No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género exclusivo

"Una banda de chicas", retrato de un cambio social: "Las mujeres no somos coristas"

¿Qué estereotipos deben atravesar las mujeres arriba y abajo del escenario? Filo.News dialogó con la directora para comprender detalles sobre la película, el cambio social que se instaló en la industria musical y más.

Dos de las bandas que integran la película | Foto: Instagram @chocolateremix

Dos de las bandas que integran la película | Foto: Instagram @chocolateremix

Por: Micaela Robles

Desde el surgimiento de la música, millones de artistas se destacaron a lo largo de los años. Sin embargo, la historia siempre se encargó de remarcar principalmente el logro de los hombres.

Cantantes, guitarristas, bateristas, siempre las mujeres fueron relegadas a un segundo plano, no solo en el ambiente de la industria musical, sino que también en los medios de comunicación y en la sociedad. Pero eso no va más.

Marilina Giménez, música y directora argentina, decidió tomar la cámara y terminar con esta idea. Con ese objetivo nació "Una banda de chicas", el documental que rompe paradigmas y replantear la pregunta: ¿qué estereotipos deben atravesar las mujeres en la música?

El reflejo de una escena musical patriarcal 

En el documental se puede ver claramente que el machismo está atravesado en cada eslabón de la industria musical: "Busqué que los espectadores pudieran identificarse un poco con ciertas problemáticas que atravesamos las mujeres por ser mujeres; si lo hacen, me da la sensación de que van a entender un poco más los reclamos que se están haciendo", comentó en diálogo con Filo.News.

"Si no hay más mujeres en el mundo de la música, tiene que ver con una cuestión cultural. Les enseñan a postergarse, postergar sus pasiones, las cosas que le gustan. Incluso a ni siquiera buscarlas"; esa frase, que expresa la cantante de Chocolate Remix, Romina Bernardo, resume en pocas palabras la esencia del documental.

Como hilo conductor, a lo largo de los minutos la directora exhibe diferentes fragmentos de su historia con Yilet, el trío musical de mujeres que nació en 2007 y que duró hasta 2013: "Yo pensaba que éramos nosotras solas la que hacíamos pop rock, pop electrónico, y a partir de que empezamos a hacer más fechas, nos cruzamos con otras mujeres músicas".

"Me di cuenta de que éramos un montón y me dio ganas de registrarlo, no puede ser que estemos invisivilizadas; había muchas mujeres buenas haciendo de todo y nadie las conoce", reveló la directora.

Cuando descubrió la pasión por la cámara, Marilina estudió la carrera de imagen y sonido, trabajó como sonidista en tv y cine, y este documental constituye su ópera prima. Lo presentó en el 33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde recibió una gran ovación.

"Yo quería retratar un conjunto de mujeres que ofrecieran otros modelos de mujeres, que no fueran los que ya estaban establecidos en la música", confesó.

¿Qué dificultades enfrentan las mujeres en la música?

Foto: Instagram @unabandadechicas

Kumbia queers, Chocolate Remix, Las taradas, Sasha Sathya, Kobra Kei, Ibiza Pareo, Liers, Miss Bolivia, Las Kellies y She Devils son algunas de las bandas que protagonizan el material audiovisual.

"Son algunas bandas que se cruzaba en el camino con Yilet; esas bandas para mí cumplían con cosas que eran importantes para el documental, como romper con el lugar estereotipado de la mujer, el de ser suave tener una voz linda, tocar la guitarra despacio", comenta Marilina.

Justamente, ese es el panorama que tienen que enfrentar las mujeres en el rock, en el pop, en cualquier género. Está colmado de "roles" que tienen que cumplir las mujeres, con respecto a lo que pueden hacer o no en la música.

"No queremos ser coristas, no queremos ser las segundas, queremos estar arriba, lo merecemos", señaló la directora.

"Para mí, salir al escenario era como salir a combatir, y así me lo tomaba. Tenías que ser dura, fuerte", expresa Patricia Pietrafesa, integrante del grupo Kumbia Queers, en una de las escenas del documental.

"En el documental no está, pero una de las cosas que se habló en las entrevistas fue el hecho de que cuando te ponen en la banda de chicos, la banda de mujeres tiene que abrir la fecha, a pesar de que tengan la misma trayectoria. En los festivales siguen priorizando bandas de varones, las dificultades que tienen que atravesar son las mismas que la sociedad", confesó la directora.

La contracara de esta situación: la lucha de las músicas

Foto: Instagram @unabandadechicas

Frente a este contexto, las mujeres no se quedan de brazos cruzados. Buscan cambiar lo establecido, mover lo naturalizado. El documental se encarga de dejarlo en claro.

"El panorama ahora cambió un poco, esta buenísimo, porque ahora hay más mujeres que antes haciendo música. La lucha de la movimientos de mujeres dieron una base para que se animen cada vez más chicas a hacer lo que les gusta", asegura Giménez.

Foto: Twitter

Por ese motivo, cobra gran relevancia el impulso de la Ley de Cupo Femenino en la Música en Vivo. "La ley es muy necesaria, porque sino se le impone así, es muy difícil que suceda", comentó la directora.

El proyecto, impulsado por la campaña "Por + Mujeres Músicas En Vivo" y por la legisladora Anabel Fernández Sagasti, y tiene como objetivo lograr el 30% de presencia femenina en los escenarios.

Somos una banda

Foto: Instagram @unabandadechicas

"Al documental, en el final, aparecen 250 nombres de chicas; busco que al público le guste estas chicas, que salgan del cine y que las escuchen. Hay algo desde el montaje que está buscado para que te parezca bueno: intenté que cada una tuviera su personalidad plasmada en las imágenes y sonido", comenta Marilina.

"Una banda de chicas", se titula el documental. Pero no hace referencia a un grupo en particular: somos un montón, y queremos tener el lugar que corresponde arriba y abajo del escenario.

"El nombre de la peli es eso, que sea más abstracto y no individualidades, que seamos un conjunto de mujeres que somos mucho más grande que lo que pensás", finalizó.

Con el recorrido de las historias y las imágenes de los shows, el documental va más allá de las bandas: muestra que el empoderamiento de las mujeres y el feminismo en la industria musical llegó para quedarse, donde siempre debería haber estado.

En esta nota:
  • Una banda de chicas

Comentarios