No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Deportes FÚTBOL FEMENINO

Vanina Correa, la arquera todoterreno que disfruta el presente del fútbol femenino

En una charla con Filo News, la defensora de la Selección Argentina y San Lorenzo habló de la profesionalización de la disciplina, de lo que falta para seguir creciendo y los logros del elenco nacional.

Vanina Correa, la arquera todoterreno que disfruta el presente del fútbol femenino(Foto: FIFA)

Vanina Correa, la arquera todoterreno que disfruta el presente del fútbol femenino | Foto: FIFA

Por: Rocío García

El 2019 será, para siempre, el año en el que el fútbol femenino rompió con los esquemas. Lo será porque a las futbolistas argentinas se les abrió la puerta del profesionalismo. Lo será porque un grupo de atrevidas llevó su ilusión mundialista a Francia y contagió hasta a los que nunca las habían visto. Y lo será, entre otras cosas, porque el seleccionado femenino se colgó su primera medalla plateada de la historia en los Juegos Panamericanos de Lima.

Cada una de esas aventuras tuvo entre sus protagonistas a Vanina Correa, quien se enorgullece de poder aportar su granito de arena para que el fútbol siga creciendo entre las chicas. "Después del Mundial se han armado muchas ligas y he visto muchísimas nenas que comenzaron a jugar al fútbol. Quizás fue eso, faltaba un empujoncito para que se animen y dio resultado", señaló con una sonrisa la arquera de la Selección Argentina, en una charla con Filo News.

En el Mundial de Francia, Vanina Correa fue elegida MVP (jugadora más valiosa) del partido entre Argentina e Inglaterra

El presente de Correa es, sin dudas, mejor que su pasado no tan lejano. Con un contrato profesional en San Lorenzo y siendo embajadora de la marca de indumentaria deportiva Under Armour, disfruta de "cosas importantes que se dan" siendo que "años anteriores ni estábamos visibilizadas".

"Que el fútbol femenino haya empezado a ser televisado le abrió puertas a los clubes y a las chicas para que sean vistas. Antes ni se sabía lo que era un patido de fútbol femenino y por ahí criticaban sin haber visto nada, pero hoy el que critica es porque lo ha visto", remarcó la surgida de Rosario Central, de 36 años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Vuelvo a casa y ahí están... mi mejor trofeo, mi todo! Luna�� y Romeo��

Una publicación compartida por Vani Correa (@vani_correa.18) el

Sin embargo, al tiempo que se consolida y aprovecha de su estadía en el Ciclón (llegó en agosto de este año), que marcha tercero en la tabla y esta tarde cuando enfrente a Platense (18.00) por la sexta fecha puede quedar como escolta del líder Boca, reconoce que todavía faltan varios aspectos por mejorar para que la disciplina crezca.

"La infraestructura, porque hay clubes que tienen que hacer de local en otros estadios. Y la organización de partidos, porque por ahí te los ponen días de semana y se complica para las jugadoras que viven una realidad como yo, que no me alcanza y sigo trabajando además de ser profesional", detalló Correa, quien además entrenar y jugar, reparte su rutina entre el oficio de ser mamá y criar a Romeo y Luna, sus hijos gemelos de 5 años, y su trabajo como cajera en la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez. Una todoterreno.

En Lima 2019, la Selección Femenina de fútbol se colgó la primera medalla panamericana de su historia

Los problemas de la Selección, afuera

Entre todas las buenas de las que pudo gozar el fútbol femenino en el útlimo tiempo, hubo un conflicto que no pasó desapercibido y casi que empezó a marchitar todas las semillas que se habían plantado, justo antes de empezar a florecer. A poco más de un mes del Mundial, el entrenador Carlos Borrello borró de la lista para los Panamericanos a algunas referentes del seleccionado, como Estefanía Banini, Ruth Bravo, Belén Potassa y Florencia Bonsegundo, y ellas salieron al cruce del cuerpo técnico.

Pero Correa elige no meterse en ese barro, guardó sus opiniones y se enfocó en los logros conseguidos. "Lo que pasó con las chicas prefiero dejarlo reservado. Es algo que tiene que hablar el cuerpo técnico con las jugadoras. Las que decidimos quedarnos fue por la camiseta, por seguir un proyecto que estaba armado, por la ambición de ganar una medalla en los Panamericanos y que por suerte se nos dio y nos llevamos la de plata", sentenció.

Comentarios