No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género entrevista

“Expulsadit@s del Edén”: la resistencia feminista de las eternas expulsadas

Filo.News dialogó con Silvana Trotta, la autora del libro, quien reveló por qué es importante hablar de feminismo y los diferentes estereotipos de género a través de la literatura.

Te mostramos un adelanto del libro

Te mostramos un adelanto del libro

Por: Micaela Robles

En la clásica historia católica de Adán y Eva, ella cae en la tentación de probar la manzana prohibida, por lo cual ambos son desterrados del paraíso. Una clara analogía de lo que sigue pasando hoy en día con la mujer: es desterrada, dominada, la eterna expulsada de diferentes espacios reales y simbólicos cuando quiere romper con lo establecido. 

Así lo considera Silvana Trotta, quien condensó la idea en el libro “Expulsadit@s del Edén”, su segundo libro, que llega como continuación del primero "Expulsada del Edén" en 2016. Para la autora, esta nueva apuesta representa "la hijita inclusiva" del original.

Con ilustraciones de Cintia Scatiaferro, Virginia Gastiazoro y Romina Ferrer, presenta una visión "más combativa", formada a través de lazos de "sororidad", aunque con un foco en los "temas del día". Esos que puso en agenda el feminismo, esos de los que antes no se hablaba. 

Es que el tiempo pasa, pero la realidad empeora cada día más: en Argentina muere una mujer cada 28 horas en manos de un varón violento, según el Observatorio de Femicidios del Defensor del Pueblo de la Nación. El 23,9% de las víctimas había denunciado previamente a su atacante. "He retrabajado en cómo nos pensamos a partir de este contexto tan brutal contra las mujeres, trans, travestis y otros colectivos", explica.

¿De qué se trata "Expulsadit@s"?

"Expulsadit@s, es en gran medida un canto a la libertad que se encuentra justo por fuera de los altos límites cerrados del “paraíso” del que nos expulsaron.

Silvana lo escribe como tatuaje en el tobillo de una joven.

Qué nada nos defina.

Qué nada nos sujete.

Qué sea la libertad, nuestra propia sustancia”.

-Prólogo del libro, por Stella Manzano-

El libro explora el deseo, el placer, la educación sexual, el amor compañero, la violencia de género, abusos sexuales, femicidios, pobreza, violencias psicológicas y físicas, legislación patriarcal, prohibición al aborto.

Para eso, expone una serie de cuentos que exploran las vivencias acerca de la comida, la depresión, el desamor, las disidencias sexuales y la maternidad, a través de un "canto de alegría y resistencia" que busca romper con los estereotipos de género.

¿Quiénes son las expulsadit@s?

Silvana Trotta

Silvana es psicóloga social, profesora y orientadora en sexualidad desde la perspectiva de género. En sus ratos libres, confiesa que le gusta escribir. Como bandera personal, adopta que "el arte salva y nos salva".

Cuando tenía cuatro años, recuerda que su mamá le enseñó a leer; solía practicar con los paquetes de las golosinas. Sin embargo, cuando preguntaba algo que "no era respondido" o lo era de "manera evasiva", sentía que el kiosquito le quedaba chico. Ante la inquietud, su mamá le empezó a comprar sus primeros libros, de Robin Hood, y las revistas de Anteojito y Billiken. 

"Me fui expulsada del kiosco, a la biblioteca de la escuela sin escalas", indica. "Parece que heredamos mucho de Eva con la manzana, en eso de trasgredir, de salir de nuestro 'edén – pseudo – zona de confort', para que nos vaya bien y para hacernos visibles. Las calles son y seguirán siendo nuestras y las plazas también".

"Seguimos adelante: expulsadas, destuteladas rumbo a la autonomía, pero acompañadas", revela.

Es que el lugar de la mujer, históricamente, fue lo privado: el hogar, la mujer de su casa, les niñes y la cena siempre lista. Fue constantemente expulsada de los lugares públicos, alejada de los cuestionamientos. Hasta que el feminismo llega a nuestras vidas.

"Las expulsadas somos las que nos hacemos visibles cuando nos violentan, nos desaparecen ó nos matan. Cuando salimos a las calles o a las plazas e incomodamos. O cuando escribimos, hacemos arte, feminismos, interpelamos lo establecido y el resto del mundo parece que se sorprende de nuestra pseudo clandestinidad histórica. Y también nos sancionan y tutelan todo el tiempo. Pero seguimos adelante: expulsadas, destuteladas rumbo a la autonomía, pero acompañadas", confiesa. 

La revolución de las nuevas generaciones

Silvana cuenta que su hija forma parte de esa "revolución", aquella a la que se refiere la periodista Luciana Peker. "Creo que esa revolución es producida por algunos oleajes que estaban quietos, que no hacían un ruido que preocupara, y que muchas hijas tomaron con una presencia activa y contagiante, con el fervor adolescente, las contradicciones vivenciales y la energía disponible que tienen esa etapa de la vida", explica. 

La autora resalta que no es lo mismo la lucha de una mujer de la ciudad, frente a una mujer de una provincia o pueblo del interior. "Las vulnerabilidades, las violencias son las mismas, pero atravesadas por los contextos no solo geográficos, sino también por la posibilidad o no de acceder a recursos para que puedan acceder a una vida libre de violencias", explica.

Aún así, señala: "Pensando en las adolescentes que llevan la bandera del feminismo del tercer milenio, o la cuarta ola, bueno, ellas han impulsado con su inquietud a desempolvar esa parte de los libros donde estábamos guardadas. Y lo suyo es contagioso y hay que celebrarlo".

El libro busca interpelar a ellas, a ellos, a toda aquella persona que lo lea: jóvenes, adultos, "apto para todo público". El objetivo, después de todo, es transformar a la literatura en un acto político que busque abrir la creatividad y que invite a cuestionarse todo. "Expulsadit@s también pretende hacer ruido a l@s adultos, las y los docentes, que lo puedan leer con sus pibes. ¡Ey! ¡Estos microrrelatos se leen en una clase de historia o matemáticas, en el viaje en bondi, en la ronda de mates en el pastito con amigues", afirma. 

Mirá un adelanto del libro:

En esta nota:
  • Expulsadit@s del Edén
  • Silvana Trotta

Comentarios