No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Tecnología

Un asistente virtual para prevenir el burnout del personal de salud

La startup argentina Wúru utiliza inteligencia artificial para optimizar el itinerario médico del paciente, liberando tiempo y recursos para evitar la sobrecarga de trabajo y el agotamiento de los profesionales sanitarios.

Un asistente virtual para prevenir el burnout del personal de salud

Un asistente virtual para prevenir el burnout del personal de salud

Los trabajadores esenciales de la salud continúan combatiendo sin descanso al Coronavirus, lo que los expone a sufrir cada vez más el síndrome de burnout o del trabajador quemado. Para prevenir esta situación, la startup argentina Wúru desarrolló un asistente virtual que ayuda a distribuir el trabajo y los recursos de forma inteligente en tiempo real, que ya se utiliza con éxito en clínicas de nuestro país, además de Chile y España.

En el año 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al burnout como trastorno mental en su Clasificación Internacional de Enfermedades. Se trata de un estado de agotamiento emocional, físico y mental grave que sufren los trabajadores expuestos a un alto y persistente estrés.

El contexto laboral de los profesionales sanitarios, en particular, es proclive a presentar estos altos niveles de desgaste y fatiga, tanto física como psíquica. En Argentina, por ejemplo, la Asociación Argentina de Terapia Intensiva (SATI) informa que el 88% del personal de salud de cuidados intensivos tienen signos de agotamiento.

Además, de acuerdo con un estudio del Equipo de Investigación GPS Salud (Conicet, UBA, UAP, UA y UCES) el 90% de los trabajadores de salud del país admitieron sufrir episodios de depresión y ansiedad por el temor a contagiar de coronavirus a alguno de sus familiares y el 45% piensa que está a punto de estallar.

Teniendo en cuenta esta situación (que se agravó con la pandemia) y cómo tal efecto de desgaste tiene que ver, en parte, con la forma en que se toman las decisiones; desde Wúru comenzaron a utilizar la captura y analítica de datos para generar mejores prácticas, que se traduzcan en una reducción del burnout para el personal y una mayor calidad de salud para los pacientes.

Luciano Tourn, cofundador y CEO de Wúru, recuerda sobre sus comienzos: "Wúru está fundado por cuatro personas que venimos del área de la salud trabajando hace diez años cada uno —por lo menos—  en distintos roles. En mi caso, yo administraba una red de hospitales, de clínicas, de laboratorios que están en Rosario. Como parte de mi trabajo liderando a ese grupo, construimos un hospital de cero [el Hospital Privado de Rosario]; es un hospital muy moderno de 130 camas en un lugar de 20 mil metros cuadrados. ¿Qué ocurrió ahí? Nosotros mudamos un hospital mucho más chico a este hospital grande y yo me di cuenta de que lo estábamos administrando y gestionando con los mismos criterios: con poca evidencia, con poca cantidad de decisiones basadas en datos, de una forma bastante intuitiva... Y a partir de ahí surgió la idea de Wúru: ¿Qué tal si probamos en los quirófanos de este hospital tomar decisiones basadas en la analítica de datos?". 

Durante años, no existió una preocupación sobre cómo crear estrategias para lograr un equipo de trabajo productivo y satisfecho en el sector sanitario, sostiene Tourn. He ahí la necesidad de aprovechar los millones de datos que se generan diariamente en el itinerario de cada paciente, para analizar y recomendar acciones basadas en evidencia, permitiendo tomar mejores decisiones.

¿De qué manera? Importando, haciendo una extracción de todos los datos que había en las historias clínicas, en los sistemas de agendamientos quirúrgicos y en los propios equipos médicos. "Importamos toda esa data y entendemos si se están estimando las cirugías de manera correcta, si hay retrasos en las líneas quirúrgicas, si hay días en donde uno puede estimar un determinado número de cancelaciones y entonces saber que tiene que agendar más para mantener el quirófano utilizado...", explica.

"Si hay determinados profesionales que tienen desvío respecto a los tiempos estimados, quiénes son, cómo se pueden ajustar... Toda esa información es analizada por Wúru y en un piloto que corrimos en este hospital en el año 2018 nos dimos cuenta de que se podía optimizar muchísimo el uso del quirófano". Una optimización que se traduce, entre otras cosas, en tener menos horas ociosas, más tiempo productivo, mejor experiencia de los pacientes al haber menos retrasos en los tiempos que se estimaban y menor burnout para el personal médico.

Luciano Muratore,  Matias Sosa, Ignacio Arata y Luciano Tourn.

Sobre la plataforma, esta es capaz de reunir todas las "marcas digitales" que va dejando el paciente en un proceso de atención estándar, abarcando desde que se agenda la consulta médica, pasando por su tratamiento, hasta su ingreso y egreso de internación, en caso de ser necesario.

Ese inmenso flujo de información se integra de la forma más sencilla para los profesionales en un asistente virtual que produce recomendaciones para tomar decisiones de acuerdo a los datos obtenidos, optimizando la capacidad de atención y ayudando a reducir el burnout del personal.

Con esto, agraga su CEO y cofundador, logran tres tipos de impactos. "Uno, mejoramos los márgenes de los prestadores en base al retorno que obtienen por el uso de la infraestructura tecnológica que tienen; es decir, aumentamos la tasa de uso de los quirófanos, la tasa de uso de las camas, la eficiancia con la que se usan los resonadores y los tomógrafos... En definitiva, lo que hace Wúru es eficientizar todo el proceso asegurándonos que no queden tiempos ociosos en los equipos". 

"Las segunda ventaja o impacto es en la satisfacción del equipo de salud: en los médicos, enfermeros y administrativos que trabajan en el hospital. ¿Por qué? Porque ahora cuentan con pautas y recomendaciones que entrega Wúru directamente en los celulares para tomar decisiones", detalla. "Pueden tomar mejores decisiones sin necesidad de perder tiempo buceando en datos, entendiendo gráficos o buscando reportes en las distintas áreas del hospital".

"Y la tercer área de mejora es en la experiencia del paciente, porque el paciente si bien no usa Wúru, obtiene un beneficio al no tener que esperar, no tiene procedimientos cancelados, obtiene los resultados rápidamente, se va de alta cuando tiene que hacerlo y no se queda en el hospital más tiempo... Es decir, mejora toda su experiencia de atención".

Hay miles de decisiones en el proceso de atención sanitaria; al tener la capacidad de estimar cuál va a ser la demanda de una guardia en un determinado momento, se puede reasignar la demanda de recursos; al entender por qué una determinada cirugía está mal estimada, es posible avisar a todos los integrantes para que la línea quirúrgica se corra sin necesidad de estar esperando... Esto es lo que permite Wúru y repercute directamente en la reducción de estrés de los profesionales, minimizando la capacidad ociosa de los activos del hospital y reduciendo los costos de la salud en general.

La información que utiliza la plataforma es anónima y se emplea sin vulnerar la privacidad de los datos. La interacción con los profesionales se realiza a través de mensajería instantánea, logrando una mayor recepción y accesibilidad.

En lugar de mostrar recomendaciones a través de un tablero de indicadores, se ofrecen sencillamente en el teléfono celular, con una pauta de acción muy concreta adecuada al perfil del personal.

De acuerdo a lo informado por la empresa, los profesionales de la salud se adaptan muy bien a la solución, por estar habituados a trabajar con datos empíricos, se trata, entonces, de incorporar este tipo de evidencia pero en otra área de la actividad, en la toma de decisiones.

"Nuestra misión es potenciar los dos superpoderes del hospital del futuro: PRODUCTIVIDAD Y EXPERIENCIA. Nuestro combustible son los DATOS. ¿Está tu hospital listo para despegar?", desafía su página web.

Comentarios