No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad Economía

¿Por qué bajó el dolar blue y qué podemos esperar?

Torniquete cambiario, pocas operaciones y desarme de posiciones. 

¿Por qué bajó el dolar blue y qué podemos esperar?

¿Por qué bajó el dolar blue y qué podemos esperar?

Por: Candelaria Botto

Luego de las elecciones, y teniendo en cuenta las fuertes presiones que atravesó el mercado cambiario en la semana anterior, se ajustó aún más el cepo del mercado de divisas. Se bajó el límite de 10 mil dólares a 200 por mes por persona con cuenta bancaria (a 100 dólares para quienes no posen una) y se esperaba que el dólar blue aumentará la brecha con el oficial. No paso y de hecho viene bajando desde el 28 de octubre. 

Ahora bien, el dólar blue o paralelo o el nombre que le queramos poner se regula por oferta y demanda. Por lo tanto, en términos generales, cuanto más difícil sea conseguir dólares en el mercado oficial (siempre más barato) se espera una mayor demanda en el mercado no oficial. Más gente buscando comprar dólar blue hace que suba su precio. 

¿Por qué baja el dólar blue?

Pero entonces, si se bajó el límite de compra de divisas ¿Por qué es que viene bajando el dólar paralelo? Para explicar esto hay que tener en cuenta una cuestion fundamental: la fuerte dolarización previa a las elecciones. 

Las turbulencias que se vivieron en la semana previa a las elecciones, sobre todo desde el martes pero que tuvieron el punto más álgido el viernes, tuvieron que ver con la fuerte dolarización que hubo tanto de individuos como de empresas. Dicho fácil, nadie se quedó con peso ante la incertidumbre de que podía haber un lunes post elecciones como fue el de las PASO (cuando el dólar aumentó más de 10 pesos en un día). 

En este sentido, y con un noviembre que recién empieza, algunos agentes tuvieron que desarmar sus posiciones. Es decir, tuvieron que pasar dólares a pesos para pagar obligaciones propios de un principio de mes. Esto fortalece la oferta, que a su vez es más posible que se vaya al mercado no oficial porque paga más que el oficial.

Esto viene alentado, a su vez, por la estabilidad que hay en el tipo de cambio que desde las elecciones ubican al dólar minorista en los $63,33 (bajando incluso de los $65 que alcanzó el viernes previo a las elecciones). El ajuste en el torniquete cambiario funciona.

¿Qué esperar? 

Ahora bien, que la brecha entre dólar oficial y el paralelo se encuentre en menos del 2% (poco menos de $1,5) no quiere decir que se mantenga así por siempre. Los desarmes de posiciones tienen más que ver con pagar obligaciones en pesos que con una pesificación de la economía, y esto en el corto plazo no va a cambiar.

De esta forma, resta ver la evolución que se tendrá más avanzado el mes y que tantan disponibilidad de pesos hay para dolarizar en un contexto de fuerte inflación, es decir, que tan "secos" están los individuos. 

Un dato relevante es el volumen de operaciones, cuantos dólares se compran y venden en una jornada, que viene siendo bajo desde las elecciones. Esto demuestra que lo que reina es la precaución y la cautela, lo que tiene sentido teniendo en cuenta la transición que se esta viviendo hasta que asuma la nueva gestión el 10 de diciembre.

En este sentido, comunicaciones sobre el futuro equipo económico o definiciones sobre la renegociación con el FMI y acreedores también cobran relevancia ante un mercado expectante. 

En esta nota:

Comentarios