No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

Se abre la puerta para vacunar a los niños, niñas y adolescentes

Luego del DNU que autoriza la compra de vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, algunas consideraciones respecto a la vacunación en niños, niñas y adolescenetes.

Se abre la puerta para vacunar a los niños, niñas y adolescentes

Se abre la puerta para vacunar a los niños, niñas y adolescentes

Este fin de semana, el presidente Alberto Fernández oficializó el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que autoriza la compra de vacunas contra el coronavirus de los laboratorios estadounidenses, dando lugar a la posibilidad de disponer de la vacuna Comirnaty (conocida por el nombre de Pfizer) aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos y de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para su aplicación en niños, niñas y adolescentes a partir de los 12 años

Oscar Trotta, médico pediatra, docente universitario y miembro del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, explica que la evidencia científica en relación a las y los más jóvenes y la infección con coronavirus provee datos muy precisos. Entre ellas, que los niños, niñas y adolescentes —contrario a lo que dijo la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña— también se infectan, son portadores y transmiten el coronavirus.

Aunque la gran mayoría, detalla, transita la infección de forma asintomática. En algunos casos desarrollan las formas clínicas leves o moderadas de la enfermedad pero no evolucionan hacia la forma más grave (es decir, el colapso respiratorio y falla multiorganica que se ve en los adultos), excepto cuando presentan otras enfermedades asociadas y preexistentes.

La evidencia disponible, entonces, sumada a un contexto de continua disputa respecto a la presencialidad de las clases, da un panorama de la necesidad de empezar a vacunar a este grupo poblacional.

Y es de esperar, al igual que en el caso de los adultos, efectos secundarios: "Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informan que la vacuna de Pfizer puede dar en menores de 30 años pericarditis y miocarditis [afecciones en el corazón]. Esas son las dos complicaciones que pueden presentarse, pero en muy pocos casos; los beneficios de la vacunación son ampliamente superiores", agrega Trotta en diálogo con Filo.News. 

Beneficios que incluyen no solo a la prevención del contagio y la diseminación del virus, sino también al de evitar el desarrollo del Síndrome Inflamatorio Multisistémico post Covid-19, una complicación que aparece varias semanas después en algunos niños que tuvieron coronavirus y en la que se inflaman gravemente órganos y tejidos. 

Sin embargo, todavía no hay datos sobre la cantidad de vacunas y tampoco fechas, porque "en todas parte del mundo, la provisión de vacunas de Pfizer está siendo demorada y en menor cantidad que la que se contrata", agrega Trotta.

Mientras tanto, cuando se concrete la compra con Argentina, el escenario será también escalonado, vacunando primero a los niños, niñas y adolescentes con factores de riesgo y comorbilidades; y el médico espera que el Garrahan sirva a tal propósito: "Tiene un vacunatorio de primer nivel, con lo cual va a ser seguramente una de las sedes de vacunación. Sobre todo porque las vacunas de Pfizer necesitan tener -70°C de conservación, y el Garrahan tiene esos 'super freezer' que llegan a tal temperatura y tienen lugar para conservar las vacunas".

Comentarios