No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Salud

Día Internacional de Acción por los Trastornos Alimentarios

¿Cuál es la relación de los trastornos alimentarios con los estereotipos de belleza?

Día Internacional de Acción por los Trastornos Alimentarios

Día Internacional de Acción por los Trastornos Alimentarios

Anualmente, cada 2 de junio tiene lugar en todo el mundo el Día Internacional de Acción por los Trastornos Alimentarios, una fecha que propone un esfuerzo colectivo por dar a conocer sobre esta problemática, sus alcances y cómo actuar a tiempo.

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son enfermedades de causa psíquica o emocional que se relacionan con una conducta alterada respecto a los hábitos alimentarios. Pueden incluir comportamientos que van desde comer de manera descontrolada y compulsiva o bien una marcada selectividad de alimentos, hasta la restricción y el rechazo voluntario de la ingesta de comida. Y muchas veces están, asimismo, relacionados con los estereotipos de belleza.

La Lic. Mara Fernández, psicóloga y experta en trastornos alimentarios (@hablar_sana), explica que pueden desencadenar un TCA productos mágicos, cirugías y tratamientos invasivos, que venden una solución "irreal" para alcanzar un "cuerpo perfecto", que al mismo tiempo generan frustración, ansiedad y angustia por no lograr el objetivo. "La presión de la sociedad de consumo estereotipada y la cultura de la dietas genera la 'necesidad' de tener el cuerpo 'ideal' para sentir la pertenencia y aceptación de los otros", sostiene.

Por otro lado, menciona que según un relevamiento del año 2020 realizado por la Sociedad Argentina de Pediatría, durante el periodo de aislamiento por la pandemia covid, 1 de cada 3 mujeres de entre 10 y 24 años manifestó haberse sentido disconforme con su cuerpo o haber desarrollado un desorden alimentario. Y si bien siempre se habla en relación al género femenino, porque las estadísticas son 1 hombre cada 20 mujeres, en los últimos meses se observó un incremento de la estadística de TCA en el género masculino, sobre todo cuadros de vigorexia y ortorexia.

Asimismo, la Lic. Agustina Murcho, nutricionista especialista en trastornos alimentarios (@nutricion.ag), agrega que debido a las redes sociales y la presión puesta por los influencers que promueven la delgadez y los estereotipos de belleza, podemos ver un incremento de los TCA en adolescentes. "Un ejemplo son los filtros de Instagram, éstos afectan sobre todo a las personas con baja autoestima. Necesitan copiar un cuerpo para sentirse mejor. La influencia se da más en los adolescentes y la pubertad".

Pero independiente del género y la edad, el tratamiento interdisciplinario y el acompañamiento del entorno son la base para sanar ese vínculo patológico con la propia imagen y la comida.

"Quien lo padece no solo se siente culpable, sino avergonzado y juzgado, o no puede tomar conciencia de lo que le está sucediendo, motivo por el cual no suele pedir ayuda. Es primordial ofrecer una escucha empática, apoyo y contención", enfatiza la Lic. Fernández.

Murcho, por su parte, añade que las personas que están pasando por algún TCA recurran a profesionales como psicólogos y nutricionistas especializados. "La visita al nutricionista va a depender de qué tipo de trastorno tenga, qué síntomas, cómo es su entorno. Muchas veces se negocia cuando son pacientes restrictivos, se evalúa mucho cómo es su alimentación en general. Es muy amplio y muy específico de cada uno. Ahora, cuando hay conductas peligrosas como vómito, ayunos, ejercicio excesivo, diuréticos, laxantes, dietas muy restrictivas, se trabaja primero en que eso desaparezca porque es lo que pone en riesgo la vida, después se irá armando un plan con todos los nutrientes necesarios, pero, a veces, hay que enfocarse más en que esas conductas vayan corriéndose".

"La sociedad cree que el exceso de peso no es sano y la delgadez sí, cuando una persona puede ser delgada y no estar saludable, y hay personas con sobrepeso (no llegando a la obesidad), que también pueden estar sanas. Hay muchísimos factores que influyen en lo sano o no sano. También hay personas con 'normopeso; que pueden no estar saludables. No hay que tomar al peso como único factor", concluye.

Comentarios