Estilo CURIOSIDADES FOODIES

Torta Ópera: la romántica historia de amor al arte en un sabor único

Te invitamos a que te sumerjas en la leyenda del nacimiento de una de las clásicas tortas de la pastelería francesa
Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Por: Rocío García

Muchas veces, ciertas personas, momentos o lugares, son fuentes de inspiración que le dan origen a películas, canciones e incluso postres. Sí, la gastronomía también tiene historias para contar. Y una de las clásicas tortas de la alta pastelería francesa, como la Torta Ópera, basa sus raíces en el arte y el romanticismo. Aunque tampoco se libra de otras leyendas...  

Nos remontamos al año 1955, en la pastelería Dalloyau de París. Cyriaque Gavillon, un famoso pastelero de la ciudad, creó una preparación de almendras combinada con café y chocolate. De pronto, irrumpe en la cocina Andrée Gavillon, esposa del maestro culinario, y queda impactada con el flamante pastel. ¿Qué la sorprendió? La torta le recordó mucho a la construcción de la Ópera Garnier, el mítico teatro donde se originó "El Fantasma de la Ópera", y por el que pasaron grandes artistas.

Foto: Shutterstock

Así nació la Torta Ópera, cuya forma rectangular y los colores de cada una de sus capas reflejan los mármoles y salones de la Ópera Garnier. Hasta la propia cobertura rojiza de chocolate, simula el telón del teatro. Sin embargo, hay quienes tienen la teoría de que la Torta Ópera nació una Exposición Culinaria de París en 1903, cuando Louis Clichylo exhibió el pastel y encandiló a todos los asistentes.

Conocidas las historias, llegó la hora de poner manos a la obra.

TORTA ÓPERA 

¿Qué necesitás?

Para el biscuit Joconde

  • 40 grs. de Manteca
  • 65 grs. de Azúcar Impalpable
  • 80 grs. de Azúcar impalpable
  • 50 grs. de Harina
  • 145 grs. de Harina de almendras
  • 2 Huevos
  • 3 Claras de huevo

Para la crema de manteca de café

  • 4 Yemas de huevo
  • 1 Huevo
  • 250 grs. de Manteca pomada
  • 50 cc. de Agua
  • 125 grs. de Azúcar
  • 1 cucharada de Café instantáneo

Para la Ganache Ópera

  • 125 grs. de Crema de leche
  • 125 grs. de Chocolate cobertura semi amargo
  • 1 cucharada de Whisky o Coñac

Para el baño de chocolate

  • 100 grs. de Chocolate
  • 100 grs. de Crema
  • 20 grs. de Glucosa
  • Colorante rojo, cantidad necesaria

¿Cómo la preparás?

Biscuit Joconde:

  1. Mezclá la harina, los huevos y el azúcar impalpable (65 grs.)
  2. Batí las claras y añadiles el azúcar (80 grs.) en forma de lluvia. Luego mezclalas con la preparación anterior en forma envolvente, incorporale la harina tamizada y -por último- la manteca fundida
  3. Extendé el biscuit en una placa con papel manteca enmantecado y concinalo a 180° durante 10 a 12 minutos

Crema de manteca de café:

  1. Batí los huevos y las yemas con 25 grs. de azúcar (punto letra). Con el resto del azúcar y el agua, prepará un almíbar a 121° (punto bola dura) y agregáselo al batido de huevos en forma de hilo (Aparato bomba)

  2. Agregale de a poco la manteca pomada hasta lograr una textura lisa
  3. Añadile el café instantáneo previamente disuelto en una cucharada de agua templada. Reservá la crema en frio

Ganache Ópera:

  1. Herví la crema y volcala en un bowl sobre el chocolate picado. Dejalo reposar unos minutos.
  2. Mezclá la preparación hasta que se haga homogénea y añadile el Whisky o Coñac. Reservá la crema en frio

Baño de Chocolate:

  1. Herví la crema y la glucosa y luego volcala sobre el chocolate previamente picado. Dejalo reposar unos minutos. Mezclá hasta homogeneizar, agregale un poquito de colorante rojo y reservá en frio

Armado:

  1. Desmoldá el biscuit y espatulá con una fina capa de Ganache. Cubrílo con film y ponelo a enfriar hasta que se solidifique
  2. Repetí el paso 1 untando la crema de manteca de café sobre la capa de Ganache. Volvé a enfriar
  3. Cuadrá los bordes del biscuit y cortálo en tres partes iguales. Encimá una capa arriba de la otra. Envolvé la torta con film y presioná levemente con una placa para emparejarla
  4. Cubrí la torta con el baño de chocolate y dejálo enfriar bien
  5. Cuando ya esté frio, emparejale los bordes a la torta. ¡Consejo! Podés ayudarte con un cuchillo humedecido con agua bien caliente

La decoración tradicional de la Torta Ópera es: con un poco del baño de chocolate que te sobró, escribirle la palabra 'Opera' en la superficie. También hay quienes se animan a jugar un poco más con la creatividad y dibujan notas musicales o diseños relacionados al arte.

Foto: Shutterstock
En esta nota:
  • Torta Ópera
  • curiosidades
  • gastronomía

Comentarios