica (OSPIC). Cabe señalar que estas modalidades se han aplicado en otros países del mundo, como por ejemplo, España, donde existe un fondo que actualmente socorre a los trabajadores cinematográficos en este contexto de crisis", complementan.

La actriz, Laura Azcurra avala este dato: "Se está intentando cobrar un impuesto extraordinario para que las plataformas digitales puedan contemplar esto también. Esta era una de las cuestiones que ya se venían discutiendo desde antes de que se declarara la pandemia. Es un tema que está en agenda en nuestro gremio".

Por su parte, Cocchiarale estrenó dos películas -y se viene una tercera- desde que se dictó la cuarentena. "Ni héroe ni traidor" (abril), "Devoto" (en mayo) y "La fiesta silenciosa" (junio), todas por Cine.Ar. "Feliz de que la gente pueda acudir a esos contenidos de manera gratuita", expresa el también docente conciente de sus privilegios y desafíos al tener que repensar la manera de dictar sus seminarios, talleres intensivos y clases de su escuela "Creer es Crear" (que no llegó a abrir al declararse la pandemia) a través de videollamadas y plataformas digitales.    

La situación de Pol-ka, las tiras televisivas y la inversión de latas en lugar de ficción nacional

Durante los últimos días, el cierre de la telenovela "Separadas" (en la que trabajó Laura Azcurra) hizo temblar al paradigma actual. Si Pol-ka -una de las empresas comerciales más adineradas del país- suspende las grabaciones de una tira, ¿qué pasará a futuro? ¿la industria se encuentra parada sobre un piso de hielo?

Gastón Cocchiarale reflexiona sobre esta cuestión. El actor quien formó parte de "Argentina tierra de amor y venganza" (ATAV) -que baraja su segunda parte, junto con "El tigre Verón", que estima ser el proyecto que retome la productora de Suar a su regreso- se solidariza con la situación de sus compañeros y comenta: "Les mando un fuerte abrazo a todos mis colegas de la tira 'Separadas' y a todos los trabajadores de Pol-ka que sé que están pasando una situación de mucha incertidumbre y preocupación. Ojalá que todo esto se acomode por el bien de los trabajadores, de los actores, y de la productora. Yo trabajé ahí el año pasado, de una manera maravillosa. Sería un golpe muy fuerte a la industria que una empresa como Pol-ka dejara de hacer ficción. No sólo es preocupante que se deje de hacer sino que me parece que lo que termina mostrando es que era la única que había. Eso es lo preocupante y muestra una desprotección de nuestra industria nacional. Cómo puede ser que nuestra industria tenga sólo una tira diaria cuando hemos sido un país que importó ficción que tiene estudios como los Pampa, los de Don Torcuato, los de Telefé, donde filmaron Mirtha Legrand, Alfredo Alcón, la época de oro del cine nacional. Cómo puede ser que nuestra industria esté tan desprotegida, tan golpeada. Creo que el coronavirus vino a mostrarnos crudamente lo que está pasando con nuestra industria. Fijémonos que uno de los canales tiene desde las 17 horas hasta las 23 hs ficción extranjera, turca, coreana, brasilera. Y está todo bien con esas ficciones pero me gustaría que esté un poco más equilibrado: que se nos dé trabajo a los actores, a los técnicos".

"Respecto a la escasez de producción nacional en los canales de televisión es una picardía porque verdaderamente tenemos una industria muy fuerte, muchos trabajadores talentosísimos de todas las áreas, no solamente los actores y las actrices. Es un material muy bueno el que producimos en Argentina en relación a otras televisiones de otras partes del mundo. Esto es una decisión de parte de los directivos y productores de cada canal. Sabemos que es más caro económicamente producir una ficción que comprar una lata de una obra ya terminada. Sería interesante que esto lo mediten productores y directivos de los canales. También el pasar ficción que ya hicimos, y que en el caso de los actores podríamos cobrar los derechos de interpretación", comenta por su parte, Azcurra. Recordemos que así como Telefé invirtó en latas como "Jesús", una de las más vistas de la televisión en estos momentos, también apostó a pasar el primer capítulo de muchas de sus series nacionales en el marco de los 30 años que cumple el canal.

Gastón Cocchiarale y la China Suárez en ATAV | Foto: Gentileza Gastón Cocchiarale

Cocchiarale enfatizó en la necesidad de aplicar la ley de medios que como ocurre en diversos países, exige a los canales producir y emitir ficción nacional, y además desmintió: "que la gente no quiere ver ficción argentina", citando casos como la repercusión de "El Marginal" -con sus históricos 11 puntos de rating en la TV Pública- y "ATAV".

"Es una situación realmente preocupante lo que está ocurriendo. Por suerte está en debate, lo ha despertado en los medios de comunicación. SAGAI (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes) está peleando mucho por estas cuestiones, la Asociación Argentina de Actores también. Sé que estamos dentro de la agenda de Alberto Fernández, eso no es menor: que un gobierno se ocupe de nosotros. Venimos de cuatro años en los que nadie se ha ocupado de nosotros de modo que estar en la agenda del presidente me genera mucha esperanza. Pero sí, es un asunto en el que hay que tomar cartas ya mismo porque es una situación que se viene generando desde hace mucho tiempo, no es de ahora, el coronavirus vino a patear el tablero. Recordemos que casi todo el año pasado casi la única tira diaria fue 'ATAV', al principio del año nos acompañó 'Campanas en la noche' y hacia el final del año 'Pequeña Victoria'", argumentó.  

"¿Dónde están las feministas?": una pregunta que no falla y que te respondemos

Existe una falsa acusación que siempre responsabiliza o pregunta dónde están las feministas ante cualquier hecho social. Para ahuyentar fake news y comentarios, le preguntamos a Laura Azcurra, una de las integrantes de la Colectiva Actrices Argentinas: ¿qué posición adoptan ante el contexto actual de la pandemia?

Laura Azcurra, actriz y referente de la Colectiva Actrices Argentinas

"Desde la Colectiva de Actrices Argentinas seguimos trabajando juntas, reuniéndonos virtualmente. No todas las cosas que estamos haciendo se hacen públicas. Existen muchas en las que nos vamos formando y pensando, accionando, tejiendo en redes, junto con el enorme movimiento feminista. Nosotras sólo somos una pequeña parte y muy joven. Siempre recuerdo que somos un grupo de mujeres autoconvocadas que llevamos adelante esta agrupación. No dependemos de ninguna organización por fuera, nadie nos paga, no pertenecemos a ningún partido político, somos totalmente autónomas, y eso es una alegría, un orgullo y un enorme trabajo", respondió la referente.

¿Quiénes son los más damnificados?

En las industrias, por supuesto que la pandemia es más tirana con los circuitos independientes. Visibiliza otro suceso que muestra brechas de desigualdad social ¿afecta del mismo modo a productoras del espectáculo (ya sea teatro, cine, televisión) comercial que al circuito más independiente? ¿cuáles son las industrias o los trabajadores más afectados? ¿cómo se los puede ayudar?

"Esta pandemia evidenció la desigualdad social, pero no solo se puede ver eso reflejado en nuestra industria sino en el mundo entero como impacta, y sobre quienes lo hace más fuerte. Dentro de la compleja realidad que describimos hay que destacar la actitud de un grupo de colegas que, en forma privada, generó una forma práctica de ayudar a las familias mas necesitadas o afectadas. Lo hacen a través de un sistema directo de ayuda económica, a personas que conocemos personalmente, trabajaban con nosotros y ahora están sin acceso a ayuda. Quien quiera y pueda colaborar se puede contactar con filmamosyayudamos@gmail.com. Por otra parte hay que tener en cuenta que no todas y todos trabajamos todo el año, a esto se agrega este parate obligado y necesario que ya lleva dos meses e implica una gran pérdida de ingresos", visibilizan desde el Colectivo de técnicos y técnicas audiovisuales.

Volver a escena post pandemia

A modo de humor, una de las visiones más generalizadas a futuro es la realización de producciones culturales que tengan que ver con la pandemia. 

"Me parece que va a pasar un poco lo mismo que con la Segunda Guerra Mundial, que hay millones de películas y series. Es un hito en la historia de la humanidad y lógicamente se van a desprender muchos proyectos artísticos de ahí porque hay muchísimos relatos para contar. A todos nos paró la vida de manera tan particular que es inevitable que no se generen. Por supuesto eso va a ocurrir en un par de años", comenta Cocchiarale, quien ya se encuentra trabajando en una obra teatral sobre dos amantes que no pueden verse debido a la cuarentena para el aula virtual del teatro el Método Kairós.

Cabe destacar que muchos teatros ya pusieron en marcha múltiples propuestas para generar ingresos y que siga vigente la actividad: tales como La Plaza Online -que destina los fondos de donantes a la Cruz Roja-, PlateaLive, entre otros.

Carlos Rottemberg, empresario y productor teatral | Imagen de archivo

Para cerrar, Rottemberg realiza una propuesta "que busca brindar alguna certidumbre a los trabajadores y empresas de la actividad teatral y musical en vivo". La misma consta de los siguientes puntos:

  • Abrir espacios "de abajo hacia arriba" en cantidad de personas y/o capacidad nominal, creciendo por períodos quincenales a partir de agosto/septiembre, siempre bajo protocolo sanitario.
  • Reconocer, al margen de la autorización para retomar la actividad, que el mismo público tomará su propia dinámica en retornar paulatinamente a las salas. Eso será producto de una lógica primera inercia post cuarentena, más una economía hogareña más dañada que antes del inicio de la pandemia.
  • Por consiguiente la apertura en la última parte del año que propongo, aunque deficitaria desde lo económico, sería una manera de prepararnos para encarar la temporada 2021 con alguna mejor posibilidad. Serviría a los efectos de "adelantar el miedo" en el público, además de retomar los contratos de trabajo hoy inexistentes.
  • En caso de trasladar la apertura de los espectáculos recién al verano se llevaría puesta gran parte de la temporada 2021, anulando además el movimiento del espectáculo fuerte en los centros veraniegos, especialmente de Mar del Plata y Carlos Paz.
  • Recordemos que los espectáculos necesitan, a diferencia de un local comercial que puede abrir sus puertas de un día para otro, unos dos meses de preparación previa para ensayos y lanzamiento.
  • Siempre bajo un protocolo específico para espectáculos públicos acorde a la concurrencia, tener certezas durante el mes de junio también empezaría a tranquilizar a la comunidad artística, hoy sin perspectivas y mayoritariamente angustiada.

"Si logramos mancomunar esfuerzos entre artistas y trabajadores del medio, más empresas y autoridades, podríamos soñar en terminar el año mejor que como lo comenzamos", cierra, en vistas a un futuro y que el arte continúe siendo aquello que nos acompaña cuando todo parece perdido. 

En esta nota:

Comenta esta nota