No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series La heroína que necesitamos

Análisis | Batwoman tiene una actriz perfecta, pero un arranque problemático

El Arrowverse suma una nueva heroína a su universo con toda la oscuridad de la batifamilia, pero también cargada de diversidad y su buena cuota d ecoyuntura. 

Armas de mujer(The CW)

Armas de mujer | The CW

Por: Jessica Blady

The CW y sus series comiqueras están transitando una temporada más que especial. Este es el año de la despedida de su show insignia, “Arrow”, y un crossover que promete dejar su marca en la TV con la adaptación de “Crisis on Infinite Earths”. Greg Berlanti y compañía -los responsables de este universo superheroico compartido- no nos van a dar mucho tiempo libre para añorar el espacio vacío dejado por Oliver Queen, el mismo que Kate Kane (Ruby Rose) va a tratar de llenar con su versión de “Batwoman”.

La heroína de DC ya había tenido (como es costumbre) su presentación oficial durante “Elseworlds”, el cruce serial de la temporada anterior, y gracias a la buena química que estableció con sus compañeros justicieros, se ganó su propia aventura en solitario. De esta manera, un miembro más que destacado de la batifmilia se suma al Arrowverso, trayendo consigo toda la inclusión y diversidad de la creación de Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka, Mark Waid y Keith Giffen, y la versión más moderna del personaje.

Cuando conocimos a Kate ya estaba instaurada como la nueva defensora de Gotham, tras la desaparición de Batman, por motivos que todavía no sabemos. El episodio piloto de “Batwoman”, pergeñado por Caroline Dries (“The Vampire Diaries”) y Berlanti, va un poco más atrás, para contarnos el camino de esta heroína accidental y rebelde, que sólo busca la aprobación de papá. Al menos, por ahora.

Kate fue expulsada de la academia militar por no atenerse a las reglas y no guardar en secreto su homosexualidad y su relación con Sophie Moore (Meagan Tandy). Desde entonces, se dedica a recorrer el mundo y entrenar para convertirse en uno de los “Cuervos”, los mejores elementos de seguridad que integran la agencia que comanda su padre Jacob Kane (Dougray Scott), junto a su madrastra Catherine Hamilton (Elizabeth Anweis).

Desde la desaparición del Hombre Murciélago, tres años atrás, la ciudad volvió a caer en el caos y Crows Security se transformó en su nuevo ángel de la guarda. El sueño de Kate es formar parte de sus filas, una oportunidad que nunca llega hasta que la enigmática Alice (Rachel Skarsten) y su Wonderland Gang secuestran a Sophie, ahora convertida en la agente más destacada de la compañía.  

Así, Kate tiene la excusa perfecta para regresar a Ciudad Gótica después de cinco años de yirar por el mundo. Los recuerdos de la muerte de su mamá y su hermana gemela Beth, quince años atrás, todavía la persiguen, así como su recelo contra el Caballero Oscuro, quien no pudo salvarlas. El primer instinto de la chica es pedirle ayuda a su primo Bruce Wayne, del cual, oh casualidad, tampoco se sabe nada.

Kate de civil, antes de tomar el bati manto

Mientras rebusca en las oficinas de Wayne Enterprises, Kate descubre accidentalmente la identidad justiciera de su pariente y muchos de sus artilugios -batitraje incluido- con los que pretende rescatar a su ex novia y salvar a la ciudad del inminente ataque de Alice. La jugada le sale bastante bien, pero la supuesta aparición de “Batman” le devuelve a la población esa esperanza perdida, obligándola a tomar una decisión: la chica no tiene ninguna intención de convertirse en heroína o ponerse en los zapatos de su primo, pero las circunstancias -y algunas incongruencias del pasado- la empujan a tomar el manto y dejar bien en claro que Gotham tiene una nueva protectora.

El principal problema de “Batwoman” no son sus personajes, sino el poco (o el rápido) desarrollo de los mismos. La serie repite demasiado ciertas fórmulas que ya atestiguamos con sus compañeras de cadena, restándole importancia y originalidad a una historia que tiene muchas aristas para recorrer. Apenas tres episodios le alcanzan a Kate para convencerse de calzarse la capa y la capucha para devolverle a su querida ciudad un poco de confianza, representada en la figura del Murciélago. Una cruzada que va a llevar a cabo con la ayuda de Luke Fox (Camrus Johnson) -hijo de Lucius Fox-, guardián de los secretos del Caballero Oscuro, encargado de cuidar (no muy bien) la Torre Wayne ante la ausencia de su verdadero dueño.

Con una pequeña ayudita de mis amigos

Luke es el típico cerebrito poco acostumbrado a la acción, pero acepta trabajar con Kane porque sabe que la ciudad anda necesitando esa imagen heroica. Así, se empieza a conformar el entourage de la nueva heroína, que no disimula mucho su identidad secreta.

Lo mejor de “Batwoman” es la historia familiar que plantea. Por un lado, la relación de Kate con su papá, un duro no tan duro que quiere proteger a su hija a toda costa. También los lazos fraternales: los que mantiene con su hermanastra Mary (Nicole Kang), una jovencita superficial a simple vista, pero con muy buenas intenciones cuando se trata de los habitantes con más desventajas; y los que no pudo reparar con Beth quien, tal vez, no esté tan muerta como todos creen.

Esta última subtrama es la más agarrada de los pelos que plantea esta primera temporada, debido a la rápida y desprolija revelación, pero también crea una extraña relación entre la heroína y su antagonista, Alice, una que va a definir a ambos personajes en paralelo. Por otro lado, estos primeros tres episodios ya emitidos abren varios interrogantes, no sólo sobre la verdadera identidad de Alice/Beth, sino de otros enemigos en potencia para Batwoman, conspiraciones y chanchullos familiares.

Enemiga mía

Puede que “Batwoman” haya tenido el peor de los arranques en cuanto a las series del Arrowverse, pero es una que tiene mucho potencial por delante, no sólo por las características de su protagonista (un gran ícono comiquero), sino porque rompe varios convencionalismos del género, tan necesarios en un mercado saturado.  

En esta nota:
  • batwoman
  • arrowverse

Comentarios