Protón biologia

¿Servirá para las palomas? Cómo evitar que una gaviota te robe la comida

Un estudio publicado recientemente sugiere un método curioso para evitar que un tipo particular de aves se afane lo que estás por comer.

¿Servirá para las palomas? Cómo evitar que una gaviota te robe la comida

¿Servirá para las palomas? Cómo evitar que una gaviota te robe la comida

Por: Nicolas Olszevicki

Un estudio publicado en Biology Letters de la Royal Society muestra que un tipo particular de gaviotas evita robar comida de los humanos cuando son observadas

El trabajo busca maneras de lidiar con el largo enfrentamiento entre Larus argentatus, un tipo de gaviota presente en diversos pueblos costeros de Gran Bretaña, y los seres humanos. Las interacciones entre ambas especies son cada vez más problemáticas: para empezar, los cambios producidos en el medio ambiente por nuestra especie han llevado a que la población de esas gaviotas decreciera un 60 por ciento entre 1969 y 2015.

Como respuesta, probablemente por la dificultad de conseguir alimentos en sus habitats naturales, cada vez son más las que deciden alimentarse en zonas urbanas. Y esto exacerba uno de los motivos fundamentales del conflicto con nosotros: además de cazar y ser carroñeras, estas gaviotas acostumbran robar comida

Hasta ahora no estaba claro si su comportamiento alimenticio era afectado por la dirección de la mirada de los humanos. Lo que hicieron los investigadores fue tratar de ver si, efectivamente, la mirada podía funcionar como disuasoria de sus hábitos cleptómanos, para lo cual midieron cómo se aproximaban diferentes individuos a la comida cuando estaba cerca un experimentador que a veces los miraba fijo y a veces miraba hacia otro lado. 

 
 

A pesar de que se encontraron variaciones inter-individuales en las reacciones, la conclusión es que, por lo general, la mirada humana funciona como método de disuasión: si las miran, no chorean, o chorean menos o, como mínimo, más cautelosamente.

Aunque parezca una pavada, tal vez no lo sea tanto. “Identificar cómo las gaviotas argénteas responden al comportamiento humano probablemente sea clave para el desarrollo de medios efectivos para mitigar el conflicto”, indica el trabajo.

“Un posible método para disminuir el comportamiento problemático de los animales silvestres es explotando las reacciones naturales a lo que perciben como amenaza, como por ejemplo la sensibilidad a la mirada. La sensibilidad a la mirada es la tendencia a mostrar una respuesta de miedo a ser observado, caracterizada por la evitación o una menor aproximación a un objeto o una locación deseada”. Se trata de un mecanismo adaptativo bastante difundido entre los vertebrados. 

Según los investigadores, estos resultados podrían servir como punto de partida para disminuir el conflicto entre humanos y gaviotas: sólo haría falta incorporar pequeños cambios en el comportamiento (como mirar a las gaviotas que se ven ansiosas de robar la comida). 

En esta nota:
  • Biología
  • Comportamiento

Comentarios