No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Salud

No vacunarse contra el sarampión pone en riesgo el sistema inmune

Dos nuevos estudios mostraron que no vacunarse contra el sarampión compromete la capacidad del sistema inmune para combatir otras infecciones.

No vacunarse contra el sarampión pone en riesgo el sistema inmune

No vacunarse contra el sarampión pone en riesgo el sistema inmune

Por: Florencia Luna

El sarampión es un virus particularmente dañino que no tiene tratamiento específico pero que puede prevenirse por vacuna. Al ser muy transmisible es clave que todas las personas tengamos las vacunas al día de acuerdo a la edad dado que en el contexto de eliminación de la enfermedad —como es el caso de nuestro país— un caso es un brote.

Además de las complicaciones que puede generar (llegando incluso a ser mortal), dos nuevos estudios mostraron que el sarampión puede comprometer la capacidad del sistema inmune para combatir otras infecciones durante meses o incluso años al causar "amnesia inmune".

"Es fundamental tomar dimensión del potencial peligro de la situación, contar con información oportuna y accesible y reaccionar en forma inmediata, coordinada y sólida", sostienen desde Fundación Huésped.

En artículos publicados en Science Magazine y Science Immunology, investigadores de varias universidades (Harvard, Helsinki, Amsterdam y otras) descubrieron que después de una infección viral por sarampión las personas no vacunadas no crearon tantos anticuerpos para combatir otras infecciones o una infección secundaria de sarampión.

Para este estudio tomaron muestras de sangre de niños no vacunados de 4 a 17 años sin antecedentes de sarampión y analizaron los anticuerpos antes y después de una infección natural con un virus del sarampión, así como a los niños antes y después de una vacuna contra el sarampión.

Los resultados mostraron que el sistema inmunitario de los niños sufrió después de la enfermedad la pérdida  del 11 al 73% de sus anticuerpos, incluidos los virus que causan resfriados comunes y un tipo de enfermedad respiratoria grave en niños pequeños.

Por otro lado, encontraron que las infecciones por sarampión interfieren con la capacidad del cuerpo para reponer linfocitos B, un tipo de célula inmunitaria que puede "recordar" infecciones previas y desarrollar una respuesta mejorada a la reinfección.

Por último, observaron además que redujo la diversidad de células B vírgenes inespecíficas en la médula ósea, un tipo de células que combate infecciones desconocidas.

Esta enfermedad afecta sobre todo a los niños y niñas. La vacunación es la única manera efectiva de prevenirla.

En conclusión: el sarampión no solo elimina la memoria inmune, sino que también hace que sea más difícil para el sistema inmunitario combatir nuevas enfermedades.

La única forma de evitar esto es prevenir mediante la vacunación.

 


 

Comentarios