No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Quilmes: el incendio en el refugio en el que murieron 15 gatitos fue intencional

A dos semanas del trágico episodio voluntarias de la ONG confirman que la policía científica halló “una bola de cartón con una mecha”.

Voluntarias de Adopciones Quilmes confirman que el incendio fue intencional

Voluntarias de Adopciones Quilmes confirman que el incendio fue intencional

Por: Stefanía Dommarco

Hace dos semanas un incendio terminó con la vida 15 gatitos que habían sido rescatados por voluntarios y voluntarias de Adopciones Quilmes, un refugio para animales ubicado en Guido 1170, a metros de la subida de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Se trata de una entidad sin fines de lucro que se dedica a rescatar perros y gatos que pasaron duros momentos en la calle. Los llevan al veterinario y mientras los preparan para luego darlos adopción les dan techo, amor y comida.

“Antes se llamaba San Valentín, en el 2008 recibió el nombre de Adopciones Quilmes y el predio fue donado por el municipio en ese momento. Era un lugar que no quería nadie porque estaba ubicado al lado de un juntadero de autos robados y chatarra que con el correr de los años y a base de mucha insistencia fueron retirando”, contó Jimena Colman voluntaria hace 7 años en el refugio.

El fuego que se desató el lunes 16 de agosto por la noche consumió el sector de la gatera. Allí descansaban 30 gatos. Los últimos felinos que habían sido recogidos – o abandonados en la puerta del refugio- se encontraban en sus respectivos caniles en pleno proceso de rehabilitación. “No es que llegan y los dejamos libres porque pueden transmitir alguna enfermedad a los otros animales, porque generalmente no están castrados o porque están en pleno tratamiento”, explicó Jimena a Filo.News. Las chicas se vieron obligadas a aclarar este punto porque recibieron críticas en las redes sociales por haber dejado a los gatos encerrados y sin que nadie los supervise, pero lo cierto es que solo los rescatistas saben los malabares que tienen que hacer a diario para que no se lastimen ni se muerdan entre ellos y para que la gata que está amamantando pueda convivir con el gato que recién salió de una intervención quirúrgica.

Afortunadamente los bomberos pudieron controlar el fuego rápido y “para ese momento ya se habían podido meter algunos vecinos, que son policías, a romper la reja de la gatera para que salgan los gatos” completó la voluntaria y con mucho dolor recordó que 10 escaparon y todavía no pudieron dar con su paradero pese a la movilización en redes sociales y 5 recibieron asistencia veterinaria aquella misma noche.

“Hubo dos veterinarios que se acercaron al refugio aquel día y los 5 gatos que encontramos esa noche pudieron ser revisados al igual que una perrita que era cachorrona y también estaba en la gatera. La perrita está en un hogar de tránsito, sigue en control pero por otros temas que ya tenía de antes. Los 5 gatos ya fueron adoptados, hay uno que todavía no está con su nueva familia porque estamos esperando los resultados de unos exámenes, pero ya casi”, contó feliz Jimena dado que antes de la viralización de la trágica noticia encontrarle un hogar a sus refugiados era mucho más difícil y destacó: “Son gatos que con todo lo que vivieron están desconfiados o se esconden así que necesitaban familias con mucha paciencia y muchísimo amor y las encontramos”.

Colman también detalló que al momento del incendio no se encontraba nadie en el lugar porque desde hacía tiempo estaban tan mal económicamente que no podían pagarle el sueldo a un sereno. Tenían muchas deudas “en veterinarias y distribuidoras que era lo esencial". Esta trágica noticia conmocionó al país y despertó la solidaridad de los ciudadanos y organizaciones que ayudaron a Adopciones Quilmes y le permitieron a la entidad saldar su deudas y arrancar de cero. Ahora las voluntarias y voluntarios proyectan reconstruir la gatera para volver a la calle a levantar gatos y perros desamparados. 

Por último la información que maneja policía científica sobre el episodio es que fue intencional. “Encontraron una bola de cartón con una mecha en el sector de la gatera”, contó Jimena y siguió: “No sabemos con qué fin. No tuvimos amenazas de nadie, de ningún tipo…no algo que nos podíamos llegar a esperar ni mucho menos”, aunque manejan la hipótesis de que se trate de conflicto de intereses por el lugar donde está ubicado el refugio.  

Comentarios