No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

Guía para unas fiestas seguras durante el Covid-19

En esta nota, algunos consejos para ir planificando las fiestas de fin de año manteniéndonos seguros a nosotros mismos y a los demás.

Guía para unas fiestas seguras durante el Covid-19

Guía para unas fiestas seguras durante el Covid-19

Dado que varios estudios recientes confirmaron que socializar en interiores conlleva un riesgo significativamente mayor de transmisión viral que las actividades al aire libre, las tradicionales reuniones con familiares y amigos durante las fiestas y las vacaciones tienen el potencial de amplificar la propagación del virus.

Se vuelve imprescindible entonces, en este contexto particular, mantenernos seguros a nosotros mismos y a los demás, con planes pequeños y flexibles, recordando que la salud de los que amamos es lo más importante.

Por eso, en esta nota, algunos consejos para organizar las fiestas de fin de año para que todos podamos estar seguros durante la pandemia de coronavirus todavía en curso, de la mano de Melissa Hawkins, epidemióloga, directora del Public Health Scholars Program en el Departamento de Estudios de la Salud de la American University (Washington, D.C.) y miembro del American College of Epidemiology.

Antes de reunirse

Primero, es importante que todos los que asistan a cualquier celebración navideña estén en sintonía sobre cómo tomar precauciones antes de juntarse. Lo que recomiendan los epidemiólogos es, sobre todo, estar atentos a nuestras prácticas de salud pública, especialmente porque los ancianos tienen mayores chances de desarrollar una enfermedad grave (el riesgo aumenta rápidamente en las personas mayores de 40 años). 

Una buena idea es acordar limitar el contacto con otras personas tanto como sea posible la semana anterior a las fiestas y ser cautelosos con las pocas personas cercanas que vemos con regularidad.

Dónde y cómo comer y socializar

No importa cuán cuidadosos seamos nosotros y nuestra familia, existe cierto riesgo de que alguien se infecte. Con eso en mente, el objetivo es reducir las condiciones que conducen a la propagación viral. 

Los mayores riesgos son los espacios cerrados con poca ventilación, grupos grandes y contacto cercano, así que lo ideal son las reuniones al aire libre con un grupo pequeño y distanciamiento social.

Además, un mini paquete de cuidados para cada invitado es un extra útil: que todos tengan su propio desinfectante de manos, cubiertos y un barbijo a tono con la festividad.

Por otro lado, si el clima no coopera o no hay posibilidad de sentarnos en un patio, el plan B es estar adentro en un espacio grande con tantas ventanas abiertas como sea posible y con todos los que estén lo más separados posible.

Ya sea que estemos afuera o adentro, todos tendremos que usar barbijos cuando no estemos comiendo, mantener dos metros de distancia y usar desinfectante de manos. También es importante, de acuerdo a los expertos, tener en cuenta el consumo de alcohol, ya que "una pandemia no es el momento para reducir las inhibiciones y el mal juicio".

Extras

Una gran práctica final es, unos días después, llamar a todos y discutir qué funcionó bien y qué no. Si todo va bien, podremos repetir estas cuidados en futuras reuniones. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses, por su parte, recomiendan además: 

  1. Consultar las tasas de infección por COVID-19 en las áreas donde viven los asistentes antes de tomar una decisión.
  2. Limitar el número de asistentes tanto como sea posible para permitir que las personas de diferentes hogares permanezcan al menos a dos metros de distancia en todo momento. Los huéspedes deben evitar el contacto directo, incluidos los apretones de manos y los abrazos, con otras personas que no sean de su hogar.

  3. Incluso al aire libre, en reuniones que incluyan personas de diferentes hogares, todos deben usar siempre una máscara que cubra tanto la boca como la nariz cuando no se coma o se beba.

  4. Evitar cantar o gritar, especialmente en interiores. Mantener los niveles de música bajos para que las personas no tengan que gritar o hablar en voz alta para ser escuchadas.

  5. Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan comúnmente y cualquier artículo compartido entre usos cuando sea posible.

  6. De ser posible, usar tachos de basura con pedal para evitar el contacto; usar guantes cuando se manipule y deseche la basura, y lavarse las manos después de quitarse los guantes.

  7. Todos los asistentes deben tener un plan sobre dónde guardar su mascarilla mientras comen y beben. Lo ideal es una bolsa seca y transpirable (como una bolsa de tela de malla o de papel) para mantenerlo limpia entre usos.

  8. Limitar la entrada y salida de personas de las áreas donde se preparan o manipulan los alimentos, como en la cocina o alrededor de la parrilla, si es posible.

Comentarios