Protón NEUROCIENCIAS

Mejorar la memoria con videojuegos

Investigadores mostraron que jugar al Minecraft permite cumplir mejor con tareas que involucran un tipo particular de memoria. 
 

Mejorar la memoria con videojuegos

Mejorar la memoria con videojuegos

Por: Nicolas Olszevicki

A las muchas tácticas que circulan para mejorar la memoria, algunas más serias que otras, ahora habría que sumarle una nueva: jugar al Minecraft. En efecto, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California demostró que luego de jugar con cierta seriedad a ese jueguito somos más capaces de cumplir con tareas que involucran un tipo particular de memoria asociada con el hipocampo.

Aunque en general hablemos de la memoria como si fuera una sola, hay diferentes tipos de memoria y, por supuesto, son varias las estructuras del cerebro involucradas en los diversos procesos. Así, por ejemplo, no es lo mismo adquirir un recuerdo que almacenarlo, no es lo mismo la memoria de corto plazo que la de largo plazo y tampoco es lo mismo recordar un concepto que una acción, o una cara que un episodio de nuestra biografía.

En cualquier caso, el hipocampo es una de las estructuras cerebrales fundamentales para varios procesos de memoria, en particular para la memoria espacial, aquella que nos permite, por ejemplo, planear una ruta o recordar dónde está ubicado determinado objeto.  A medida que transitamos fugazmente por este mundo, construimos representaciones mentales de cómo están organizadas espacialmente las cosas, representación que nos permite, por ejemplo, levantarnos de la cama en plena noche sin prender la luz y llegar al baño con relativo éxito (siempre y cuando el lugar en el que estemos sea conocido). En todo ese proceso, el hipocampo cumple una función muy activa.

El hipocampo es una de las estructuras cerebrales centrales para la memoria
El hipocampo es una de las estructuras cerebrales centrales para la memoria

Hasta ahora, se sabía perfectamente que la exposición de animales a experiencias en las que fueran estimulados espacial y cognitivamente podía tener un impacto positivo en el trabajo memorístico del hipocampo. Entre otras cosas, se multiplican la génesis de neuronas y las conexiones que existen entre ellas (sinapsis). Y si bien se habían realizado ciertos experimentos con humanos -sometiéndolos a determinados ejercicios específicos, e incluso a videojuegos en tres dimensiones- no se había logrado mostrar que hubiera algún mejoramiento  destacable en la memoria espacial.

Lo que los investigadores hicieron, esta vez, fue tratar de ver si había algún tipo de cambio en la memoria espacial luego de que los sujetos experimentales (o sea, quienes voluntariamente se ofrecían a participar del experimento) participaran de una sesión de Minecraft. Y efectivamente, demostraron no sólo que hay una mejora en varias tareas sino que el grado de esa mejora está relacionado con la cantidad de exploración espacial que se realiza virtualmente y con la complejidad de las estructuras que se construyen durante el juego.  

En definitiva, según los autores, los mundos virtuales que se desarrollan en los videojuegos pueden funcionar como un medio ambiente rico y complejo y ofrecen, por eso, una verdadera oportunidad para experimentar diferentes aspectos con humanos.  

Comentarios