Estilo Date el gusto

5 debilidades gastronómicas de los argentinos en la playa

En vacaciones, vale todo. Por eso, entrá y tentate con las comidas más consumidas en las costa atlántica
5 debilidades gastronómicas de los argentinos en la playa

5 debilidades gastronómicas de los argentinos en la playa

CHOCLO

Un clásico. El choclo se volvió un plato infaltable en la costa atlántica argentina. Los carritos invaden las playas a la hora del almuerzo y los vendedores los ofrecen con sal o manteca. La única contra es que -a veces- el viento hace que la arena se pegue en los granos y bueno, provoque una textura especial.

SÁNDWICH DE MILANESA

Después de un buen chapuzón en el mar, se abre el estómago. Y más si se acerca la hora del mediodía. Ante esa situación, los que prefieren saciar bien su hambre sin importarle la elección de algo liviano por las altas temperaturas, levantan la mano a favor de un sándwich de milanesa. Panza llena, corazón contento.

RABAS Y PAPAS FRITAS

Cuando el calor aprieta pero el reloj marca la hora del almuerzo, muchos prefieren alguna opción simple y no tan pesada para comer al mediodía. Si de ‘picar’ algo salado se trata, las rabas y papas fritas encabezan el ránking de lo más elegido.

También hay lugar para lo dulce....

CHURROS

¡A los churros! Cuando el estómago empieza a sonar de vuelta varias horas después del almuerzo, los churros se imponen como la mejor compañía del mate. Rellenos o no de dulce de leche, crema pastelera y chocolate, son la estrella de la merienda en todas las playas de la costa argentina.

PIRULINES Y CUBANITOS

En vacaciones, los antojos hay que satisfacerlos. Por eso, es muy difícil resistirse a los pirulines y cubanitos rellenos de dulce de leche, cuando el carro se planta justo enfrente de la sombrilla. Y vos ¿de qué colores elegís los pirulines?

Leé También

Comentarios