Ir al contenido
Logo
Espectáculos

Carlos Perciavalle se descompensó y fue internado de urgencia en Punta del Este

El humorista de 81 años debió suspender su agenda de prensa de cara al próximo espectáculo que tiene previsto presentar en el este tras una descompensación.

Carlos Perciavalle se descompensó y fue internado de urgencia en Punta del Este

El actor y humorista Carlos Perciavalle fue internado de urgencia el lunes en un sanatorio de Punta del Este luego de sufrir una descompensación. Así lo informó el diario uruguayo El País, desde donde detallaron que el rey del café concert se encuentra hospitalizado mientras realiza varios estudios.

El denominado Rey de Café Concert se encuentra estable, en una sala común, y continuará allí a la espera de los resultados de diversos análisis que debieron realizársele, según una información brindada por el diario El País. El artista se encontraba realizando diversas acciones de prensa, como entrevistas escritas y presencias en shows televisivos, que debieron suspenderse.

El actor tiene previsto para el 2 de febrero el estreno de la obra Tardes con China, un unipersonal en el que se revelarán las más importantes anécdotas y vivencias compartidas con su eterna amiga China Zorrilla, con quien estuvo en contacto durante más de 60 años. Sin embargo, resta esperar la evolución de su cuadro de salud y recién allí la producción del espectáculo evaluará o no un eventual aplazamiento del estreno.

En una charla con Karina Mazzoco desde una confitería en Punta del Este hace algunos meses, en vísperas del día en que Zorrilla hubiera cumplido 100 años Perciavalle la recordó con gran cariño: “Yo creo que ni ella tenía bien en claro si yo era padre, hijo, amigo, porque siempre la sentí como alguien menor, aunque La China era 19 años mayor que yo, siempre la protegí y la quise porque era tan ingenua, tan buena, tan talentosa, y había que tener alguien un poco fuerte al lado, y yo soy bastante fuerte”.

Luego explicó que aunque pasaron siete años desde su partida, conserva el acto reflejo de levantar el teléfono cuando llega a su casa para llamarla, como hacían siempre. “La sigo sintiendo al lado mío, para mí es como si ella estuviera en este momento acá, sentada conmigo. Está muy viva. Mientras yo viva estará viva”. Después confesó el último diálogo que mantuvieron, cuando restaban tres días para que recibiera la triste noticia de la partida de su gran amiga.