No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Salud

El 26% del personal de salud se sintió discriminado durante la pandemia

Además, el 44% de los consultados tuvo que aislarse de su familia por haber estado en contacto con personas con coronavirus.

La discriminación a personal de salud│Foto: NA

La discriminación a personal de salud│Foto: NA

De acuerdo a un relevamiento de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), el 26% de los profesionales de la salud dijo haber sido víctima de algún tipo de discriminación durante la pandemia de coronavirus. El mismo estudio reveló que el 44%de los consultados debió mantenerse aislado de algún miembro de su familia por haber estado en contacto con personas con coronavirus.

La encuesta fue realizada a 2000 profesionales y el 82% consideró que su trabajo durante la pandemia le generó algún tipo de impacto emocional y mencionó entre sus temores el de contagiar a un familiar o ser querido, la ansiedad, el insomnio y la tristeza.

El 70% de los encuestados refirió que sus ingresos se vieron disminuidos desde marzo a la fecha. En un 38% de los casos esas reducciones fueron de entre el 25 y el 50% mientras que el 74% respondió que la institución en la que trabaja no dispuso ningún tipo de medida para mitigar la caída de la remuneración. 

Sobre la discriminación, la mayoría dijo que la sintió en la vía pública o en su propio círculo. Jorge Tartaglione, presidente de la entidad, aseguró que "a lo largo de todo el país los profesionales de la salud han mostrado una absoluta entrega. Sin embargo, hoy muchos enfrentan situaciones de discriminación por el trabajo que realizan y debemos convivir a diario con el miedo a contagiar a nuestros seres queridos". 

"Se necesita urgente un plan de mitigación de esta clase de impactos en el personal de la salud en el contexto de la pandemia", remarcó Carlos González Malla, médico clínico, miembro de la FCA. Malla también fue uno de los autores del sondeo y consideró: "El hecho de trabajar en salud implica hoy estar expuestos a consecuencias emocionales, sociales y económicas. Y hay poco apoyo de los lugares donde uno trabaja como para sobrellevar la pandemia". Al respecto, agregó: "Sufrir insomnio y ansiedad pueden afectar la capacidad de juicio y esto, a su vez, acarrea consecuencias serias en el ejercicio de la medicina".

"La vocación es lo que nos motiva a exponernos así, más allá de lo económico y lo que nos puedan recompensar. Desde que empezamos a estudiar sabemos que nos arriesgarnos a infectarnos, angustiarnos o a morir; es parte de nuestro trabajo y así lo vivimos. Pero esta vez el tema del distanciamiento y de estar confinados, hace que tengamos más miedo de poder ser agentes de una enfermedad en nuestras casas", explicó la psicóloga Analía Carril, otra de las autoras del trabajo.

Sobre las posibles consecuencias del actual escenario sobre el ejercicio de la profesión, Carril profundizó: "En la ansiedad también se juega la angustia. Y esa ansiedad nos llena de dificultades a la hora de trabajar: dificulta el descanso, lo cual hace que al día siguiente arranquemos cansados, tenemos menos concentración, menos capacidad para retener, menos memoria".

Comentarios