Ir al contenido
Logo
Genero

Femicidio en Cañuelas: Un militar mató a su expareja, a su hijastro y se suicidó

El femicidio de la mujer de 57 años, el asesinato de su hijo de 34 y las lesiones de un joven de 20 fueron provocadas por un exmilitar que ingresó a los tiros al domicilio de la víctima y después se quitó la vida. 

Femicidio en Cañuelas: Un militar mató a su expareja, a su hijastro y se suicidó

Un militar retirado asesinó a su ex pareja y a un hijo de ella, hirió de gravedad a su propio hijo y luego se suicidó de un disparo en la cabeza. El hecho ocurrió en una casa ubicada en la localidad bonaerense de Cañuelas, donde la mujer se refugiaba tras haber denunciado al agresor por violencia de género en reiteradas oportunidades. Además, la mujer contaba con una restricción perimetral.

El femicida fue identificado como José Avelino Naon, un suboficial retirado del Ejército Argentino de 60 años que irrumpió en la vivienda en la que su expareja de 67, María Alejandra Giménez Díaz, se refugiaba de él. Sin mediar palabra, la asesinó a balazos con una pistola Glock calibre 9 milímetros.

José Avelino Naon

El episodio ocurrió cerca de las 21.45 del martes en una vivienda ubicada sobre la calle Nazca al 300 de esa localidad del noreste de la provincia de Buenos Aires. Este domicilio era el del hijo mayor de Giménez Díaz, donde había ido a vivir junto a su nuera y nieras luego de que se le impusiera a Naón una restricción perimetral

En el lugar también se encontraban los dos hijos de Giménez Díaz, Edgardo José Álvarez de 34 años, fruto de la mujer con una pareja anterior, y José Oscar Naon Giménez de 21, de su relación con el atacante. Ambos fueron alcanzados por los proyectiles.

También se hallaba la esposa del hijo mayor y las dos hijas de ésta, menores de edad, quienes lograron escapar ilesas. El testimonio ella fue fundamental para reconstruir cómo se desarrollaron los hechos.

Voceros citados por Télam aseguraron que a raíz del ataque, Giménez Díaz y su hijo Edgardo murieron, mientras que el hijo en común de la víctima y el agresor resultó gravemente herido con un tiro en el pecho y fue trasladado al Hospital Cuenca de Cañuelas.

Luego de cometer los crímenes, el militar retirado se suicidó de un disparo en la cabeza, añadieron las fuentes. Al llegar al lugar, la Policía Científica levantó seis vainas servidas de calibre 9 milímetros, detallaron los investigadores consultados.

La investigación quedó a cargo de la fiscal Norma Pippo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Cañuelas, quien ordenó las primeras medidas y caratuló al expediente como "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género y tentativa de homicidio".

Según detallaron las fuentes al respecto, el agresor tenía una causa en el Juzgado de Familia 5 de La Matanza, en el marco de la cual se le había dictado una orden de acercamiento para con su expareja y el hijo en común por el término de 180 días desde el 21 de octubre pasado.