No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Salud

Dormir mal puede estar vinculado con el uso de las redes sociales

Un nuevo estudio comprobó la importancia de controlar la cantidad de tiempo que se pasa en Facebook, Instagram, Twitter y Whatsapp.

Cada vez hay más preocupación sobre el posible impacto del tiempo de pantalla.

Cada vez hay más preocupación sobre el posible impacto del tiempo de pantalla.

Por: Revolución Saludable

Pasar tres horas o más al día usando redes sociales está asociado con malos patrones de sueño, como dormirse después de las 11 en días escolares y levantarse durante la noche, según un nuevo estudio realizado en adolescentes y publicado en la revista BMJ Open.

Los hallazgos aportan evidencia rigurosa y significativa para trabajar en políticas que apoyen el sueño saludable de los adolescentes y el uso medido de redes sociales

Cada vez hay más preocupación sobre el posible impacto del tiempo de pantalla, en especial el uso de redes sociales, sobre la salud mental y bienestar de los jóvenes. Pero hay poca evidencia clara al respecto que sirva de base para elaborar políticas públicas e incorporar en la práctica clínica.

Con el objetivo de cubrir este “bache”, los científicos buscaron establecer el perfil típico de uso de redes sociales y sueño entre adolescentes de Reino Unido.

Al analizar los datos de 11,872 adolescentes, de entre 13 y 15 años, observaron que más de un tercio (33,7%) de los adolescentes dijeron que pasaron menos de una hora por día en las redes sociales y fueron clasificados como bajos usuarios, poco menos de otro tercio dijo que pasaba entre una y tres horas por día usándolas y fueron clasificados como usuarios promedio.

De los restantes, poco menos del 14% fueron altos usuarios (tres a cinco horas por día) y alrededor de uno cada cinco (poco menos del 21%) fueron muy altos usuarios.

Los investigadores comprobaron que el mayor uso de redes sociales estuvo generalmetne asociado con peores patrones de sueño: los muy altos usuarios de redes fueron casi un 70% más propensos a quedarse dormidos después de las 11 de la noche en días escolares y luego de la medianoche los fines de semana, en comparación con los usuarios promedio.

Tanto los altos usuarios de redes como los muy altos fueron también más propensos a decir que se levantaban más tarde (después de las 8 de la mañana) en días de escuela que los usuarios promedio, y los muy altos usuarios eran más proclives a manifestar que tenían problemas para volverse a dormir si se despertaban en el medio de la noche.

En tanto, los bajos usuarios de redes fueron los menos propensos a quedarse dormidos y levantarse tarde, afianzando la idea de que las redes sociales desorganizan el sueño.

Los autores remarcaron que es esta es una particular preocupación en días de semana, ya que irse a dormir tarde predice peores resultados académicos y emocionales.

Las mujeres pasaron más tiempo usando las redes que los varones y reportaron una peor calidad de sueño.

Como se trató de un estudio observacional, no es posible establecer una relación de causa y efecto. Sin embargo, los investigadores apuntaron que aporta evidencia robusta sobre el vínculo entre el uso de redes sociales y los patrones de sueño.

En esta nota:

Comentarios