Ir al contenido
Logo
Ciencia

Cambio climático: Los principales glaciares del mundo desaparecerán para el 2050

Estos glaciares están condenados a desaparecer independientemente de los esfuerzos que se hagan para limitar el aumento de la temperatura, pero aún es posible salvar otros.

Cambio climático: Los principales glaciares del mundo desaparecerán para el 2050

Un nuevo estudio de la UNESCO, en colaboración con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, advierte que 50 sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO que albergan un total de 18.600 glaciares que cubren aproximadamente 66.000 km2 —lo que representa casi el 10% de la superficie glaciarizada total de la Tierra— están retrocediendo a un ritmo acelerado desde el año 2000 debido al aumento de emisiones de dióxido de carbono (CO2), que están calentando las temperaturas. Actualmente pierden 58.000 millones de toneladas de hielo al año y son responsables de casi el 5% del aumento del nivel del mar observado en el mundo.

Entre ellos se encuentran el más alto (junto al Monte Everest), el más largo (en Alaska) y los últimos glaciares que quedan en África, entre otros, lo que da una visión representativa de la situación general de los glaciares en el mundo.

El Kilimanjaro, situada al noreste de Tanzania, es la montaña más alta de África.

De acuerdo al informe, estos glaciares están condenados a desaparecer para el 2050, independientemente de los esfuerzos que se hagan para limitar el aumento de la temperatura. Pero aún es posible salvar los glaciares de los dos tercios restantes de los sitios si el aumento de las temperaturas no supera los 1,5°C en comparación con el período preindustrial. 

"Este informe es una llamada a la acción. Sólo una rápida reducción de nuestros niveles de emisiones de CO2 puede salvar los glaciares y la excepcional biodiversidad que depende de ellos. La COP27 tendrá un papel crucial para ayudar a encontrar soluciones a este problema y la UNESCO está decidida a apoyar a los Estados en la consecución de este objetivo", explicó la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

Además de reducir drásticamente las emisiones de carbono, la UNESCO aboga por la creación de un fondo internacional para la vigilancia y preservación de los glaciares. Dicho fondo apoyaría la investigación exhaustiva, promovería redes de intercambio entre todas las partes interesadas y aplicaría medidas de alerta temprana y de reducción del riesgo de catástrofes.

Glaciares del Tien-Shan occidental (Kazajstán, Kirguistán y Uzbekistán) disminuyeron un 27% desde 2000.

Más allá de que los glaciares son pilares de la biodiversidad, ya que alimentan muchos ecosistemas, la mitad de la humanidad depende directa o indirectamente de ellos como fuente de agua para uso doméstico, agrícola y energético. 

Según el Director General de la UICN, el Dr. Bruno Oberle, el rápido derretimiento de los glaciares implicaría que millones de personas se tengan que enfrentar a la escasez de agua y al aumento del riesgo de catástrofes naturales como las inundaciones, mientras que otros millones pueden verse desplazados por la consiguiente subida del nivel del mar. "Este estudio pone de relieve la urgente necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e invertir en soluciones basadas en la naturaleza, que pueden ayudar a mitigar el cambio climático y permitir que la gente se adapte mejor a sus impactos", sostuvo.