Ir al contenido
Logo
Deportes

Luis Enrique asumió la responsabilidad de la eliminación y le deseó buena suerte a Argentina

El entrenador de España lamentó el resultado y bancó a sus jugadores a pesar de la eliminación sorpresiva ante Marruecos.

Luis Enrique asumió la responsabilidad de la eliminación y le deseó buena suerte a Argentina
(Reuters)

El DT de España, Luis Enrique, asumió hoy la responsabilidad de la eliminación en los octavos de final del Mundial de Qatar, tras la caída en penales contra Marruecos, no apuntó contra el árbitro argentino Fernando Rapallini y deseó buena suerte al seleccionado argentino.

En conferencia de prensa tras la eliminación, el entrenador reconoció: "Si hay un responsable de algo soy yo. Estoy más que satisfecho con mi equipo y sólo puedo felicitar a los jugadores por su actitud y comportamiento. Voy con ellos a muerte".

Además, aseguró que él fue el encargado de elegir a Pablo Sarabia, Carlos Soler y Sergio Busquets para la definición desde los 12 pasos: "Yo he escogido a los lanzadores y volvería a hacerlo. Seleccioné a los tres primeros y a partir del cuarto decidirían los jugadores. Miren el ojo que tengo...", ironizó con el objetivo de desdramatizar el partido.

"Ellos han estado mejor que nosotros en los penales y no tengo ninguna queja. Les deseo lo mejor", destacó y lamentó: "Nosotros hemos dominado el partido, el centro del campo, generamos situaciones de progresión frente a un rival encerrado al máximo pero nos ha faltado el gol. No hemos sido muy efectivos".

Debido a una fuerte marca de Marruecos durante todo el partido, que concluyó con una sola tarjeta amarilla por parte de Rapallini, expresó: "Creo que ha estado bien, me he disculpado con él por algún gesto en el partido, pero nada más. No soy de responsabilizar a los árbitros, ellos hacen su partido, aciertan y se equivocan como todos, pero en este caso no siento que haya influido en nada. Ha sido un partido de pocas faltas, muy destacable en ese aspecto".

En este sentido, continuó: "Aprovecho para decir, ahora que estamos afuera, a ver si Argentina llega dónde se merece. Tiene la afición más pasional que se conozca en el mundo", y confesó que siente "una sensación triste y de decepción por no haber devuelto con resultado todo el apoyo recibido".

"No tengo ningún reproche para este grupo de jugadores, volvería a elegir a cada uno de ellos, estoy conforme con el perfil de futbolistas con los que competimos. Sólo me queda algún resquemor a nivel personal porque hay jugadores que hubieran merecido jugar más tiempo", agregó.

Por último, no confirmó su continuidad en el cargo: "No lo puedo decir ahora porque no lo sé. Tengo que pensar tranquilo qué es lo mejor y cuando tome la decisión, seguramente influya todo lo que ha sucedido con el Mundial como es lógico".