Autonexo

Enfermedades al volante y sus consecuencias

Conducir bajo ciertas afecciones disminuye nuestra capacidad de estar atentos y puede colaborar con la producción de un accidente.

 

Las enfermedades al conducir(NeoMotor)

Las enfermedades al conducir | NeoMotor

Las enfermedades y la conducción jamás se han llevado bien. Manejar un auto bajo estas condiciones realmente pone en peligro la vida propia y la de los demás.

Varias patologías son las que nos pueden afectar a la hora de ponernos detrás del volante y generar una situación compleja.

Por ejemplo, la anemia puede producir taquicardia, mareos y fatiga, un combo peligroso más allá que las puede haber de diferentes niveles y habrá que consultar a un profesional para saber si se puede conducir.

La diabetes también influye, sobre todo la especificada con el tipo 1 son los que tendrían una mayor posibilidad de un incidente. Según Luchemos por la Vida, una persona debería tener el nivel de glucemia en más 90-100 mg/dl.

La hipoglucemia inside en la velocidad de reacción. A su vez, se recomienda portar alimentos que contengan azúcar.

Una serie de patologías más complejas son las que afectan al sistema nervioso. Alzheimer, Parkinson o esquizofrenia producen alucionaciones, temblores y rigidez muscular. La conducción en estas situaciones no puede realizarse.

La depresión es una afección más común de lo que se cree. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor de 300 millones de personas la padecen.

A la hora de conducir se deberá tener una serie de recaudos ya que la depresión puede generar trastornos de sueño, desgano y tristeza, entre otros. Las drogas y el alcohol pueden intensificar el malestar y una serie de medicamentos cuando se inicia el tratamiento pueden ser perjudiciales.

Las alergías también influyen en la conducción de un auto. Diferentes tipos pueden provocar una serie de estornudos continuos que no permitirarán controlar el vehículo de manera segura.

En esta nota:

Comentarios