No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Autonexo

Efecto dólar: ventas paralizadas y aumentos de hasta 23% en autos 0km

La primera en anunciar incrementos fue Chevrolet, pero todas preparan subas.

Con la trepada del dólar, la primera reacción del mercado automotor fue paralizar cualquier tipo de operación. El motivo estaba claro: sin un valor estable de la moneda estadounidense, no es posible establecer los precios para los vehículos 0km, aunque sean de producción nacional.

La segunda reacción está empezando a llegar y tiene que ver con incrementos en las listas de precios oficiales.

La primera empresa en modificar sus precios fue Chevrolet, que durante el martes anunció a su red de concesionarios un aumento del 23% para todos sus modelos y versiones. Según explicaron desde la empresa la medida se tomó para que los concesionarios no suspendan las ventas.

Según trascendió, la marca del moño dorado está preparando una promoción en algunas versiones de los modelos Tracker, Cruze y S10 que dejaría por algunos días los precios que se tenían hasta el lunes

En la misma sintonía de aumentos se encuentra Volkswagen. De acuerdo a una fuente de la copañía alemana, se está trabajando en un incremento del 20%. "Hoy no se facturó" precisaron.

Mientras que Nissan y Toyota sostienen que siguen operando con los precios que figuran en pesos de las listas de agosto, prácticamente el resto de las empresas no estuvo facturando vehículos luego del salto del dólar.

Es el caso de Fiat, Volkswagen, Renault, Peugeot, Citroën y DS, que no vendieron unidades a sus redes de concesionarios. Es por eso que resulta inevitable un aumento por parte de todas las empresas en las próximas horas.

El dólar tiene una alta incidencia en los precios de los autos en nuestro país. Primero porque más del 70% de los vehículos nuevos que se comercializan vienen importados, y segundo, porque aunque sean modelos fabricados en el país, el contenido de piezas importadas es altísimo.

Varios importadores, que sí o sí se rigen por el dólar, esperan cierta estabilidad de la moneda estadounidense para poder definir aquellos modelos que estaban al límite de ingresar en rango de "impuesto interno", también conocido como "impuesto al lujo" y que hoy lo pagan los autos que superan un precio de lista de $ 2.100.000. Una vez pasado ese límite se debe abonar un 20% más.

En esta nota:
  • mercado automotor

Comentarios