Estilo SEXO Y PAREJA

Por qué no es bueno tener sexo después de una pelea

Suele pasar: discuten con tu pareja, se dicen algunas cosas hirientes y después quieren arreglar las cosas... ¿bajo las sábanas? Enterate por qué esta costumbre puede ser perjudicial para la relación
El sexo de reconciliación, ¿sirve? | Foto: Stock Photo

El sexo de reconciliación, ¿sirve? | Foto: Stock Photo

Las peleas son un elemento común a todas las relaciones amorosas y lo que difiere en cada caso es la manera de solucionar los problemas y poder seguir adelante.

Muchas parejas optan por poner fin a los conflictos teniendo relaciones sexuales, por lo que nos preguntamos: ¿es esta tendencia una práctica saludable y constructiva para una relación?

El sexo de reconciliación es una práctica común en las parejas que pelean | Foto: Stock Photo

Al sentir y manifestar enojo durante una discusión con alguien, el cerebro recibe una descarga adrenalínica comparable a la que genera la excitación sexual. En este contexto, algunos especialistas coinciden en que no es conveniente ceder al impulso y acostarse, más allá de que se quieran resolver las cosas.

“Por lo general, el sexo de reconciliación significa malas noticias, porque refuerza la pelea y el drama emocional. Pensalo: si tenés increíble sexo después de una gran pelea, no te darían ganas de pelear de nuevo para obtener tan genial recompensa?”, señala el doctor Seth Meyers en un artículo de la prestigiosa revista especializada Psychology Today.

No es conveniente ceder al impulso y acostarse después de una pelea, según especialistas | Foto: Stock Photo

La verdad detrás del "sexo de reconciliación"

La amenaza de la pérdida activa el sistema del apego, que ayuda a mantener vivas las relaciones. Lo que sucede es que, al sentir la posibilidad de perder al ser amado, la persona se interesa más en tener relaciones sexuales con él, para, de alguna manera, retenerlo y sentir que sigue siendo "suyo".

Meyers describe el motivo que impulsa a las personas a establecer relaciones sexuales luego de una pelea: “En una relación sana, dos personas pueden acercarse después de una discusión y compartir intimidad física porque se sienten conectados".

"Sin embargo, la búsqueda de mayor intimidad y confianza no es lo que motiva el sexo de reconciliación. La verdad es que la mayoría de las veces, esta práctica resulta de haber sentido y expresado emociones negativas extremas durante una acalorada discusión, sin ninguna resolución verdadera después", sostiene el especialista.

"Estos individuos se hartan de sentir el extremo negativo final del espectro, entonces intentan cambiar por completo la situación y sentir la sensación de felicidad que viene con la reconciliación”.

Además, al tener relaciones inmediatamente después de pelearte con tu pareja, podrías estar dejando pasar o "guardando bajo la alfombra" cuestiones importantes que hayan surgido en la discusión y que requieren de un análisis y una reflexión por parte de ambos, antes de continuar con la relación.

 

 

Leé También

Comentarios