¿Los showrooms son los
Estilo

¿Los showrooms son los "Ubers" de la moda?

¿Es legal tener un showroom? ¿Es el motivo por el que muchos locales a la calle cierran? ¿Son una competencia desleal en el mercado? Filo.News analiza este fenómeno junto a los comerciantes. 

Por: Stefanía Dommarco

No se sabe cuántos showrooms hay en Argentina, ni dónde están ubicados. No se sabe de dónde proviene la mercadería que venden ni cuánto es su ingreso mensual. Solo se sabe que existen y que cada vez son más. Se sabe que hay algunos que les va tan bien que hasta tienen empleados contratados... pero tampoco se sabe si están en blanco. 

Si vivís en un departamento deberías saber que en algún piso de tu edificio puede estar funcionando alguno y quizás nunca lo hayas notado. Objetos de decoración, muebles, ropa, productos importados de China o Miami, cualquier cosa que se te ocurra pueden estar vendiendo allí.

"Hoy cualquiera que empieza a vender lo va a hacer desde su casa" destacó Augusto Mustafá

Los dueños de los locales comerciales saben que un showroom es parte de su competencia, pero no saben cuánta venta les quita. "Yo no voy a salir a criticar a los showrooms porque yo nací ahí. Si yo no hubiese tenido uno hoy no estaría vendiendo en un local a la calle. Es la fuente que uno tiene, es el primer paso para empezar a escalar", declaró en diálogo con Filo.News Augusto Mustafá creador de "Elepants" quien comenzó vendiendo pantalones en la casa de sus papás y hoy tiene 4 locales solo en Buenos Aires. 

Local de Elepants

"Lo que yo veo es que hay obviamente una mayor existencia de showrooms que de locales, principalmente porque es un momento de crisis donde alquilar un local es muy costoso".

¿Se trata de una competencia desleal?

Un local a la calle -al igual que un showroom- debería tener todos sus empleados en blanco, declarar el 100% de su mercadería y facturar todas sus ventas. Sin embargo cualquiera de las dos partes se las ingenia para evadir. Por supuesto que los negocios están más expuestos. "Todos venden una parte en negro porque es la única forma de subsistir en este país", confesó Augusto.

"Hoy los showroom usan 'Mercadopago' como opción para que los clientes paguen con tarjeta de crédito, pero 'Mercadopago' factura unicamente cuando esa plata sale de la cuenta bancaria. Si se deja ahí online es guita negra que se puede transferir a otro 'Mercadopago' cuando querés comprar otra cosa por ejemplo".

"El Showroom no deja de ser una atractivo para la gente que está arrancando porque no tenés que invertir tanto. El local hay que llenarlo de mercadería por ejemplo mientras que en un Showroom pongo las 100 prendas que quiero vender, separadas, mucha decoración, una plantita, la musiquita y ya está. Si esa misma producción la pongo en un local no lleno ni un perchero", destacó el dueño de Elepants.

Modelo de showroom

Ventajas local a la calle

  • "Es muy raro que no vendas ni un peso un día. Sí nos pasó en el Dot shopping, pero porque es un lugar que se sabe no funciona, pero te da posicionamiento y además es un requisito de IRSA para poder estar en Alto Palermo y Abasto. Además cuando hacés el promedio de cuánto factura los tres locales juntos, decís 'bueno, sigamos'", explicó Augusto. "En cambio en un showroom hay días que no va nadie o que la vendedora se aburre esperando a que suene el timbre".
  • "Vas a tener un crecimiento mucho más rápido por estar en la calle, la gente pasa y te ve. Los showrooms en cambio tienen que hacer una campaña muy fuerte en las redes sociales para darse a conocer o esperar al boca en boca".
  • "Cuando abrís un local nuevo generas un impacto positivo. 'Che mirá, les está yendo bien, están en todos lados'. Eso sí, cuando se cierra se genera un impacto negativo. 'Che antes estaban acá y no están más, qué pasó'. Por eso los dueños cuando abren uno acá cierran otro allá o tratan de sacar lo más rápido posible el logo de la marca para que nadie se dé cuenta qué había ahí".

Centros comerciales en crisis 

Persianas bajas y locales en alquiler

Para el 50% de las Pymes el 2018 fue el peor año. Eso a mí no me lo contó nadie, lo vi con mis propios ojos. Casi llegado fin de año caminé una cuadra por “Once” –por elegir una zona comercial en Buenos Aires- y contabilicé diez persianas cerradas, sí, diez, y sí, en una cuadra. Diez locales en alquiler, diez pymes que dejaron de ser motor de empleo en Argentina.

"Se sabe que hay menos locales en la calle y más showrooms porque se ven los locales en alquiler, que eso antes no pasaba. Pero bueno es difícil mantenerlo cuando no hay consumo", explicó Augusto Mustafá. "Ahora me preguntás cuántos showrooms había y cuantos hay hoy, no tengo idea".

Filo.News habló con los comerciantes de "Once". María aseguró: "Te encontrás con que al otro día no levantan la persiana y decís 'qué pasó, qué nos está pasando' aumentan mucho los alquileres, la gente ya no llega para pagar lo que realmente piden".

"Hoy si contás en la cuadra hay 10 locales cerrados y otros que solo se usan para depósito, porque no anda bien la mano, no anda bien la venta", concluyó.

Esto sucede en las principales zonas comerciales de la ciudad, de hecho se detectaron 255 propiedades inactivas en el último bimestre del año pasado, lo que implica una suba de 57% frente a un año atrás y de un 12% con respecto a septiembre-octubre de 2018, el período previo. En La Plata, por ejemplo, hay un 40% más de comercios vacantes según un informe de la Cámara Argentina de Comercio.

Sin embargo el consumidor fiel a una marca se las ingenia para buscar precio y seguirle comprando. El que no aprovecha los descuentos de hasta 50% off en temporadas discontinuas o las promociones 2X1 o las cuotas con tarjeta va a las outlets que tiene también prendas de segunda selección.   

"Muchos no llegaron a aguantar diciembre, que es el tiempo de facturación al tope, vamos a ver en enero y febrero qué pasa. Es un momento para estar tranquilos, sobrevivir y listo. No hacer cagadas", cerró el dueño de Elepants.

En esta nota:

Comenta esta nota