Ir al contenido
Logo
Deportes

Se suspendió el partido entre Gimnasia y Boca por incidentes fuera del estadio

El árbitro Hernán Mastrángelo tomó esta decisión por falta de garantías, ya que Los gases lacrimógenos que lanzó la policía en las inmediaciones del recinto ingresaron al campo de juego y afectaron a jugadores, cuerpo técnico e hinchas.

Se suspendió el partido entre Gimnasia y Boca por incidentes fuera del estadio

El partido entre Gimnasia y Esgrima de La Plata y Boca Juniors se suspendió definitivamente a raíz de los graves incidentes registrados entre hinchas del conjunto platense y la policía fuera del estadio.

Los efectivos reprimieron a los aficionados con postas de goma y gases lacrimógenos que invadieron la cancha e hicieron imposible la continuidad del juego a los nueve minutos del primer tiempo, lo que obligó al árbitro Hernán Mastrángelo a dar por concluido el juego "por falta de garantías".

Una probable sobreventa de entradas llevó a que muchos hinchas y socios con sus localidades en la mano pretendieran entrar al estadio Carmelo Zerillo cuando sus instalaciones ya estaban colmadas.


Ante esta situación, las autoridades empezaron a cerrar las puertas de acceso y esto provocó la desesperación de los simpatizantes que querían entrar porque habían pagado sus boletos, por lo que la policía empezó a contenerlos con postas de goma y gases lacrimógenos.

Cuando se produjo la represión policial. los gases lacrimógenos ingresaron en forma de nube luminosa y blanca al campo de juego, atravesando la multitud que inmediatamente empezó a sufrir las consecuencias de la humareda.

Primero fueron los hinchas y luego los integrantes de los bancos de suplentes, quienes comenzaron a cubrirse los rostros. 

Ante este panorama, Mastrángelo determinó entonces que los jugadores y sus cuerpos técnicos se fueran a los vestuarios, algo que hicieron inmediatamente.

Los hinchas en las tribunas, al estar las puertas de salida cerradas, encontraron en el campo de juego la única vía de escape posible y cientos de ellos saltaron al césped desde los alambrados perimetrales.

A falta de la confirmación oficial, el encuentro que le ponía fin a la fecha 23 de la Liga Profesional se jugaría este viernes a puertas cerradas.