Ciencia TRASPLANTE

Un mandril sobrevivió más de seis meses con un corazón de cerdo modificado

Un grupo de investigadores alemanes consiguió realizar el trasplante más exitoso de los últimos 25 años.

Un mandril sobrevivió más de seis meses con un corazón de cerdo modificado

Un mandril sobrevivió más de seis meses con un corazón de cerdo modificado

El trasplante de corazón es la única cura para pacientes con problemas cardíacos terminales, pero la cantidad de donantes disponibles nunca es suficiente para cubrir las necesidades médicas. Es por esa razón que desde hace años se investiga la viabilidad de los órganos de cerdo modificados genéticamente como reemplazo de los humanos.

El trasplante de órganos entre especies (llamado xenotrasplante) es un procedimiento complejo que había tenido relativo éxito hasta el momento. Sin embargo, un reciente estudio del un grupo de investigadores alemanes publicado en Nature asegura que un mandril sobrevivió 195 días con un corazón de cerdo.

“¿Por qué no usar un corazón de cerdo? Es muy similar al nuestro,” dijo uno de los autores del estudio, Bruno Reichart.

Los cerdos fueron modificados para producir la versión humana de dos proteínas, y no generar azúcares que no están presentes en los simios y los humanos y generan el ataque del sistema a los órganos de cerdo. 

El experimento se realizó en varias etapas. Para el primer grupo se utilizaron corazones conservados en frío (como se suele hacer en trasplantes humanos) pero la ausencia de flujo de sangre fue fatal. El segundo trío recibió corazones que habían estado conectados a una máquina que les proporcionaba una mezcla de nutrientes y sangre oxigenada, y sobrevivió por 18, 27 y 40 días respectivamente.

La muerte de los integrantes del segundo grupo se debió a que los corazón eran demasiado grande para los animales. Los cerdos crecen a un ritmo mayor que los mandriles, y con el paso de los días los órganos se volvieron incompatibles con el nuevo cuerpo.

En la tercera etapa se trasplantaron cinco mandriles. Los investigadores bajaron la presión sanguínea de los animales para igualarla con la de los cerdos y les suministraron una droga que se utiliza para limitar el crecimiento del corazón.

Excepto uno de los receptores, que falleció por un coágulo sanguíneo, el resto sobrevivió 90, 182 y 195 días, y solo uno de ellos mostró algún signo de problemas cardíacos. Todos gozaron de buena salud durante ese período dijo Reichart, quien aseguró que el primatólogo involucrado en el estudio no registró comportamientos antinaturales de ningún tipo.

De acuerdo al texto, en 25 años de investigación los científicos sólo habían podido extender la vida de un mandril trasplantado por un máximo de 57 días, por lo que los resultado de este estudio representan un hito. Aún así varios especialista se muestran escépticos al respecto.

El portal Gizmodo se puso en contacto con el profesor de cirugía de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, quien explicó que uno de los anticuerpos utilizados en la investigación, llamado CD40, no está aprobado para su uso en humanos.

Por su parte la eticista médica Carolyn Neuhaus planteó dudas acerca del futuro de estas investigaciones y los riesgos de la cría de animales para servir como fuente de órganos para los humanas

Los resultados de Reichart y su equipo representan un hito en la investigación médica y apuntan a resolver un problema global. En nuestro país, según datos del INCUCAI, hay 126 personas en lista de espera aguardando un donante de corazón, y en los Estados Unidos ese número asciende a casi 4000.
 

En esta nota:
  • Xenotrasplante
  • Trasplante

Comentarios