No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Salud

La importancia del diagnóstico temprano para la enfermedad renal crónica

AstraZeneca anuncia alianza con la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión para trabajar en conjunto en tres áreas de interés: salud renal, formación para médicos y pacientes, e investigación para visibilizar el impacto del COVID-19 en poblaciones más vulnerables.

 

La importancia del diagnóstico temprano para la enfermedad renal crónica

La importancia del diagnóstico temprano para la enfermedad renal crónica

AstraZeneca ha anunciado en Latinoamérica una nueva asociación estratégica con la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión (SLANH) para desarrollar y promover proyectos en favor de la concientización de la importancia del diagnóstico temprano para la enfermedad renal crónica. La alianza permitirá contribuir a las áreas de interés pertinentes, que constan de tres pilares clave: salud renal, educación y acceso a la información tanto de médicos como pacientes, investigación y desarrollo, y análisis del impacto del COVID-19 en pacientes con diálisis y trasplantes durante 2022.

“Estamos orgullosos de firmar esta alianza con la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión que nos permitirá distribuir la red de conocimientos de AstraZeneca y nutrir la conversación alrededor de la enfermedad renal crónica al llegar a la mayor cantidad de nefrólogos y personal de la salud en la región posible”, comentó Sylvia Varela, Vicepresidenta de Área para AstraZeneca Latinoamérica.

En Latinoamérica, la prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) supera los 60 millones de personas y se incrementa en zonas donde viven en extrema pobreza, tienen limitado acceso al sistema de salud y frecuentemente tienen diabetes e hipertensión. La ERC es una causa importante de muertes prematuras y representa costos elevados para los sistemas de salud.

Por tal razón, esta alianza impulsará actividades de educación y otras iniciativas relacionadas a la Nefrología, para reducir inequidades y mejorar los desenlaces de esta enfermedad en colaboración con la comunidad de SLANH. “Confiamos en que esta cooperación generará valor agregado a la región a través de programas educativos, formación a médicos y pacientes y la investigación para visibilizar el impacto del COVID-19 en poblaciones más vulnerables”, señaló Larisa Ramirez, Directora Médica para AstraZeneca Latinoamérica.

Lo anterior se vuelve relevante, considerando que, en las etapas más avanzadas de la enfermedad, según el Registro Latinoamericano de Diálisis y Trasplante, las terapias de sustitución renal como diálisis peritoneal, hemodiálisis y trasplante renal se han incrementado de forma sostenida en los últimos años. Se estima que de las 500 mil personas que reciben alguno de estos tratamientos, más de 150 mil se sumaron en la última década. Situación que se ha complicado gracias a la pandemia de COVID-19, que encontró en Latinoamérica y sus disparidades, un terreno fértil para profundizar las inequidades y hacer más visibles las debilidades en los procesos de diagnóstico y tratamiento en todas las etapas de la enfermedadii.

Gracias a esta alianza AstraZeneca podrá implementar nuevas prácticas y desarrollar en conjunto con la SLANH una serie de proyectos de formación y educación continua de todas las personas involucradas en el tratamiento de la enfermedad renal, que puedan eventualmente impulsarse en toda la región de Latinoamérica y el Caribe.

“Nuestra gestión tiene como objetivo integrar el desarrollo académico y científico a través de todas las herramientas en educación médica continua, investigaciones y publicaciones, con el avance global de la nefrología en las áreas de salud renal, acceso equitativo a las terapias de tratamiento sustitutivo, terapias en pacientes post COVID-19, para alcanzar un desarrollo sostenible en nefrología. Es por ello que nos aliamos a organizaciones que nos ayuden a lograr los objetivos en común”, indicó el Dr. Guillermo Álvarez, Presidente de SLANH.

La SLANH, con sede en Panamá, fue fundada hace 52 años y está integrada por las sociedades de nefrología de más de 20 países de Latinoamérica, las cuales reúnen a la mayoría de los 8,000 nefrólogos de la región y tiene 1,800 miembros activos. Su misión es promover y orientar la formación de nefrólogos latinoamericanos y desarrollar actividades de educación médica continua en actividades relacionadas con nefrología e hipertensión. También sirve como enlace para establecer relación con la Sociedad Internacional de Nefrología y conectar a distintas Asociaciones y grupos relacionados con la Nefrología e Hipertensión en Latinoamérica.

Comentarios